Estados Unidos acudió con prontitud en ayuda de damnificados salvadoreños

By on 2 diciembre, 2009
Los estadounidenses handistribuiudo ayuda humanitaria para personas de distintos departamentos afectados. (foto cortesía embajada EUA)

Los estadounidenses handistribuiudo ayuda humanitaria para personas de distintos departamentos afectados. (foto cortesía embajada EUA)

El gobierno de los Estados Unidos es uno de los países que también acudió con prontitud en auxilio de los salvadoreños afectados por la influencia del Huracán Ida y la Baja Presión del Pacífico, que causaron severos daños a personas y a estructuras materiales, generando cuantiosas pérdidas en al menos 5 de los 14 departamentos del país.

Estados Unidos ha proporcionado más de $350,000 dólares en asistencia inmediata al país para aliviar las necesidades de los damnificados a causa del Huracán Ida, a través de su Oficina de Ayuda de Desastres en el Extranjero (OFDA por sus siglas en inglés) de la Agencia de Desarrollo Internacional (USAID) y del Comando Sur (US SOUTHCOM), indica un reporte de la Embajada Americana del 13 de noviembre.

Una donación inicial de $100,000 de USAID/OFDA fue utilizada a partir del 9 de noviembre para comprar suministros de emergencia y primera necesidad. Con esta donación se hizo la compra local de 24 mil litros de agua potable y dos mil colchones para proporcionar ayuda inmediata a los damnificados. 

Además, la ayuda estadounidense permitió la compra de más de cuatro mil galones de combustible para avión para helicópteros y aeronaves de vigilancia de las Fuerzas Armadas salvadoreñas y mil galones de diesel para los camiones del gobierno de El Salvador que están transportando la ayuda.

También compraron 1,100 láminas de metal para techos, 3,000 postes de madera y abrazaderas para construir albergues temporales, clavos, martillos y sierras. Toda esta ayuda fue trasladada directamente a los departamentos afectados y repartida en coordinación con las oficinas de Protección Civil y Gobernación en cada departamento.

El 11 de noviembre llegó una entrega de ayuda con un valor de aproximado de $140,000, desde los almacenes del USAID/OFDA en Miami, destinada a la construcción de albergues temporales y a la asistencia humanitaria.

Esta entrega incluyó más de 200 rollos de material plástico; dos tanques de 5,000 galones de capacidad para almacenar agua potable; 5,400 bidones de 10 litros para agua potable y 5,088 equipos de higiene personal que incluyen jabón,  pastal dental y otros elementos esenciales.  El transporte de esta ayuda costó $60,000.

Esta ayuda fue transportada por camiones de las Fuerzas Armadas de El Salvador a los departamentos afectados.  El material plástico para construir albergues será entregado por separado junto con los materiales de construcción en los próximos días.

Parte del total de la ayuda estadounidense proviene del  Comando Sur a través del Grupo Militar de la Embajada de Estados Unidos que proveerá $50,000 de sus fondos para Proyectos de Ayuda Humanitaria.  Dichos fondos  financian proyectos de asistencia en las comunidades de Verapaz y Guadalupe, en San Vicente; Las Hojas, Paraíso de Osorio y El Pimental, en La Paz, e Ilopango, en San Salvador. 

Estos proyectos consisten en la compra local de materiales de construcción, herramientas, camas, colchones, botellas de agua potable, alimentos no perecederos, mosquiteros, equipos de higiene personal y colchas destinados a los damnificados.

Pilotos norteamericanos al apoyo de sus homólogos salvadoreños

Se encuentran en el país dos helicópteros UH-60 Blackhawk, un helicóptero HH-60 Blackhawk Médico y un CH-478 Chinook de doble hélice para carga, y 45 personas de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-B) del Comando Sur, que llegaron para darle apoyo a los esfuerzos de las Fuerzas Armadas y el Gobierno de El Salvador.

En su primer día de operación, el 12 de noviembre,  los helicópteros de JTF-B transportaron casi 16 mil libras de apoyo a las comunidades de Verapaz, Guadalupe, Joya Grande, y Santa María de Ostuma, entre otros, en los departamentos de La Paz y San Vicente, haciendo la primera entrega de alimentos y agua potable a los lugares más devastados y más aislados.

Estas comunidades tienen aproximadamente unas diez mil personas que están aisladas a causa de los deslaves. Alimentos, agua, productos de higiene personal y leche forma parte de la ayuda entregada.

El personal de la JTF-B trabaja conjuntamente con las Fuerzas Armadas de El Salvador y con Protección Civil para coordinar la ayuda.  El equipo Médico de la JTF-B está haciendo una evaluación para determinar las necesidades médicas de emergencia y para identificar posibles áreas para traer brigadas médicas.

El ministro de Defensa de El Salvador, David Munguía Payés recientemente se mostró muy agradecido por la cooperación de los pilotos estadounidenses, ya que vinieron a prestar sus servicios cuando los pilotos nacionales mostraban cansancio luego de largas horas de vuelo en tareas de rescate y traslado de damnificados a raíz de las inundaciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *