Masacre de 49 supuestos migrantes en Nuevo León, México

By on 13 mayo, 2012

 

Muchos migrantes que buscan alcanzar el "Sueño Americano" fallecen en su intento. (imagen de masacre de 2010).

Un total de 49 cadáveres fueron encontrados la madrugada de este domingo 13 de mayo, en una autopista cerca de Monterrey, en el norte de México, que podrían corresponder a migrantes centroamericanos que buscan llegar a los Estados Unidos, en busca de trabajo.

La información difundida por agencias noticiosas y medios de comunicación de México señala que los cuerpos estaban mutilados, en el kilómetro 42 de la carretera libre a Reynosa, en el municipio de Cadereyta, en el Estado de Nuevo León, en el norte de México.

Representantes de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, a través de Servicios Periciales, trabajaban esta mañana a toda prisa en la realización de pruebas de ADN para tratar de determinar las características étnicas de las 49 víctimas abandonadas dentro de bolsas de plástico a orillas de la citada rúa federal.

De cuerdo a los primeros reportes forenses, las víctimas tenían por lo menos 48 horas de haber sido asesinadas.

Las autoridades no encontraron mensajes o señales de grupos que se adjudicaran esta nueva masacre, lo cual lleva a los expertos en la materia a sospechar que las víctimas de esta nueva masacre podrían ser indocumentados que cruzan México, buscando llegar a los Estados Unidos en pro de un trabajo y mejores condiciones de vida.

Por la cantidad de personas, la primera línea apunta a que podría tratarse de los pasajeros de un autobús repleto de ilegales; pudo haberse tratado de un problema de cobro de cuota a un pollero por parte de la delincuencia organizada que ya se apoderó también de este negocio ilegal”, dijo el vocero que pidió el anonimato.

Esta sería la segunda masacre de migrantes con gran número de personas asesinadas, después de la ocurrida el año 2010.

Los 72 cadáveres de Tamaulipas

El martes 24 de agosto de 2010, fueron encontrados 72 cadáveres de migrantes de centro y Sudamérica, en el ejido El Huizachal, municipio de San Fernando, estado de Tamaulipas, quienes habían sido ejecutados por la espalda, y muchos de ellos presentaban el tiro de gracia.

De esa masacre hubo un sobreviviente, un ciudadano ecuatoriano, y fue él quien dio la voz de alerta.

El sobreviviente del múltiple crimen se salvó, al fingirse muerto entre todos los migrantes, masacrados por hombres fuertemente armados.

Según la declaración, los 72 indocumentados asesinados  iban en un camión rumbo a Estados Unidos, sin embargo, entre el sábado y el domingo 2º y 22 de agosto 2010, fueron interceptados por un grupo armado que se presume era de la organización los Zetas.

Entre las víctimas 14 fueron identificados como salvadoreños, mientras el resto estaba dividido entre ciudadanos centroamericanos y sudamericanos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *