Voto en el Exterior, la momia que nadie quiere reconocer

By on 14 octubre, 2010

Por Will Gamez.


El pasado miércoles 6 de Octubre, la fracción legislativa del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), corrió una moción entre sus colegas asambleístas tratando de reavivar a la momia en polveada por décadas, mejor conocida como “Voto en el Exterior”.

Tema al cual, los salvadoreños comunes ocupados en su diario vivir, que por cierto es muy difícil cada día, ni les viene ni les va.

Pero para autores sociales que están o viven de cerca los acontecimientos políticos, es una de las sin fines de deudas morales y políticas que los gobernantes salvadoreños le deben al país.

Mientras que para el político original, es un banderín importante, pero para tratar de meter un “gol” en un tiempo específico, para provocar reacciones encontradas que de uno o varias maneras, pueda vender la idea de que lo hacen a favor de una parte de la población que ha sido olvidada.

La Trayectoria

Desde los años 90s cuando en El Salvador se le prestó atención al tema del voto en el exterior, el político salvadoreño de derecha que gozaba de mayores privilegios, observó y estudio el fenómeno, tomando en cuenta que la migración en masas de los salvadoreños, es una fuente de dinero en cascada y que por falta de una cultura de inversión, más los niveles bajos de estudio de los migrantes, y el tipo de salvadoreño que estaba emigrando, representaba para el sistema productivo una fórmula mágica, para generar un consumismo desmedido a favor de las empresas. Fue así como la derecha decidió politizar el tema.

Fue como surgió en El Salvador las excusas que lo emigrantes en su mayoría eran “ex guerrilleros” que huyeron por no enfrentar delitos de guerra, por lo tanto era un riesgo el voto en el exterior para la soberanía y la seguridad territorial de El Salvador. Rezagando el tema en el olvido.

Tomando como objetivo un fuerte esfuerzo por lograr los benditos permisos temporales para sus ciudadanos exiliados en Estados Unidos. Por amor a sus familias ¡no! por amor al consumismo desmedido y otra serie de cosas que nunca terminaría de explicar.

Ahora con un gobierno mixto, compuesto por un movimiento que no entiendo si es “gallo o gallina”, y el FMLN, compuesto por varios grupos socialistas de extrema, moderados y centro-izquierda, que constantemente viven en crisis institucional por líos internos.

El tema ha sido impulsado en dos ocasiones. La penúltima vez por el grupo parlamentario “Líderes por el Cambio” en agosto, donde FUSA apoyó la moción, la cual “no olió ni hedió”; ahora el FMLN lo hace y la derecha que hoy es oposición dice que no es justo implementar la ley a solo los salvadoreños en los EUA, sino que debe ser en todo lugar donde viva un salvadoreño, y que debe aplicarse a los que aún no han aceptado otra ciudadanía.

Al parecer el tema seguirá siendo una momia empolvada.

Nota: Will Gamez, es periodista freelance radicado en Washington DC., graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad de El Salvador (UES), con el título de Licenciado en Periodismo. Actualmente trabaja para la Fraternidad sin fines de lucro “FUSA”, como Director de Prensa.

San Salvador, 14 de octubre de 2010.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *