CIDH expresa preocupación por muerte violenta de 24 reos en penal de Durango, México

By on 3 enero, 2013

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresa su preocupación por la muerte violenta de al menos 24 personas en el Centro de Reinserción Social (CERESO) No. 2 de la ciudad de Gómez Palacios, estado de Durango, México.

La CIDH insta al Estado a adoptar las medidas pertinentes para evitar la repetición de hechos similares y para investigar y sancionar a los responsables.

De acuerdo con información ampliamente difundida, en la tarde del pasado martes 18 de diciembre de 2012 al menos quince internos y nueve agentes de custodia murieron en un enfrentamiento con armas de fuego producido en el CERESO No. 2 de Gómez Palacios, de acuerdo con la versión de fuentes oficiales, a raíz de un intento masivo de fuga. Luego de estos hechos, más de quinientos reos habrían sido trasladados del referido centro penal, además aún habría varios heridos de gravedad.

En atención a estos hechos, la CIDH reitera que los Estados, como garantes de los derechos de las personas privadas de libertad tienen el deber fundamental de asegurar el control y la seguridad interna de las cárceles. El debido control por parte de las autoridades del orden interno en las cárceles es el presupuesto esencial para garantizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad.

Asimismo, los Estados tienen la obligación de investigar de oficio y con la debida diligencia todas aquellas muertes de personas que se encuentran bajo su custodia. Estas investigaciones no sólo deben estar orientadas a establecer los responsables materiales de los hechos, sino también a los posibles autores intelectuales y a aquellas autoridades que por acción u omisión pudieran haber tenido algún grado de responsabilidad.

La Comisión Interamericana manifiesta una vez más su profunda preocupación por los altos niveles de violencia en los centros penales del norte de México, en los que constantemente se registran motines, enfrentamientos entre miembros de bandas criminales, fugas y otros desórdenes e irregularidades.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *