Iglesia Católica salvadoreña preocupada por situación política en Paraguay

By on 24 junio, 2012

La iglesia católica salvadoreña a través de su máximo representante, José Luis Escobar Alas, el Arzobispo de San Salvador se mostró preocupada por la situación política que se vive en Paraguay, donde el presidente de ese país, Fernando Lugo, fue separado del cargo después de un juicio político en el Senado.

Escobar Alas, consultado este domingo 24 de junio sobre la situación en la nación sudamericana, recordó primero, que si bien el presidente Lugo era sacerdote, había renunciado a su condición de ministro de la iglesia para dedicarse a la política y cumplir el mandato que el pueblo le dio como presidente de Paraguay.

Para el arzobispo salvadoreño el tema de Paraguay no es un tema de carácter eclesiástico, sino un tema de carácter civil, de carácter político.

Ciertamente nos preocupa que se haya llegado a esa decisión y a esta circunstancia en Paraguay”, expresó.

Sin embargo, el prelado declinó pronunciarse en este momento a favor o en contra de las partes, porque dijo que la iglesia es respetuosa de las cosas que en el interno un país puede hacer.

Esperamos que se restablezca el ambiente de la mejor manera, para que este pueblo continúe en su democracia”, dijo José Luis Escobar Alas, en su tradicional conferencia de prensa posterior a la Homilía Dominical.

Escobar Alas, se refirió también al diferendo de poderes Legislativo y Judicial en El Salvador, y llamó a las partes a dialogar para encontrar una solución al problema.

La separación de Lugo

El viernes 22 de junio, durante un juicio político el Senado de Paraguay, despojó del cargo de presidente de la república a Fernando Lugo, por Fernando Lugo que fue destituido por el congreso de esa nación sudamericana, después de un juicio político por la muerte de 17 personas durante un desalojo de campesinos.

La acusación señaló: “Fernando Lugo, hoy por hoy representa lo más nefasto para el pueblo paraguayo, que se encuentra llorando la pérdida de vidas inocentes debido a la criminal negligencia y desidia del actual Presidente de la República, quien desde que asumió la conducción del país, gobierna promoviendo el odio entre los paraguayos, la lucha violenta entre pobres y ricos, la justicia por mano propia y la violación del derecho de propiedad, atentando de ese modo permanentemente contra la Carta Magna, las instituciones republicanas y el Estado de Derecho”.

No cabe duda que la responsabilidad política y penal de los trágicos eventos registrados 15 de junio del presente año, que costó la vida de 17 ciudadanos paraguayos entre policías y campesinos, recae en el Presidente de la República, Fernando Lugo, que por su inacción e incompetencia, dieron lugar a los hechos acaecidos, de conocimientos públicos, los cuales no necesitan ser probados, por ser hechos públicos y notorios”, indica la acusación contra el presidente.

En lugar de Lugo fue nombrado Federico Franco, quien era el vicepresidente. Sin emb argo, muchos países sudamericanos han expresado su posición de no reconocer a ese gobierno, por ser resultado de un Golpe de Estado.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *