Lisiados de guerra del FMLN desalojan Catedral Metropolitana luego de un acuerdo

By on 8 enero, 2011

Los lisiados de guerra del FMLN que ocupaban la Catedral Metropolitana de San Salvador, desalojaron ese templo católico esta tarde de sábado 8 de enero, después de lograr un acuerdo, luego de 18 días de ocupación, informaron voceros eclesiales.

Integrantes de la Asociación de Lisiados y Discapacitados de Guerra, (ASALDIG), formada por ex guerrilleros del FMLN, que demandan la continuación de un programa que garantice la entrega de una cantidad económica a los padres y madres de combatientes caídos durante el conflicto civil armado en El Salvador, ocuparon la catedral durante un poco más de dos semanas.

La ocupación no permitió la realización de las tradicionales Homilías Dominicales, que normalmente son oficiadas por el Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas.

Voceros de la iglesia dijeron a El Salvador Noticias que el templo ya ha sido entregado por los protestantes.

Los lisiados se negaban a dejar la toma de Catedral, mientras no solucionaran su petición en favor de los padres de combatientes fallecidos en el conflicto, muchos de ellos ancianos de la tercera edad que no tienen un respaldo económico.

Sin embargo, se conoció que las peticiones de los padres, madres y veteranos serán incorporadas a una agenda del Gobierno y tratadas con prioridad en la mesa creada con 14 organizaciones de ex combatientes de la guerrilla.

Esa instancia de diálogo funciona desde el año pasado, donde lograron acuerdos con el actual gobierno.

Respecto a la negociación, el Obispo Auxiliar de San Salvador, Monseñor Gregorio Rosa Chávez sirvió como “Testigo de honor”, y será un garante de que el acuerdo se cumpla.

Pero también Rosa Chávez no estaba muy satisfecho con el curso de la ocupación, y advirtió a los ocupantes que es la última vez que hace gestiones bajo condiciones de ocupación de un templo, que se mantenía cerrado a la feligresía católica.

La toma de la Catedral Metropolitana de San Salvador, ya había generado incomodidades e inconformidades, entre las autoridades eclesiales que no habían podido realizar sus oficios religiosos en dicho templo, por culpa del cierre, y los lisiados, que se negaban a dejar las instalaciones mientras no se solucionaran sus peticiones.

El domingo 2 de enero, José Luis Escobar Alas tuvo que realizar una Homilía Dominical en el “exilio”, es decir, tuvo que llevarla a cabo en la Basílica del Sagrado Corazón.

Después de ese oficio religioso, Escobar Alas, exigió en un mensaje la desocupación del principal templo del país, ya que consideró su ocupación era un “sacrilegio” y una falta de respeto.

Sin embargo, esta tarde, las instalaciones ya han sido devueltas a sus autoridades eclesiales, por lo cual se espera que la Homilía Dominical vuelva este domingo a la Catedral Metropolitana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *