“Llovió en tres horas lo que normalmente en nuestro país, llovía en tres o cuatro días”

By on 1 diciembre, 2009

 

Jorge Meléndez, director de Proteción Civil.

Jorge Meléndez, director de Proteción Civil.

¿Qué pasó el sábado 7 de noviembre, llovió demasiado ese día? 

Los pronósticos hablaban de que íbamos a ser impactados por el ingreso ya a territorio firme de la masa de nubes que estaba en el Océano Pacífico, y que esa masa de nubes se había disminuido, de tal manera que el impacto en el territorio nacional iba a ser copioso, pero no en forma aguda. 

¿Y qué pasó? 

Lo que sucedió es que un fenómeno inesperado totalmente concentró todo el campo de nubes en la zona central del país, y además evacuó toda la humedad en el plazo de tres horas. Es decir que llovió en tres horas lo que normalmente en nuestro país llovía en tres o cuatro días, como producto de una tormenta tropical. 

¿Estas lluvias fueron generadas por el Huracán Ida o por esta Baja Presión que no tiene nombre? 

Este fenómeno es una combinación entre el huracán Ida y la Baja Presión ubicada en el Pacífico. El Huracán Ida al salir su curso hacia el Norte atrajo la Baja Presión del Pacífico, es decir, ese campo de nubes extensas hacia nuestro país. 

¿Entonces no fue un daño directo del Huracán Ida? 

No nos afectó directamente el Huracán Ida sino la Baja Presión. 

¿Llovió demasiado ese día? 

Llovió demasiado en tres horas. Tuvimos el máximo de 355 milímetros de lluvia, es decir que estamos hablando de varios barriles, de 200 barriles de agua por cada metro cuadrado. 

¿Le sorprendió eso? 

Digamos que el fenómeno inmediatamente empezó… Sí porque fue rápido, tres horas, e inmediatamente tomamos las primeras medidas. Empezamos a evacuar comunidades. Sin embargo, fue tan grande el impacto que nadie podría haber enfrentado esa situación. 

¿Y cuál es su evaluación de los desastres que ha causado la lluvia en San Vicente y San Salvador? 

Bueno desgraciadamente no se han tomado a lo largo de la historia de nuestro país las medidas de ordenamiento territorial, o en su defecto medidas de mitigación, de tal manera que tenemos una situación altamente vulnerable. Tenemos zonas de alta pendiente con terrenos de formación volcánica, fácil de provocar deslizamientos ante este tipo de fenómenos. De tal manera, que ahora al reconstruir, tenemos que reconstruir con una visión de protección frente a los riegos. 

¿Qué significa esto? 

Prepararnos o reubicar a las personas, porque así como están ubicadas aunque reconstruyéramos, estaríamos generando nuevamente graves riesgos. 

¿Ese es el caso de Verapaz en donde la correntada bajó por el centro de la ciudad? 

Tenemos varios puntos, entre ellos está Verapaz.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *