Nominan al CENTA con el nombre de “Enrique Álvarez Córdova”

By on 5 diciembre, 2009
El vicepresidente Salvador Sánchez Cerén y el ministro de Agricultura y Ganadería, Manuel Sevilla, presidieron los actos de nominación.

El vicepresidente Salvador Sánchez Cerén y el ministro de Agricultura y Ganadería, Manuel Sevilla, presidieron los actos de nominación.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), nominó al Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), el 26 de noviembre, con el nombre de “Enrique Álvarez Córdova”, el ex ministro de agricultura y ganadería que fue asesinado el 27 de noviembre de 1980, cuando se desempeñaba como presidente del Frente Democrático Revolucionario (FDR).

La ceremonia de autorización de nuevo nombre para el CENTA fue presidida por el vicepresidente de la república, Salvador Sánchez Cerén; el ministro de Agricultura y Ganadería, Manuel Sevilla; José Francisco Merino, vicepresidente de la Asamblea Legislativa, funcionarios de gobierno y miembros del cuerpo diplomático acreditado.

El vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén, dijo que la decisión del Ministerio de Agricultura y Ganadería, de nominar al CENTA con el nombre del empresario ya fallecido, es un acto de reconocimiento y de justicia para Enrique Álvarez Córdova.

Al mismo tiempo, el vicemandatario, se pronunció a favor de que los trabajadores agropecuarios tengan mejores técnicas para hacer producir la tierra.

Álvarez Córdova fungió como ministro en tres periodos distintos y consciente de la importancia de la investigación y extensión agropecuaria para el desarrollo económico y social del país, aumento el número de agencias de extensión de 17 hasta llegar a 75 oficinas durante el año 1973. 

Fue un hombre visionario que se caracterizó por su genuino interés por mejorar las condiciones de vida de los pequeños y medianos  agricultores, ejecutando  programas de extensión agropecuaria con funciones de tecnificar al agricultor y capacitar a las amas de casas.

En su gestión realizó trabajos para el desarrollo y mejoramiento comunal bajo el lema: “la unión hace la fuerza”, en la que impartieron cursillos de adiestramiento sobre cultivos de cereales, formación de líderes agrícolas entre otras. 

Álvarez Córdova, fusionó las actividades de la Escuela Nacional de Agricultura (ENA) y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA),  bajo una sola administración con la visión de hacer eficiente el uso de los recursos humanos y financieros.  

Finalizó su gestión en 1973, y al año siguiente decide vivir en su hacienda “El Jobo” en Sonsonate, tierras que eran cultivadas con caña de azúcar, que luego las convirtió en un proyecto exitoso de ganadería; acciones que fueron desarrolladas con los trabajadores, quienes participaron en la repartición de responsabilidades y beneficios. En la actualidad  “El Jobo” sigue funcionando. 

No obstante, el haber pertenecido a una las 14 familias más adineradas de El Salvador, su pensamiento fue siempre a favor de los trabajadores, lo que concuerda con algunas de sus frases como: “somos los que más tenemos, los que mayor responsabilidad tenemos de ayudar a los demás”.

El Gobierno de la República de El Salvador, y en particular el MAG/CENTA, tienen como prioridad trabajar por los pequeños y medianos agricultores y agricultoras, mujeres rurales e indígenas, ganaderos, asociaciones  cooperativas y otros beneficiarios del sector agropecuario, tal como lo visualizó Enrique Álvarez Córdova, quien era de la idea de hacer partícipe a los trabajadores sin generar asistencialismo ni dependencia. 

Con la nominación del CENTA como “Enrique Álvarez Córdova”, a partir de este día, la innovación tecnológica será democratizada y focalizada para satisfacer las necesidades del productor y productora agropecuaria, orientado la investigación y la asistencia técnica a promover una mayor productividad, calidad, sabor, aroma y color del grano, mejores rendimientos, conservación de especies, transferencia tecnológica, entre otras. 

CENTA Enrique Álvarez Córdova 3

Por ello, CENTA, que es una institución autónoma y creadora de fundamentos tecnológicos para el desarrollo agrícola, busca mejorar la dieta alimenticia de la población salvadoreña que desde hoy seguirá el legado y ejemplo de vida de Don Enrique Álvarez Córdova.

El 18 de abril de 1980, Enrique Álvarez Córdova, fue elegido presidente del Frente Democrático (FDR), una agrupación que abogó por una salida política negociada al conflicto civil armado, que enfrentó al FMLN con los gobiernos salvadoreños de turno, durante la década de los años 80, hasta el 16 de enero de 1992, cuando se firmaron los Acuerdos de Paz.

El 27 de noviembre de 1980, Álvarez Córdova fue asesinado por escuadrones de la muerte, junto a otros miembros del Consejo Ejecutivo del FDR, en el marco de una grave crisis política y social que vivía el país.

Datos biográficos del líder empresarial

La familia Álvarez se instaló en El Salvador, procedente de Colombia. A partir de 1872 su principal actividad económica fue la creación, cultivo y desarrollo de las fincas cafetaleras, esto convirtió a los miembros de la familia en una de las “14 Familias” que llegaron a formar la cabeza económica y financiera de El Salvador.

En este seno familiar nació en San Salvador el señor Enrique Álvarez Córdova, un 4 de Marzo de 1930, hijo de doña Carmen Córdova de Álvarez y su padre don Enrique Álvarez Drews.

Su vida estudiantil la desarrolló de 1936-1944 en el Externado San José, 1944-1948 Hackley Preparatory School, Tarrytown, New York y finalmente 1948-1950 realizó estudios superiores de Economía y Agricultura en la Universidad de Rutgers, en New Brunswick, New Jersey, Estados Unidos de Norte América.

Se destacó por una sobresaliente vida deportiva que lo llevó a ser seleccionado nacional del equipo de basketball en los años cincuenta, también practicó ciclismo, polo y fútbol.

En 1953, Don Enrique Álvarez Drews adquirió la Hacienda El Jobo, que tiempo después, bajo el liderazgo de Enrique Álvarez Córdoba se convertiría en la hacienda modelo de El Salvador, haciendo una transición del cultivo de azúcar y granos básicos a la introducción de ganado de doble propósito, siembra de pastizales intensivos: más leche al menor costo, importación de un hato puro como: Brahmin, Holstein, entre otros, hasta convertirla en una hacienda altamente productiva.

Más allá de la transformación tecnológica, la transformación de El Jobo fue más allá, Enrique Álvarez no solo pensaba en brindar mejores condiciones de trabajo (guarderías, alimentación adecuada, educación) sino que creía firmemente que la única forma de volver eficiente una administración era darle poder a sus trabajadores, que fueran parte de la administración y que compartieran la riqueza que con trabajo ayudaban a formar.

Entre los cargos que desempeñó Álvarez Córdova están: director del Banco Capitalizador, director de la financiera El Roble, Presidente del Instituto regulador de Abastecimiento (IRA), presidente de la compañía Salvadoreña del Café.

El 5 de mayo de 1969 fue nombrado Ministro de Agricultura y Ganadería, en el gobierno del presidente Fidel Sánchez Hernández.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *