“Carlos Molina, duele en lo más profundo, saber que ya no hablaremos, ni comeremos, ni chatearemos”

By on 9 abril, 2011

Por Juan José López.

Carlos Molina, periodista salvadoreño fallecido el viernes 8 de abril de 2011, después de 11 años de carrera profesional.

Te vi. Yacías dormido profundamente.

No estabas triste, ni compungido.  Lo demás sí. Yo sí. Los que te queremos.

Me costó no verte con tu sonrisa perenne. Tus ojos saltones de la emoción al hablar. Tu teléfono en mano. Tu hiperactividad.

Nos acostumbramos tanto a vernos a diario y desde hoy, sólo queda una foto para la posteridad.

Mas tu recuerdo vivo se preservará en el tiempo en nuestra esencia calada.

¿Te acordás de cuando cenamos en Mister Donut frente a la UTEC, antes de irme a hacer fotos a la Teletón por mi gusto?

Cuando hablamos aquella tarde frente a la fachada, de la que por mucho tiempo fue nuestro segundo hogar y nos trajo tantas satisfacciones como frustraciones.

Cuando me sugeriste que no renunciara y que esperara a que me despidieran, para no perder la indemnización.

Cuando reparé tu computadora  a las seis de la mañana, para dársela al abuelo.

Cuando a una cuadra de mi casa llegaste a dejarme y me aconsejaste qué debía hacer, para enfrentar el torbellino que habías vivido y al que me aproximaba.

Cuando hiciste la pasantía con Carballo y la Bea Valdez en el tercer piso del periódico.

Cuando corrías gozoso con los brazos pegados al pecho tras encestar al mediodía en la cancha del complejo deportivo.

Cuando secreteábamos en tu cubículo sobre la idiotez de muchos que se creían intocables.

¿Te acordás?

Anoche volví a ver tu foto, la de arriba, y pensé en vos. Quise etiquetarte, pero decidiste poner una restricción en Facebook, para que nadie lo hiciera.

Estás serio. Como ahora.

No sé si fue una despedida de tu parte al ver la foto. No lo sé. No me hablaste.

Te lloré temprano con Cortez y Cabral.

Te hice un ritual de despedida con el cuerpo y el alma enjutada, hasta donde pude sentirlo.

Carlos  Molina, duele en lo más profundo, saber que ya no hablaremos, ni comeremos, ni chatearemos. Ni compartiremos aspectos profesionales, ni convergeremos para hablar de las cosas que nos atañían.

Pasar frente a tu casa, se volverá un recordatorio de que ahí me recibiste.

Ve con Dios. Que en el regreso a la simiente de la existencia, abunde la paz.

Espero volver a verte.

Nota: Juan José López, es periodista multimedia, ex compañero de labores en La Prensa Gráfica y amigo del periodista Carlos Molina, fallecido el 8 de abril de 2011.

6 Comments

  1. Eduardo Molina

    18 abril, 2011 at 11:53 am

    Gracias Juan José por recordar a mi hermano de esta manera. Se que nosotros lo lloramos y lo he hecho con esta nota: pero estoy seguro que él no nos quisiera ver tan apagados. Va a costar no verlo o abrazarlo; pero en esas ocaciones que lo hicimos, creo que las gozamos por montones.
    Eduardo

  2. Eduardo Molina

    18 abril, 2011 at 11:53 am

    Gracias Juan José por recordar a mi hermano de esta manera. Se que nosotros lo lloramos y lo he hecho con esta nota: pero estoy seguro que él no nos quisiera ver tan apagados. Va a costar no verlo o abrazarlo; pero en esas ocaciones que lo hicimos, creo que las gozamos por montones.
    Eduardo

  3. Enma

    18 abril, 2011 at 2:56 pm

    Yo sé que ya no me lees, Carlos, pero bien sabés de mis ojos cargados de un llanto que no querrías ver. Esa foto tuya no me gusta, porque la verdad, gustaba mas de esa risa tuya que no siempre era alegría. Sí, reías siempre, aun cuando cosas horribles estuvieran pasando. Alguna vez quisiera conocer a esa abogada de la que me hablaste, esa que te daba confianza, esa que no parecía abogada y que te hizo el calvario del divorcio más vivible. Solo quiero agradecerle por hacerte tranquilo ese trance, pero también quiero reclamarle por no acompañarte después de la sentencia. Ella debió estar con vos más tiempo, tal vez así no estuviera escribiendo esta nota todavía no sé a quién…..

  4. Enma

    18 abril, 2011 at 2:56 pm

    Yo sé que ya no me lees, Carlos, pero bien sabés de mis ojos cargados de un llanto que no querrías ver. Esa foto tuya no me gusta, porque la verdad, gustaba mas de esa risa tuya que no siempre era alegría. Sí, reías siempre, aun cuando cosas horribles estuvieran pasando. Alguna vez quisiera conocer a esa abogada de la que me hablaste, esa que te daba confianza, esa que no parecía abogada y que te hizo el calvario del divorcio más vivible. Solo quiero agradecerle por hacerte tranquilo ese trance, pero también quiero reclamarle por no acompañarte después de la sentencia. Ella debió estar con vos más tiempo, tal vez así no estuviera escribiendo esta nota todavía no sé a quién…..

  5. Silvia

    10 mayo, 2011 at 8:51 am

    Aun, en todo esto, no concibo cómo una persona como tu Carlos dejaras de estar entre nosotros… no tenés idea de lo que siento en mi corazón…un gran profundo e inconsolable dolor…Te conocí cuando tenía 14…fuiste mi primer amor…andavamos de arriba abajo… salimos con tu amigo chuz…tuvimos un noviazgo bien solido y puro a pesar de las adversidades…pero, siempre ambos reiamos ante todas esas cosas…
    No tenes idea de lo que me duele estar escribiendo esto..sabes? todavia tengo tu ultimo mensaje en mi tel… Nov 2010…..porq no me dijiste nada? porq ocultaste esto? porq Carlos? vos sabes que hubiera hecho de todo para q no estuvieses asi..siento impotencia! Carlos, mi meta es encontrarme contigo en el cielo, ya sabes el amor que siempre sentí por vos y que apesar de tanto tiempo nunca se fué de mi porque tu lo hacias vivir de forma constante. te quiero mi negrito…

  6. Silvia

    10 mayo, 2011 at 8:51 am

    Aun, en todo esto, no concibo cómo una persona como tu Carlos dejaras de estar entre nosotros… no tenés idea de lo que siento en mi corazón…un gran profundo e inconsolable dolor…Te conocí cuando tenía 14…fuiste mi primer amor…andavamos de arriba abajo… salimos con tu amigo chuz…tuvimos un noviazgo bien solido y puro a pesar de las adversidades…pero, siempre ambos reiamos ante todas esas cosas…
    No tenes idea de lo que me duele estar escribiendo esto..sabes? todavia tengo tu ultimo mensaje en mi tel… Nov 2010…..porq no me dijiste nada? porq ocultaste esto? porq Carlos? vos sabes que hubiera hecho de todo para q no estuvieses asi..siento impotencia! Carlos, mi meta es encontrarme contigo en el cielo, ya sabes el amor que siempre sentí por vos y que apesar de tanto tiempo nunca se fué de mi porque tu lo hacias vivir de forma constante. te quiero mi negrito…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *