“La gente de los mercados ya está completa, ya no cabemos nosotros”

By on 16 junio, 2010

¿Qué es lo que ustedes están pidiendo al alcalde de San Salvador?

Francisco Ventura, dirigente de vendedores informales.

Francisco Ventura, dirigente de vendedores informales.

Que cesen ya los desalojos y que los compañeros que el alcalde desalojó, que les pague todo el daño que les hizo con su mercadería, porque no les han entregado lo que ellos se llevaron. Nosotros hemos unido todas las organizaciones y todos los sindicatos, para decirles: ya cesen los desalojos. Él (el alcalde de San Salvador Norman Quijano),  sigue manteniendo que va a seguir con los desalojos. El problema es que él está metiendo terror a este pueblo, no somos nosotros. Nosotros estábamos honradamente ganándonos el sustento diario, para mantener a nuestras familias, nuestros padres, nuestros hijos, y él no está dando soluciones. La empresa privada lo está apoyando, pero también la empresa privada no está cediendo lo que es nada. Si realmente quiere ver limpio San Salvador, tiene que crear alternativas.

¿Hasta hoy no han tenido alternativas?             

Hasta hoy no ha dado ninguna alternativa, él habla del Tinetti, un mercado que nunca funcionó. Habla del mercado de San Antonio Abad, tampoco nunca funcionó. Y habla de los mercados, de los puestos que están solos, pero ahí no se gana ni para la comida. Nosotros le hemos propuesto desde que él llegó a la Alcaldía, reordenarnos ahí mismo, en el mismo lugar.

¿Reordenarse cómo?

Vaya ordenarse en el mismo lugar, liberar las calles, liberar la acera. Hay calles que son anchas, hay calles que son angostas, nos podemos reubicar en otras calles. Pero él dice que ya eso ya no va; entonces, si eso no va… Él está hablando de unos edificios viejos, está ofreciendo esos edificios y no los tiene. Y el problema es que si nos mete en esos lugares, y ocurre un temblor, ahí va a haber muerte de vendedores. Esas no son alternativas viables.

¿Ustedes no quieren entrar a los mercados?

Ya estuvimos en los mercados. Cuando nace el Mercado Sagrado Corazón de Jesús (en el centro de San Salvador),  todos entramos; el problema es que como ahí en los mercados siempre hay preferencia para el que tiene dinero, eso comenzó a ahogar al pequeño comerciante. Si visitan todos los mercados (se puede ver que) hay gente que tiene hasta diez puestos. Un puesto ni se ve pues. La verdad de las cosas es que la gente de los mercados ya está completa, ya no cabemos nosotros. Entonces no nos puede ofrecer mercados porque no cabemos. Y nosotros no somos competencia ni para los mercados ni para los puestos formales, nosotros somos quienes les vendemos los productos a ellos. Porque el producto que nosotros vendemos se los compramos a los puestos formales. Y un ordenamiento quiere decir que vamos a liberar todas las entradas de los puestos formales. Lo que pasa es que el señor alcalde no quiere escuchar nuestras peticiones, él está generando violencia y terror en nuestra gente necesitada.

¿Ustedes no están de acuerdo con el reordenamiento que está realizando el Alcalde?

En el tipo de ordenamiento que él está haciendo, no. Nosotros tenemos la solución si él concertara. Estamos diciendo nos queremos ordenar. Y lo hemos demostrado. Aquí en la 3ª calle ordenamos, y él nunca se preocupó, y no ha mandado a revisar. En esa 3ª no entraba ni siquiera vehículos. Ordenamos en la calle Rubén Darío, pero no le ha dado interés, y ya la calle está amplia; entonces, él no ve los gestos que nosotros estamos haciendo, él no dialoga con uno. Si realmente él quisiera hacer un buen trabajo, lo puede hacer junto con nosotros.

Pero si no hay acuerdo de ustedes con el Alcalde, eso puede llevar a que haya confrontación.

La verdad de las cosas es que quien está generando violencia es él, él no tiene trabajo, no tiene alternativas; nosotros estamos sobreviviendo porque nosotros mismos nos hemos rebuscado en un espacio. Si se ven bastantes carretas, es porque no tienen ni puesto ni alternativa; entonces, los compañeros de una manera o de otra tienen que sobrevivir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *