Arzobispo de San Salvador a favor de declarar “Día de Monseñor Romero”

By on 28 febrero, 2010
Iglesia Católica a favor de que se declare el 24 de marzo como "Día de Monseñor Óscar Arnulfo Romero"

Iglesia Católica a favor de que se declare el 24 de marzo como "Día de Monseñor Óscar Arnulfo Romero"

El arzobispo, José Luis Escobar Alas, se mostró a favor de que la Asamblea Legislativa apruebe el 24 de marzo como “Día de Monseñor Óscar Arnulfo Romero”, el arzobispo asesinado, que este mes cumple 30 años de su asesinato.

Monseñor Ricardo Urioste, en representación de la Fundación Monseñor Óscar Arnulfo Romero, y de la Iglesia Católica, ha pedido a la Asamblea Legislativa que apruebe el 24 de marzo, como día del sacerdote asesinato.

Escobar Alas, espera que haya una actitud de respeto al proceso de canonización de monseñor Romero, y que no se exalte su figura ni se ataque con fines partidistas, porque se afecta el proceso, ya que la norma canónica no lo permite.

Pero eso no significa, agregó, que no se le brinde honor al ex arzobispo, máxime en esta caso que sería un reconocimiento nacional, porque si la Asamblea toma esa determinación, sería el pueblo, que ellos representan, el que lo aprueba.

“Ojalá fuera por unanimidad lo declaran día de monseñor Romero el 24 de marzo”, añadió.

Personalmente, afirmó el jerarca de la iglesia católica de El Salvador, se siente a gradecido, contento, con Monseñor Ricardo Urioste, el presidente de la fundación Monseñor Romero, quien ha presentado en nombre de la iglesia, esta petición ante el congreso.

Escobar Alas, señaló con satisfacción que ha visto una reacción positiva de los diputados, que deben analizar el tema.

“Por supuesto que Monseñor Romero merece eso y mucho más de parte de la nación”, agregó el Arzobispo.

El ex Arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, fue asesinado por un francotirador, el 24 de marzo de 1980, cuando oficiaba una misa en la capilla del Hospital Divina Providencia, ubicada en la colonia Miramonte, al poniente de San Salvador.

Monseñor Romero, fue un sacerdote católico que mantuvo una predicación en defensa de los derechos humanos, en momentos en que El Salvador vivía una inestabilidad política y social.

El obispo fue asesinado en el ejercicio de su ministerio pastoral.

Monseñor Arturo Rivera y Damas, ex arzobispo de San Salvador, fallecido ya, abrió una causa en 1994, para la canonización de Monseñor, la cual se encuentra en estudio en el Vaticano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *