CD pide al Ejecutivo vetar decretos 896 y 897, que reforman el Código Electoral

By on 3 noviembre, 2011

El partido Cambio Democrático demandó del Órgano Ejecutivo, el pronto veto de los decretos 896 y 897, que reforman el Código Electoral, por ser violatorios de la Constitución de la República y contrario a lo sentenciado por la sala de lo constitucional y al estado de derecho.

Miembros del CD indicaron que en el contexto de la aprobación del Decreto Legislativo 758, ellos reconocieron que en los últimos tiempos han habido avances sustanciales al sistema electoral en El Salvador, los cuales eran impensables hace sólo unos pocos años, ello debido en parte al actuar democrático y constitucional de la actual Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Indican que también admitieron en su momento que en las próximas elecciones de 2012 habrá mejoras como la implementación del voto residencial, que se contará con candidaturas no partidarias; y que contaremos con un nuevo diseño de papeleta en la que la población podrá votar por banderas o por personas, según sea su elección.

No obstante, los miembros del CD, ahora denuncian que el pasado día jueves 27 de octubre, fueron promulgados los Decretos 896 y 897 por parte de la Asamblea legislativa, estableciéndose en el primero de ellos qué entidades únicamente tienen derecho a poder presentar el recurso de nulidad del escrutinio definitivo de las elecciones, circunscribiendo el mismo solamente a los partidos políticos, coaliciones y candidatos no partidarios; y en el segundo de ellos, entre otras cosas, revirtió la manera de contabilizar los votos de preeminencia a favor de personas, favoreciendo a las banderas de los partidos políticos, en el evento de que se marcaran las dos a la vez.

Señalan que los anteriores decretos no hacen más que convertirse en instrumentos de legislación que desconocen y desafían abiertamente las resoluciones previas de la Sala de lo Constitucional de la CSJ, pues en el caso del Decreto 896, ya había sentenciado la Sala que el Derecho a impugnación del escrutinio final de las elecciones, también lo tenían los ciudadanos de la República que hubieren participado en las elecciones, puesto que tal impedimento era incompatible con el Derecho a emitir el sufragio y a un resultado fiel y transparente de las elecciones; y en el caso del Decreto 897, entre otras cosas, se modificó la figura de la preeminencia a favor de los candidatos, como se dijo, cuando el elector marque a la vez persona y bandera, decantándose el voto por la bandera, léase por la lista y el orden decidido por el partido.

Lo anterior modificó la preeminencia establecida en el Decreto 758, el cuál de hecho ya había sido criticado por Cambio Democrático por mantener fundamentalmente las reglas de aquél Decreto 635, que en su día vetó el señor Presidente de La República, por lo que la reforma que hoy denunciamos constituye un atraso aun mayor en cuanto a la manera en que deben de contabilizar los votos y de darle cumplimiento a lo resuelto por la Sala de lo Constitucional.

En este sentido Cambio Democrático considera que con lo prescrito en los Decretos 896 y 897, no se han acatado en esencia las resoluciones emanadas por la Sala de lo Constitucional, las cuales son de obligatorio cumplimiento; con lo cual siguen irrespetando la Constitución los partidos que han aprobado dichos decretos, únicos responsables de seguir poniendo en riesgo la seguridad de las elecciones 2012.

Cambio Democrático demanda del ciudadano presidente de la república el pronto veto de los decretos 896 y 897, por ser violatoria de la constitución de la república y contrario a lo sentenciado por la sala de lo constitucional y al estado de derecho.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *