¡Selecta me rompes el corazón! El Salvador 2 Honduras 2

By on 29 mayo, 2011

La Selecta le cumplió a la afición salvadoreña está preparada para la Copa de Oro. (imagen de UNIVISION FUTBOL.COM)

La Selección Salvadoreña de fútbol de nuevo jugó al filo de la navaja, haciendo un mal primer tiempo e inicio del segundo, para terminar con un juego tocador, de pases, de filtraciones, de movilidad y de rotaciones que acabó con el orgullo de Honduras, sacándole un empate de 2-2 en partido amistoso disputado en Estados Unidos, previo a la Copa de Oro.

El juego disputado la tarde de este domingo 29 de mayo de 2011, en el Estadio Robertson de Houston, Texas, tuvo lugar en un bonito ambiente con un lleno espectacular, tanto por la afición hondureña que acudió, como por los aficionados salvadoreños que en gran cantidad asistieron para apoyar al equipo de sus amores, en las buenas y en las malas.

Y el titular de esta nota tiene su base en que de nuevo la Selecta hizo un primer tiempo malísimo, que rompía de tristeza los corazones de los aficionados, pero terminó haciendo un partido bonito y alegre, que igual rompía los corazones de la afición, pero esta vez, de pura alegría.

La Selecta comenzó jugando un partido, con un sólo delantero, con Rodolfo Zelaya, manteniendo la idea de sacar a Eliseo Quintanilla como acompañante, pero llegando desde atrás, como organizador u orquestador. Pero el equipo hizo unas jugadas para el olvido, un equipo desmoronado y superado totalmente por Honduras, que si hubiera sido efectiva bien habría terminado con amplia ventaja el primer tiempo.

Para comenzar, el equipo nacional saltó al terreno de juego con Miguel Montes, con Luis Anaya Deris Umanzor, Victor Turcios y Moisés García, Osael Romero, Dennis Alas, Ramón Sánchez , quienes la pasaron bastante mal.

Si Barcelona tardó 10 minutos para comandar las acciones frente al Manchester, en la final de la Champions, Honduras tardó menos.

En el primer minuto de juego Riodolfo Zelaya tomó un balón que llegaba globeado desde su volantía y centra suave, el balón queda en el área y Osael Romero llega a disparar de zurda sobre la portería defendida por Noel Valladares.

Y al minuto 7 Eliseo Quintanilla lanza un tiro libre, pero Valladares aparece salvando a la selección hondureña.

Pero a partir de ahí, se viene la arremetida “catracha”, y en el minuto 10 Miguel Montes realiza un gran quite, y en posterior jugada un cabezazo dentro del área salvadoreña, Dennis Alas está en la línea de gol y rechaza el balón con la mano. El árbitro no la vio o no quiso arruinar el partido, porque a partir de ese momento la Selecta se tenía que quedar con 10 jugadores por expulsión como señalan las reglas del fútbol, y El Salvador bien pudo comenzar a perder por si pitaban el penal y lo anotaban los contendientes. Pero no pasó nada.

Sin embargo, las arremetidas del conjunto hondureño eran numerosas, y los jugadores del vecino país perdían oportunidades numerosas.

Los jugadores hondureños tomaban línea de fondo y centraban buscando al espigado Carlos Costly, los pases en profundidad de los hondureños estaban a la orden del día, entraban -como se diría en buen salvadoreño- como Juan por su casa.

Era todo sufrimiento en el lado de la afición salvadoreña, y alegría en la barra catracha.

Así llegaban oportunidad para Honduras al minuto 13, al 15, al 17, 19, 21, 27, 29, 30, 32, 34, y 36.

Eran jugadas para que terminaran en gol, pero no las aprovechaban.

Por su parte los salvadoreños con un Deris Ariel Umanzor jugando patadón, no se sabe si por nervios o porque no tenía el acompañamiento para salir jugando, y toda la defensa , casi hacía lo mismo, aunque Moisés García intentaba salir por su lado derecho, pero luego los portentosos físicos Hondureños les ganaban los balones.

Honduras con Carlo Costly y Jerry Bengtson, en la delantera y una volantía compuesta por Boniek García, Alfredo Mejía, Edder Delgado y Emil Martínez, lograban controlar cualquier intento salvadoreño. Además en defensa los hondureños estaban con Víctor Bernardez, Jhony Leverón, Mauricio Sabillón y Bryan Beckeles, tenían maniatado a Rodolfo Zelaya.

Y al minuto 42 Honduras continúa llegando a placer hasta la portería defendida por Montes, y de nuevo Costly se pierde un centro al área.

Ya en el minuto 43 el también espigado Jerry Bengtson, toma un balón rebotando dentro del área salvadoreña y le pega a placer frente a Montes, y el balón -para suerte de los salvadoreños- hace estremecer el travesaño y se pierde la oportunidad.

Pero en el minuto 44 llega un nuevo centro para Carlo Costly que se eleva y de cabeza pone el marcador 1-0 y la alegría en los aficionados de Honduras. Con el marcador de 1-0 a favor de Honduras termina el primer tiempo.

Honduras termina ganando el primer tiempo 1-0

A la segunda mitad, comienza parecida al final de la primera, con una Honduras, atacando, tocando el balón con solvencia, disfrutando, y haciendo quedar mal a los salvadoreños, que los hacía ver impotentes, desconocidos, sin esquema en el partido y un equipo perdido dentro del terreno de juego.

Para terminar de complicar ese cuadro, Honduras llega y anota el 2-0, en el minuto 50, mediante tiro penal cobrado por Jerry Bengtson, por falta de Reynaldo Hernández, que recién se había reportado al partido, que agarró dentro del área a Carlo Costly cuando este le había ganado la posesión del balón y enfilaba a la portería de montes.

Ya en el minuto 52 bien pudo ser el tercer gol hondureño en una pase de profundidad.

La rebelión de los chicos” controla el partido desde el 70′ hasta el final

Pero ya en la segunda mitad se viene “la rebelión de los chicos”, -como diría el ex técnico Carlos de los Cobos- cuando se reportan Rudis Corrales, con la presunta idea del técnico de que como este jugador es compañero de Rodolfo Zelaya en el Alianza y algo podían armar ahí, y vaya que no andaba perdido; y además, entra JaimeAlas, Gilberto Baires y Andrés Flores y Edwin Sánchez que le llegan a jugar al fútbol, como se debe hacer, sencillo, sin complicaciones.

Aquí es cuando El Salvador, a partir del minuto 70 se adueña del partido y los jóvenes comienzan a hacer su agosto en pleno mes de mayo.

Fue a partir de ese minuto 70 que los salvadoreños, los jóvenes comenzaron a dominar el balón en el medio campo, ya no con el pelotazo tratando de sobrepasar las espaldas de la defensiva hondureña que no se había logrado a lo largo del partido, sino tocando, con calma, no prestándole el balón a los gigantones hondureños.

Y fue en una jugada de esas cuando en el minuto 72 llega el premio a este estilo de juego, cuando Osael Romero filtra un balón en la entrada del área para Rudis Corrales; este recibe y se la sirve hacia atrás a Rodolfo Zelaya que viene entrando y tiro de Zelaya, que va de frente a Noel Valladares, pero este de manos débiles pierde el control y la bola se le va para el fondo de la red, era el 2-1. El Salvador se acercaba.

Pero los salvadoreños no pararon ahí y continuaron tocando, rotando, con pases cortos y filtraciones al espacio, en profundidad. Fue ahí cuando el cuadro de Honduras se vio impotente, perdido, desorientado y los obligaba a salir al pelotazo.

Ese jueguito sencillo estaba dando resultado, y así continuó hasta cuando Rudis Corrales filtra un balón al lado izquierdo de la zaga hondureña, llega Jaime Alas toma línea de fondo y envía el pase globeado al centro del área donde Edwin Sánchez cabecea hacia atrás para la llegada de Rudis Corrales, que en bolea dispara para vencer a Noel Valladares y sus defensas.

El toque alegre de los jóvenes continuó hasta el final del partido, y Honduras ya no fue esa peligrosa selección de tanto portento físico, sino que terminó agobiada y calculadora.

De esa manera El Salvador demuestra que cuando se quiere se puede, y que no es necesario salir a jugar con ese esquema de enviar a un solo delantero, y estar enviando balones a la espalda de los defensas, cuando se sabe que un solo jugador no hará la diferencia.

Es mejor tocar, rotar, filtrar, desmarcarse y pedir el balón, que jugar al pelotazo sin sentido.

El fútbol es sencillo, El Salvador tiene madera y puede hacerlo mejor.

Asi, el tecnico Rubén Israel tuvo su debut con un empate, que le treará un buen sabor de boca, sobre todo por la forma en que lo logró.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *