Homenaje a Guillermo Ungo

By on 2 marzo, 2010

Por Félix Ulloa.

Miembros del MNR colocaron una ofrenda floral en la tumba de Guillermo Manuel Ungo.

Miembros del MNR colocaron una ofrenda floral en la tumba de Guillermo Manuel Ungo.

Junto con algunos compañeros del  partido Movimiento Nacional Revolucionario (MNR), le rendimos tributo a la memoria del Dr. Guillermo Ungo este 28 de febrero, al cumplirse un aniversario más de su fallecimiento.

Ungo, quien fuera Secretario General del MNR y Vicepresidente para América Latina y el Caribe de la Internacional Socialista (IS), jugó un papel importante en las luchas del pueblo salvadoreño, contra la dictadura militar y el régimen oligárquico.

En 1972 junto al Ing. José Napoleón Duarte integraron la fórmula presidencial bajo la bandera de la Unión Nacional Opositora UNO, integrada por los democristianos del PDC, los socialistas del MNR y los comunistas de la UDN.

El triunfo de la UNO no fue reconocido por el Concejo Central de Elecciones (CCE),  lo que dio lugar a masivas protestas populares y un golpe de estado fallido que terminó con el exilio de ambos dirigentes.

Los fraudes electorales de esa década contra la UNO, cometidos por la dictadura militar y su partido político el PCN, dieron legitimidad a las organizaciones guerrilleras que se nutrían del desencanto popular y la burla a las elecciones por parte de los militares y oligarcas.

Como era de esperarse, esta frustración por la falta de respeto a las vías políticas y democráticas para la alternabilidad en el ejercicio del poder, desembocó en la guerra civil que duró toda la década de 1980.

Ungo y el MNR, partido afiliado a la IS, fueron un factor clave para el reconocimiento y apoyo internacional a la lucha armada que ya se libraba de manera generalizada en todo el territorio nacional, llegando a obtener sus líderes estatus diferentes al de terroristas, como pretendían descalificarlos el gobierno salvadoreño y la Administración de los Estado Unidos.

El papel de Ungo en Europa y en el Congreso de los Estados Unidos, fue fundamental para abrir los espacios de negociación y la búsqueda de una solución política al conflicto. Desafortunadamente falleció antes de la firma de los Acuerdos de Paz.

Sin embargo su estatura de estadista se recordó este día, cuando fungió como miembro de la primera Junta Revolucionaria de Gobierno en 1979 y su trato con los más altos líderes mundiales, llevando la causa de la revolución salvadoreña en su calidad de Presidente del Frente Democrático Revolucionario, que constituía con el FMLN, la alianza estratégica FMLN/FDR, que constituyó  durante toda la guerra esa vanguardia política, militar y diplomática que culminó con los Acuerdos de Chapultepec en 1992.

Al acto asistió también una delegación de la Comisión de la Memoria Histórica del FMLN a cargo de Evidaíl Reyes quien representaba a la Diputada Nidia Díaz, ausente del país y en visita oficial en Uruguay, atendiendo la investidura del presidente Pepe Mujica.

Para cerrar el acto se recordó la célebre frase de Guillermo Ungo, que sintetiza el pensamiento y obra de Ungo, y constituye su mayor legado para las nuevas generaciones de jóvenes socialistas salvadoreños: “En El Salvador no se puede ser revolucionario, sin ser demócrata, ni ser demócrata, sin ser revolucionario.”

San Salvador 1 de marzo 2010.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *