Violencia y criminalidad, un reto para los salvadoreños

By on 23 junio, 2010

Respecto a los hechos violentos que a diario enlutan a las familias salvadoreñas, y sobre todo por este nuevo hecho donde 15 personas han fallecido, incluida una bebita de un año y medio de edad, registrado en el municipio de Mejicanos, queremos hacer pública nuestra condena y deseamos enviar nuestras condolencias para todas las familias.

Primero decir que estos hechos de violencia y de delincuencia que azotan al país no deberían de estar ocurriendo, porque ante una situación de crisis todos los salvadoreños deberíamos estar unidos para tratar de salir de esto, y mientras más unidos mejor para hacer frente a la difícil situación.

Pero lo más condenable de estas muestras de violencia es que no afectan solamente a las personas mayores, sino también a niños que no le deben nada a nadie, y más bien deberían tener buenas oportunidades para sobresalir en la vida, como todos los adultos las quisiéramos para nuestros niños de El Salvador.

En este último caso han quedado niños huérfanos y al igual ha ocurrido en muchos otros eventos criminales, en donde la niñez ha salido sumamente afectada, porque se ha perdido la protección de los padres que deberían velar por ellos, en todos los sentidos.

Como medio no vamos a hacer señalamientos sectoriales, ni de índole político sobre supuestos responsables, porque los responsables somos todos como sociedad salvadoreña.

Pero sí consideramos necesario que todos los salvadoreños nos unamos y busquemos una solución, ya que el gobierno de turno por sí solo no puede salir adelante con tan grande fenómeno delincuencial.

Desde nuestro pequeño aporte podemos decir que es necesario que se haga un diálogo nacional, para que en ese escenario se expresen diferentes ideas, que luego puedan adoptarse y materializarse, a fin de impulsar acciones tendientes a frenar los altos índices delincuenciales.

Pero es necesario que todos los sectores se sienten ya a dialogar y no esperar a tener nuevas masacres que lleven más luto y dolor al pueblo salvadoreño.

Una mesa amplia en donde estén representados los distintos sectores con sus líderes, para hacer propuestas viables que se deban impulsar, sería lo más recomendable.

Sin bien es cierto ya que existe un plan antidelincuencial del gobierno, el cual fue consensuado con los diferentes sectores, y debe continuar su aplicación, pero estas nuevas medidas podrían contener recomendaciones para una pronta solución, y en la que estén comprometidos todos.

Se ha comenzado a hablar de la aplicación de la Pena de Muerte, pero esa medida no es inmediata y debería pasar por un estudio concienzudo sobre si vale la pena o no ejecutarla.

Además la pena de muerte debería ser aprobada por esta legislatura y ratificada por la siguiente, con por lo menos 56 votos, ya que representa una reforma constitucional.

Sin embargo, lo que más interesa actualmente es disminuir el auge delincuencial, porque ese fenómeno no nos presenta de la mejor manera a nivel internacional.

Cómo controlar la violencia y criminalidad, es el nuevo reto para los salvadoreños.

Para lograr frenar ese fenómeno mortal que azota el país, es necesario actuar ya. Mañana puede ser muy tarde.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *