Ataques y violencia sin cesar a mes y medio de elecciones en México

By on 15 mayo, 2012

No pasa ni un día sin que ocurra una serie de horrores en el territorio de la República Mexicana. De nuevo el gremio periodístico fue blanco de ellos: dos redacciones padecieron ataques perpetrados en un lapso tres días, asimismo, asesinaron a un ex periodista que participaba en la campaña electoral. ¿Las elecciones del 1 de julio podrán desarrollarse normalmente en una situación como esta?

A mes y medio de los comicios federales en los que será electo el próximo Presidente de la República, entre otros funcionarios, Reporteros sin Fronteras se pronuncia por que se detenga de inmediato la ofensiva federal contra el narcotráfico (http://es.rsf.org/mexique-campana-basta-de-sangre-no-sangre-11-02-2011,39527.html), cuyo balance asciende a más de 50.000 muertos. Esta guerra que no se llama por su nombre sólo ha amplificado una violencia endémica. Continuar con esta ofensiva afecta el desarrollo del proceso electoral y el necesario debate ciudadano emprendido por los periodistas y los actores de la sociedad civil”, declaró la organización.

La autocensura parece convertirse en el único recurso de las redacciones, expuestas como nunca a atentados y ataques a mano armada. De nuevo es la triste elección del diario El Mañana, de Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas. En una editorial publicada el 13 de mayo (http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=285342) el periódico lo explicó a sus lectores, dos días después de que lo atacaran: lanzaron un artefacto explosivo y dispararon contra la fachada de sus oficinas; por fortuna, nadie resultó lesionado. Los impactos de bala dañaron sobre todo el estacionamiento de la redacción, alcanzaron a al menos seis vehículos, nos indicó un representante del periódico.

Al día siguiente del atentado se otorgó protección a El Mañana, por órdenes de la Secretaría de Gobernación. El diario ya había sufrido ese tipo de dramas (http://es.rsf.org/mexico-un-periodista-gravemente-herido-en-08-02-2006,16390.html). La impunidad reina desde el asesinato de su jefe de redacción, Roberto Mora, ocurrido en 2004 (http://es.rsf.org/mexico-reporteros-sin-fronteras-participa-28-04-2004,09579.html).

El 8 de mayo –tres días antes del ataque contra El Mañana–, en Reynosa, en el mismo estado de Tamaulipas, las instalaciones del diario Hora Cero fueron evacuadas tras una llamada anónima que advertía sobre un ataque inminente. Minutos más tarde seis individuos armados y encapuchados abrieron fuego contra el edificio vacío. De manera incomprensible, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) comenzó por negar la existencia del ataque.

De la prensa a la política

René Orta Salgado trabajó durante veinte años en la sección policíaca del diario El Sol de Cuernavaca, en el estado de Morelos. En diciembre de 2011 abandonó su actividad periodística para apoyar la campaña del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia, Enrique Peña Nieto. El 13 de mayo de 2012 encontraron el cuerpo del periodista de 43 años de edad en el interior de su automóvil, tres días después de que su familia denunciara su desaparición. El rostro de René Orta Salgado estaba cubierto con un pañuelo; el periodista habría muerto por asfixia (estrangulación). El cadáver también tenía heridas causadas por objetos punzocortantes.

En una década 83 periodistas han sido asesinados y 14 han desaparecido en México; la impunidad reina en la mayoría de los casos. El estado de Veracruz es el último epicentro de las exacciones cometidas contra la profesión (http://es.rsf.org/mexico-la-revista-proceso-esta-de-duelo-30-04-2012,42405.html). Un periodista de este estado, colaborador del periódico La Jornada, recientemente optó por el exilio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *