CSJ declara inconstitucional elección magistrados TSE Julio Moreno Niños y Óscar Morales Herrera

By on 13 mayo, 2011

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, declaró inconstitucional, este viernes 13 de mayo, la elección de los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral, Julio Moreno Niños y Óscar Morales Herrera, de los partidos PCN y PDC respectivamente.

Dicha resolución ha sido emitida en San Salvador a las trece horas con veinte minutos del día trece de mayo de dos mil once, días después que también la Sala de lo Constitucional ordenadara la cancelación de los partidos PCN y PDC.

El presente proceso constitucional fue iniciado mediante demanda presentada por el ciudadano José María Méndez Mariona, en la cual solicita se declare la inconstitucionalidad parcial del Artículo Único del Decreto Legislativo n° 87, de 31-VII-2009, publicado en el Diario Oficial n° 144, tomo 384, de 31-VII-2009 (D. L. 87/2009, en adelante), concretamente en cuanto a la elección de los señores Julio Eduardo Moreno Niños y Oscar Morales Herrera, como Magistrados Propietario y Suplente, respectivamente, del Tribunal Supremo Electoral (TSE), para el período 2009-2014, por la supuesta vulneración del art. 208 de la Constitución (Cn.).

En el proceso intervinieron, además del ciudadano demandante, la Asamblea Legislativa y el Fiscal General de la República.

Lo que dice el demandante

El demandante inició sus argumentos, basado en que los señores Julio Eduardo Moreno Niños y Oscar Morales Herrera son miembros de partidos políticos, por lo que sus nombramientos como Magistrados del TSE son inconstitucionales, ya que, al provenir de ternas no partidistas, no pueden estar afiliados o ser miembros de partidos políticos; por ello, se ha generado una vulneración a lo prescrito en el art. 208 Cn.

Las candidaturas de los señores Moreno Niños y Morales Herrera –argumentó– tienen origen en una terna no partidista, pues en la última elección presidencial no hubo un partido político que obtuviera la tercera posición, pues solamente dos institutos políticos participaron en la misma.

Así, de conformidad con el art. 208 Cn., un candidato puede estar afiliado a un partido y, en consecuencia, ser electo Magistrado de una terna partidista, sólo si ha sido propuesto por uno de los partidos ubicados en los tres primeros lugares de la última elección presidencial.

No obstante, aseveró que los señores Moreno Niños y Morales Herrera son miembros del Partido de Conciliación Nacional (PCN) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC), respectivamente; y esto los inhabilitaba para ser candidatos a una magistratura del TSE por medio de una terna “no partidista”.

En consecuencia –señaló–, según la jurisprudencia de esta Sala, al estar “afiliados” a un partido político y ser propuestos en una terna no partidista, se atenta contra el origen plural y la diversidad cualitativa de los miembros del TSE, tal como lo establece el art. 208 Cn.; y, además, dado que se le ha otorgado representación dentro del TSE a partidos que no la obtuvieron electoralmente, dichos nombramientos rompen la concordancia con el sistema democrático representativo y no se respeta la voluntad del pueblo expresada en las urnas en la elección presidencial inmediata anterior.

En otro motivo, el demandante afirmó que los candidatos que sean miembros de partidos políticos necesitan legitimación electoral directa para poder ser propuestos y nombrados como Magistrados del TSE; en ese sentido, el nombramiento de un afiliado o miembro de un partido político que no cuente con legitimación directa será inconstitucional por contravenir lo establecido en el art. 208 Cn.

Para robustecer este punto argumentó: El art. 208 Cn. establece que el TSE estará formado por cinco Magistrados, de los cuales tres serán elegidos de las ternas propuestas por los tres partidos políticos o coaliciones legales que hayan obtenido mayor número de votos en la última elección presidencial, con lo cual se pretende respetar la voluntad del cuerpo electoral expresada en las urnas y garantizar la representatividad de los Magistrados electos.

En conclusión, afirmó que sus propuestas no vienen de uno de los tres partidos que hayan conseguido el mayor número de votos en la última elección presidencial y, en esa medida, carecen absolutamente de representatividad y legitimación electoral directa para tener un representante en el TSE.

Por tanto, considera que los nombramientos de los señores Moreno Niños y Morales Herrera son inconstitucionales, pues son miembros del PCN y del PDC –respectivamente–, y dichos partidos políticos no participaron en la última elección presidencial.

Expresó -además- que, según consta en la transcripción de la sesión plenaria nº 12 de la Asamblea Legislativa, de fecha 30-VII-2009, los señores Moreno Niños y Morales Herrera, obtuvieron cada uno, solo 47 votos por parte de los Diputados, los cuales no constituyen los dos tercios considerados como mayoría calificada y exigidos por la Constitución para sustentar legitimación parlamentaria.

Lo que dijo la Asamblea Legislativa

Por su parte la Asamblea Legislativa, al rendir el informe que prescribe el art. 7 de la Ley de Procedimientos Constitucionales (L. Pr. Cn.), defendió la constitucionalidad del nombramiento de los magistrados.

Se observa con claridad –afirmó el Legislativo– la idea subyacente en las hipótesis referidas. En el primer caso, para la formación de las ternas de candidatos cuya proposición corresponde a los partidos políticos, la Constitución establece requisitos específicos en forma positiva y en forma negativa; es decir, los partidos políticos en el ejercicio de su función propositiva deben cumplir estas exigencias. En el segundo caso, en esa misma función propositiva, la CSJ debe sujetarse a los requisitos expresamente indicados por la Constitución, y respecto de la elección de estos candidatos también se determina una mayoría de votos que no se estableció para los que son propuestos mediante ternas de los partidos políticos o coaliciones.

En relación con el art. 208 Cn., la autoridad demandada recalcó la previsión constitucional de que si, por cualquier circunstancia, faltare alguna terna, la Asamblea hará la respectiva elección. Y sobre ello agregó que la Constitución no hace distingo alguno de la motivación, causa o circunstancias a tener en cuenta ante la falta de proposición de alguna terna de los respectivos entes autorizados para ese efecto.

En tal sentido –dijo la Asamblea–, y estando en presencia de este supuesto no previsto expresamente por el Constituyente, la Asamblea Legislativa no estaba condicionada en la forma que alega el demandante; por ello, dispuso dar cumplimiento a la norma constitucional y procedió a la respectiva elección de los ciudadanos que se desempeñarían como Magistrados propietario y suplente. Así, ante el carácter abstracto de la norma suprema, se adoptó un procedimiento legislativo extraordinario que, a criterio de la Asamblea Legislativa, cumple con los requisitos implícitos que dichos nombramientos deben reunir.

En consecuencia –finalizó–, no existe la inconstitucionalidad alegada por el demandante, ya que nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, ni a privarse de lo que ella no prohíbe –art. 8 Cn.–.

El Fiscal General defiende elección

El Fiscal General de la República, al rendir el informe que establece el art. 8 L. Pr. Cn., realizó un análisis sobre los motivos de inconstitucionalidad alegados por el ciudadano José María Méndez Mariona, de la siguiente manera:

En el presente caso –afirmó–, el demandante ha confundido los requisitos de las ternas de carácter técnico con respecto a las ternas de carácter político, todo ello para desvirtuar la legitimidad de los cargos de Magistrado Propietario y Suplente de los señores Moreno Niños y Morales Herrera.

La parte actora –sostuvo– ha olvidado que solo dos partidos se inscribieron ante el TSE para competir en las elecciones presidenciales, ya que el PDC y el PCN cancelaron la inscripción de sus candidatos, y quedaron únicamente como ternas de carácter político para ocupar el cargo de Magistrado Presidente y segundo Magistrado al TSE las propuestas de los partidos FMLN y ARENA.

Por lo que, si el Constituyente no reguló el procedimiento a seguir y los requisitos a exigir en el caso de faltar una terna, la naturaleza de la terna faltante es de carácter político, por ser un “derecho” que tienen los partidos políticos que obtuvieron el mayor número de votos en la última elección presidencial.

Entonces –manifestó–, debe entenderse que dicho precepto constitucional admite excepciones, en el sentido que tanto los partidos políticos que hayan participado en la elección presidencial, como los partidos que no han participado en ella y los movimientos ciudadanos formulen el procedimiento que establece el art. 208 Cn., proceso que garantiza la democracia y representatividad en el TSE en su ámbito de pluralismo ideológico y pluralismo político.

Desde esa perspectiva –concluyó–, se estima que la legitimidad que debe reunir la terna faltante es de carácter político y no técnica como sostiene el demandante, y, en ese sentido, la pertenencia a una institución política representativa en la Asamblea Legislativa le otorga legitimidad a la postulación de los señores Moreno Niños y Morales Herrera; de igual forma, pueden postularse aquellos candidatos de movimientos ciudadanos, tales como MIRE y CAPES, siempre que gocen del apoyo de los grupos parlamentarios para su elección.

Finalmente, para concluir su informe sostuvo que, bajo los parámetros de legitimidad política de la terna y sistema de votación por el cual fueron elegidos los señores Moreno Niños y Morales Herrera, en los cargos ya mencionados, no existe la vulneración alegada por el demandante, por lo que pidió que en sentencia se declare que no existe la inconstitucionalidad incoada.

La Resolución final de la Sala de lo Constitucional

En las conclusiones la Sala de lo Constitucional indica: se concluye, pues, que en la elección de los Magistrados Moreno Niños y Morales Herrera, la Asamblea Legislativa eligió a dos miembros de partidos políticos que no participaron en la última elección presidencial; y por lo tanto, no obtuvieron ningún lugar preferente, según lo exige el art. 208 Cn.

De ello se deduce una regla interpretativa que descansa en la prohibición de mandato imperativo que debe regir este tipo especial de elección: aquellos candidatos que opten a una Magistratura del TSE –distinta a la de los propuestos por la CSJ–, sin que haya un tercer partido en la última elección presidencial, no deben tener afiliación partidista.

El efecto inmediato de la presente sentencia consiste, entonces, en que queda invalidada, a partir de esta fecha, la elección de los Magistrados del TSE Julio Eduardo Moreno Niños y Oscar Morales Herrera, en tanto que la misma no fue realizada conforme a la Constitución (art. 208 Cn.); y por lo tanto, deberá procederse a nombrar a quienes habrán de sustituirles, entre candidatos sin afiliación partidaria.

Por tanto: Con base en las razones expuestas, disposiciones y jurisprudencia constitucional citadas, y arts. 9, 10 y 11 de la Ley de Procedimientos Constitucionales, en nombre de la República de El Salvador esta Sala Falla:

1. Declárase que no existe la inconstitucionalidad alegada, respecto del Artículo Único del Decreto Legislativo n° 87, publicado en el Diario Oficial n° 144, tomo 384, de 31-VII-2009, únicamente en cuanto a la elección de los señores Julio Eduardo Moreno Niños y Oscar Morales Herrera, como Magistrados Propietario y Suplente –respectivamente– del Tribunal Supremo Electoral (TSE), para el período 2009-2014, por la supuesta vulneración al art. 208 de la Constitución; pues el art. 123 Cn. sí prevé el tipo de mayoría requerida –simple– para la elección de aquellas ternas que no contienen una regulación expresa en la Constitución.

2. Declárase inconstitucional, de modo general y obligatorio, el Artículo Único del Decreto Legislativo n° 87, publicado en el Diario Oficial n° 144, tomo 384, de 31-VII-2009, únicamente en cuanto a la elección de los señores Julio Eduardo Moreno Niños y Oscar Morales Herrera, como Magistrados Propietario y Suplente –respectivamente– del Tribunal Supremo Electoral (TSE), para el período 2009-2014, por la vulneración al art. 208 Cn.; pues los Magistrados nombrados carecen de legitimidad democrática previa, y son miembros de partidos políticos que no participaron en la elección presidencial de 15-III-2009, y por lo tanto, no podían integrar el TSE.

3. Notifíquese la presente resolución a todos los intervinientes.

4. Publíquese esta Sentencia en el Diario Oficial dentro de los quince días siguientes a esta fecha, debiendo remitirse copia de la misma al Director de dicho órgano oficial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *