CIDH condena asesinato de defensor de Derechos Humanos en México

By on 2 agosto, 2013

CIDHWashington, D.C. –La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el asesinato de Herón Sixto López, defensor de derechos humanos de los pueblos indígenas mixtecas y triquis, e integrante del “Centro de Orientación y Asesoría a los Pueblos Indígenas” (COAPI) en Oaxaca, México.

La información recibida indica que desde el 15 de julio de 2013, familiares de Herón Sixto López denunciaron públicamente que fue sacado por la fuerza por personas desconocidas de las instalaciones del COAPI y que, a partir de ese momento, se desconocía su paradero. Según la información disponible, el 20 de julio de 2013 el cuerpo de Herón Sixto López fue hallado sin vida con seis impactos de bala en el paraje “Cahuaya” perteneciente a San Sebastián Tecomaxtlahuaca.

La CIDH recuerda que es obligación del Estado investigar de oficio hechos de esta naturaleza y sancionar a los responsables. La CIDH insta al Estado mexicano a investigar este crimen, esclarecerlo judicialmente y sancionar a los responsables materiales e intelectuales.

Asimismo, la Comisión llama al Estado mexicano a adoptar en forma inmediata y urgente todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de las defensoras y defensores de los derechos de los pueblos indígenas en el país.

Como ha señalado la Comisión anteriormente, los actos de violencia y otros ataques contra las defensoras y los defensores de derechos humanos no sólo afectan las garantías propias de todo ser humano, sino que atentan contra el papel fundamental que juegan en la sociedad y sume en la indefensión a todas aquellas personas para quienes trabajan.

La Comisión recuerda asimismo que la labor de defensores y defensoras es esencial para la construcción de una sociedad democrática sólida y duradera, y tienen un papel protagónico en el proceso para el logro pleno del Estado de Derecho y el fortalecimiento de la democracia.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *