¿Y la transparencia?

By on 17 marzo, 2010
Carlos Domínguerz, periodista.

Carlos Domínguerz, periodista.

Transparencia es una palabra que se ha convertido en sinónimo de honestidad y de hacer las cosas con honestidad. La apuesta a lograr tal estado se remonta a  hace varios años, cuando ocurrieron en el país algunas manifestaciones en ese rumbo, pero por diversas razones, se truncaron.

En 1997 los presidentes de los países miembros de la Organización de Estados Americanos, OEA, se reunieron en la isla Margarita, Venezuela, y no avalaron la petición del entonces presidente  Rafael Caldera, de promover la figura de “información veraz”, para que fuera aplicada en el periodismo.

Un año después, en cambio, fue nombrado el Dr. Santiago Cantón, como Relator Especial para la Libertad de Expresión de la OEA. Desde entonces, esa oficina ha desempeñado una intensa actividad en pro de la libertad de expresión, y ha impulsado el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que en pocas palabras establece el derecho a toda persona de buscar, recibir y divulgar información sin  frontera alguna.

Entidades como la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, también han tenido una amplia trayectoria en esa línea. En 1999, el entonces presidente Francisco Flores firmó la Declaración de Chapultepec, creada en marzo de 1994 http://www.declaraciondechapultepec.org/v2/declaracion.asp  en la que se compromete a revisar la legislación antiprensa existente en el país.

El presidente Armando Calderón Sol, ya lo  había hecho también en su período. El sucesor de Flores, Elías Antonio Saca, también firmó el documento, aunque desde siempre dijo que la mejor ley es la que no existe.

Han pasado los años, y no se dio revisión alguna. La expectativa inicial no superó el instante de la fotografía, y sigue pendiente el camino para la aprobación de la ley de acceso a la información pública.

Oficialmente se han pedido dos meses para consultas en el entendido que servirá para afinar detalles. Se han levantado algunas suspicacias de parte de algunos sectores como el Grupo Promotor de Acceso a la Información, que espera el esfuerzo no  haya sido en vano.

Pese a los reparos, es evidente que desde hace mucho tiempo, pese a sus polémicas y a veces señales de parálisis institucional, la Asamblea Legislativa es el  Órgano más sometido al escrutinio, a diferencia de  los restantes, el Ejecutivo y el Judicial.

La frase “Eso pasa aquí y en China” ya no es tan válida: Allá sí hay acceso a la información mediante una ley, y en estos días se han comenzado a ver los frutos http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/100310/internacional/rep_gen_china_gobierno_apertura_1

Eso sí, es casi seguro que Google se marche de ese país por la censura a su portal.

Nota: Carlos Domínguez, es Periodista salvadoreño con experiencia en  medio impreso, radio y televisión. Graduado de Periodismo y estudiante activo de Ciencias Jurídicas.

Ejerce la docencia y ha sido becario en la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA. Además, ha cursado diplomados en seguridad nacional, defensa nacional, política fiscal, migraciones, comunicación para el desarrollo, monitoreo de procesos electorales.

Fue parte del equipo redactor del Código de Ética de la Prensa de El Salvador, en 1999. En 2007 publicó un libro sobre el monitoreo de la libertad de expresión entre los años 1999 al 2006.

San Salvador, 16/03/2010

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *