Informe del PNUD: “El Salvador subsidia más a los ricos que a los pobres”

By on 18 enero, 2011

Según el Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2010 , del Programa de las Naciones Unidas para El Desarrollo (PNUD), las erogaciones del Estado, destinadas en principio a beneficiar a los sectores más necesitados, por medio de subsidios a determinados bienes y servicios, terminan favoreciendo más a la gente de altos estratos económicos y dejan fuera a millares de familias de escasos recursos.

El PNUD señala que la inversión que ha realizado el Estado en este rubro no es despreciable. Desde el 2004, los subsidios se han más que triplicado hasta convertirse en una alta carga económica para el país, ya que alcanzan casi 2 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB) en los últimos años.

Sin embargo, el estudio considera que estos subsidios no consiguen ser herramientas redistributivas eficaces pues no logran su objetivo de beneficiar a los más pobres. Para el caso, mientras el 10% de la población más pobre recibe solamente el 6.2% de los subsidios al transporte colectivo, energía eléctrica y gas licuado, el 10% de la población más rica del país recibe el 11.2%.

El informe indica que se amplía el análisis, resulta que mientras el 40% de las personas de menores ingresos (el equivalente de la población del país con ingresos inferiores a la línea de pobreza) se mira beneficiada solo con el 32.5% de las mencionadas erogaciones, el 40% de mayores ingresos se beneficia con el 44. 2 % de ellas.

Es decir que los pobres, que deberían recibir la casi totalidad de estas ayudas, terminan recibiendo menos incluso que el porcentaje de población que representan, mientras que con los más ricos ocurre lo contrario.

Estas inequidades son, en gran medida, el resultado de que al subsidiarse ciertos bienes y servicios —y no a la población de mayores carencias— quienes no tienen acceso a ellos, automáticamente quedan excluidos de sus beneficios. Debido a que cocinan con leña, por ejemplo, más de la mitad de los hogares rurales no se benefician del subsidio al gas propano.

Asimismo, un 31% y un 50% de los hogares pobres tampoco se ven favorecidos con los subsidios a la energía eléctrica y al agua potable, respectivamente, puesto que no tienen acceso a ellas. Por una razón similar, el 44% de los pobres tampoco se benefician del subsidio al transporte colectivo.

Ante la evidencia de que la proporción de la población pobre que se está quedando al margen de estas erogaciones es alta, el PNUD señala que dicha política debería ser reestructurada y rediseñada para que cumpla con su objetivo.

También indica que es necesario insistir en la necesidad de que las políticas públicas se guíen por un criterio de eficacia, el cual exige definir y conocer bien al grupo meta, así como tener criterios claros y transparentes para la selección de los beneficiarios.

El informe sobre desarrollo humano 2010 será entregado oficialmente este martes 18 al presidente de la República, Mauricio Funes.

2 Comments

  1. geovani luna

    8 marzo, 2011 at 9:50 am

    Juaaa

  2. Maria

    23 febrero, 2012 at 2:55 pm

    Me gustaria recibir un resumen del origen de la pobreza considerando las politicas economicas gubernamentales de los ultimos 50 años.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *