“Crear grupos de limpieza o exterminio social, es estar contra el estado democrático”

By on 13 febrero, 2010

¿Cree usted que existen grupos de exterminio en el país?

Félix Ulloa, presidente el Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador (IEJES).

Félix Ulloa, presidente el Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador (IEJES).

Por los hechos terribles de Suchitoto y Tonacatepeque, por el modus operandi de estos grupos, por los patrones de comportamiento, así como por el equipo y material utilizado, se podría concluir que sí, que es una operación típica de un grupo de exterminio, de un grupo de tarea. Es una señal roja de alarma, que debe ser tomada en serio, porque no sería la primera vez que en El Salvador se dan este tipo de grupos de limpieza social. Ya hemos tenido en el oriente del país, la nefasta experiencia de la Sombra Negra, que estaba vinculada a estructuras de poder a nivel nacional,  y a nivel del departamento de San Miguel. Tuvimos también los grupos armados ilegales, con motivaciones políticas, que fueron desarticulados en el período del 93. Entonces, no hay porque no pensar que estamos frente a este nuevo fenómeno otra vez.

Usted se refiere a un resurgimiento de la Sombra Negra y ha recibido un correo electrónico sobre este tipo de grupos ¿Qué datos tiene?

Sí, de hecho recibimos por vía electrónica una copia de lo que podría ser el primer comunicado de este grupo de exterminio, autodenominado la Sombra Negra, que está implementando un plan antimaras. No sabemos si este documento anónimo es auténtico o es parte de una guerra psicológica que está iniciando, pero en todo caso preocupa, porque cuando este tipo de documentos apócrifos comienzan a circular, es una señal de que en el cuerpo social, hay una disfuncionalidad. Y cuando hablo del cuerpo social, me refiero al tejido social que está estructurado a nivel de los organismos de la sociedad civil, pero también desde el Estado. La Policía Nacional Civil y el Órgano de Inteligencia del Estado (OIE), deberían tener ya suficiente información y un plan de acción para combatir este tipo de fenómenos. No es posible que por medio de internet y los correos electrónicos no se pueda identificar la fuente de dónde ha salido este comunicado. Así que este es un llamado para que tanto la PNC, como el OIE pongan su barba en remojo y orienten la investigación para encontrar a los responsables de este comunicado.

El gobierno ha informado que todavía no tienen suficientes elementos como para afirmar que existen estos grupos de exterminio. ¿Qué opinión tiene de eso?

Es cierto, eso es lo que dice el gobierno y es una lástima que a estas alturas cuando se cuenta con suficiente tecnología, experiencia, recursos para identificar la fuente, el origen de estos tipos de grupos y las acciones que ellos cometen, tengamos una respuesta de ese tipo de parte del gobierno. Yo digo que se le puede dar un compás de espera, pero si el gobierno no es capaz por sí mismo de encontrar los responsables de estas acciones, de estos comunicados, pues que pidan asistencia técnica a organismos especializados internacionales, que han ofrecido por medio de sus representantes diplomáticos, toda la colaboración y el apoyo a las tareas de investigación del gobierno salvadoreño.

¿Qué organismos?

Desde el FBI que siempre ha estado dispuesto a colaborar. La INTERPOL de la cual hay una oficina en el país. Hay muchos agentes internacionales que ya colaboraron en la investigación de estos grupos. Puedo mencionar en el caso de Naciones Unidas, cuando el Secretario en 1993, integró el grupo conjunto, que era un grupo formado por representantes de Naciones unidas y del gobierno salvadoreño, para investigar los grupos de este tipo.

¿Cree que las personas estarían tomando la justicia en sus manos?

Uno, mi temor es que la gente se quiera tomar la justicia en sus manos, en vista de la incapacidad del Estado de resolver el problema, y estén actuando de manera espontánea, y dos, que sean sectores interesados en crear desestablización política y crear problemas al gobierno, los que puedan estar promoviendo este tipo de acciones. Pero existe una tercera hipótesis: puede ser también que desde el Estado, en un acto desesperado, se estén patrocinando estos grupos.

¿Usted ve como sospechoso también al Estado?

Es que no sería la primera vez que el Estado actúa de esa manera. Aquí en El Salvador, el gobierno de Cristiani nombró dos abogados para investigar esos grupos, porque sabía que tenían motivación política. En el caso de España se crearon los GAL que eran unos Grupos Antiterroristas de Liberación, por parte del gobierno de Felipe González, y desde el Estado se promovían  estas acciones. Entonces el temor es que pudiera caer el Estado salvadoreño en un acto de desesperación, y promoverlo. No digo que se está haciendo, pero estamos trabajando con tres hipótesis, cualquiera de las tres posibilidades cabe, lo que hay que hacer es aclararlo.

Antes hasta se llegó a afirmar que La Sombra Negra era un mal necesario. ¿Qué opina de esto?

Esa posición lo que refleja es la desesperación del pueblo, la frustración de la sociedad, la ira y la cólera frente a los crímenes que se cometen, y la incapacidad del Estado para resolverlos. Entonces, se buscan estas acciones alternativas que no siempre dan buenos resultados, porque de combatir a la delincuencia por medios no institucionales, hay una línea muy fina para caer en el delito organizado, ser instrumento del crimen organizado, o como se demostró en el caso de San Miguel y la Sombra Negra, vínculos con el narcotráfico. Cualquier acción que no sea la fuerza pública del Estado, actuando en defensa y protección de la sociedad, no puede ser aceptada en una sociedad democrática. En un estado de derecho ninguna persona está al margen de la ley, ni gobernantes y ni gobernados. Crear grupos de limpieza o exterminio social al margen de la Ley, es estar en contra de la democracia y del estado democrático.

One Comment

  1. marcus aurelius

    29 diciembre, 2011 at 3:20 pm

    Sólo son mentiras estos políticos corruptos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *