Bloom atiende 11 niños quemados con pólvora durante Fin de Año

By on 1 enero, 2010
Erick Alexis Cornejo, es cuidado en el Bloom,  por su abuela María Amalia Díaz.

Erick Alexis Cornejo, es cuidado en el Bloom, por su abuela María Amalia Díaz.

El Hospital de Niños “Benjamín Bloom” atendió a 24 niños quemados con pólvora durante las celebraciones de navidad y de fin de año, cantidad que representa una baja en relación a los casos registrados en 2008.

Un reporte del mencionado centro asistencial, indica que durante la noche del 31 de diciembre, únicamente llegaron quemados 3 niños quemados por pólvora.

Otros dos menores ingresaron, siempre por quemaduras de productos pirotécnicos, en el transcurso de la madrugada de este 1º de enero de 2010.

Sin embargo, un reporte mucho más amplio de Protección Civil indica que a nivel nacional hubo 37 niños quemados por productos pirotécnicos. Aunque la cantidad total de quemados entre niños y adultos es de 86.

 De los cinco niños atendidos en el Bloom, 4 han sido hospitalizados, dos en Oftalmología (por quemaduras en los ojos), y los dos restantes en Cirugía Plástica (por quemaduras en cara y brazos).

En el período vacacional han sido atendidos 24 niños, incluyendo los de la Navidad. En el año 2008, en el mismo período, hubo 26 niños quemados, lo cual representa una baja de dos casos.

En esta oportunidad, los productos que más han generado lesiones son los volcancitos y silbadores, pese a que la comercialización de estos últimos está prohibida por las autoridades de Protección Civil.

El llamado que hacen los médicos es a la población en general, y en especial a las autoridades encargadas, sería el velar por que se cumpla con dichas disposiciones, ya que la fabricación y comercialización de estos productos “prohibidos” han dejado un saldo trágico en la niñez salvadoreña.

“Abuela a qué horas nos vamos a ir a donde mi mami”

Erick Alexis Cornejo, de 8 años, permanece ingresado en la sala para niños quemados del hospital Bloom. Los productos pirotécnicos que andaba quemando le estallaron en su cuerpo y le quemaron en los encajes.

El hecho se registró el 31 de diciembre a eso de las 2 de la tarde,  en el cantón Amulunco, municipio de Santiago Nonualco, departamento de La Paz.

Erick Alexis no está muy tranquilo dentro del hospital. En ese lugar también se encuentra su abuela, María Amalia Díaz, quien se mantiene en guardia brindando palabras de consuelo.

El niño no comprende del todo su situación, y afirma a su guardiana: “Abuela a qué horas nos vamos a ir a donde mi mami”. La respuesta de la abuela no se hace esperar: “no, si te bajás, te vas a caer”.

Erick Alexis deberá continuar ingresado hasta que los médicos le den luz verde para abandonar el hospital.

Durante el periodo de Navidad autoridades del Bloom reportaron 13 niños quemados, y en el fin de año hubo 11 menorcitos afectados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *