Uruguay rinde tributo en OEA a activistas por su lucha contra dictadura militar

By on 12 diciembre, 2012

La Misión de la República Oriental del Uruguay ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) realizó este miércoles 12 de deiciembre en la OEA,  un homenaje a los hombres y mujeres de Estados Unidos y América Latina que fueron solidarios con la lucha por los derechos humanos en el país sudamericano durante la dictadura militar que tuvo lugar entre 1973 y 1985.

“Tenemos algunas deudas. Entre ellas una de orden moral con los ciudadanos de Estados Unidos y también de nuestra América Latina. Hoy queremos expresar un emotivo reconocimiento por las generosas, lúcidas y valientes acciones de solidaridad en defensa de los derechos humanos, en la hora más negra de nuestro país”, dijo el Embajador de Uruguay ante la OEA, Milton Romani, quien encabezó la ceremonia, que se realizó en el Patio Azteca del Edificio Principal de la Organización Hemisférica en Washington, DC, junto a su esposa, Sonia Fernández.

El acto fue denominado “Jornada Maestra Elena Quinteros”, en alusión a la docente uruguaya que fuera secuestrada por militares uruguayos en el interior de la Embajada de Venezuela en Uruguay en junio de 1976 y cuya detención provocó la ruptura de relaciones diplomáticas entre Montevideo y Caracas.

Las personas homenajeadas por la misión uruguaya ante la OEA fueron: el Reverendo Joe Eldridge, ex Director de la Washington Office on Latin America (WOLA) y quien encabezara la campaña por el Maestro Julio Castro (primer caso oficial de una persona desaparecida en la OEA); el Doctor Robert Goldman y Jo Marie Griesgraber, quienes integraron las primeras misiones humanitarias a Uruguay para confirmar las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos; Louise Popkin, quien acompañó al ex legislador uruguayo Zelmar Michelini (asesinado en Argentina en 1976) en sus denuncias y a (el ex líder del Partido Nacional de Uruguay) Wilson Ferreira Aldunate en su denuncia ante el Congreso de Estados Unidos; y Patricia “Polly” Pittman y Juan Méndez, de Americas Watch (predecesora de Human Rights Watch), por su apoyo a todos los exiliados.

También se rindió tributo al hoy fallecido Julio Ramos, ex Embajador de Venezuela en Uruguay, y en cuyo lugar recibió la distinción el actual Representante Permanente de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton. En sus intervenciones, tanto el Embajador Chaderton como el resto de los homenajeados recordaron sus vínculos con Uruguay.

“Las enseñanzas de este capítulo forman parte de nuestros principios rectores. No son cosas del pasado. Están presentes como un desafío que tiene toda la humanidad frente a la injusticia. En la capacidad para indignarnos, para ser solidarios, porque se cometen inequidades en nombre de principios nobles. En nombre de la paz, de la libertad y la democracia o de la revolución, invocando razones de Estado o religiosas”, indicó el Embajador Romani.

El Representante Permanente de Uruguay ante la OEA sostuvo que la perspectiva de las víctimas es “la única que nos permite rescatar, siempre que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y dotados como están de razón y conciencia deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

Al finalizar su intervención, el diplomático uruguayo dijo: “Mantenemos un firme compromiso con el proceso de Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Afirmamos que es urgente la universalización del mismo para que todos los Estados seamos iguales ante la ley, que la autonomía e independencia de todos los órganos son fortalezas del mismo”.

Asistieron al homenaje, el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza; el Presidente del Consejo Permanente de la OEA y Representante Permanente de México, Joel Hernández; el Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin; el Embajador de Uruguay ante la Casa Blanca, Carlos Pita; varios embajadores de los Estados Miembros de la OEA y representantes de la sociedad civil y de la comunidad uruguaya en Washington, DC.

La ceremonia se cerró con una exhibición de “Candombe For Ever”, una cuerda de tambores formada por uruguayos residentes en Washington, DC.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *