Obra literaria de Arturo Ambrogi, una fuente siempre viva del carácter salvadoreño

By on 19 septiembre, 2013

Tirso Canales ITirso Canales: Fantasmario: (Una luciérnaga contra el oscurantismo)

I-. Introducción a su Obra Literaria La labor literaria de Arturo Ambrogi, se proyecta a lo largo de casi 50 años. Ese lapso fue iniciado en la década última del siglo XIX y concluido en 1936, fecha de la primera edición de su libro, El Jetón. En este año muere Ambrogi, autor de una docena de libros. Cuentos y Fantasías (1895) es su primera obra de importancia para la literatura salvadoreña.

Antes había publicado, Bibelot, del cual hoy día es imposible encontrar algún ejemplar, incluso en las bibliotecas mejor calificadas del país.

Ambrogi, publicó la mayor parte de su obra en las dos primeras décadas del siglo XX. Sus libros están compuestos de narraciones elaboradas con elementos de carácter nacional –principalmente campesinos-, o bien recogen experiencias de su vida en el extranjero. A través de su obra, revela el proceso contradictorio en que estuvo inmerso durante un período prolongado de su vida literaria, y que se caracteriza por un constante entrelazamiento de distintas corrientes estéticas, sobre todo en los años anteriores a 1920.

El rasgo más relevante de su proceso creador, se halla bien definido, en el Libro del Trópico, edición integrada, y en El Jetón. En estas obras, muchas cuestiones antes dispersas, adquieren carácter unitario y categoría estética. Los trabajos que las integran reflejan con fidelidad el método ambrogiano: narrador directo, pormenorizador de la sensación, a través de un lenguaje imbuido de riqueza comunicativa de realidad.

Aquí se examinan sus obras en orden evolutivo. El libro del Trópico, ha sido analizado en su edición definitiva 1918, pues se publicó en dos entregas: 1907 y 1916.

Varios trabajos del Libro del Trópico fueron reelaborados posteriormente a su publicación, e incluidos en El Jetón. Al ser sometidos a nueva redacción no sufrieron cambios sustanciales. El trabajo de reelaboración era muy frecuente en Ambrogi. A menudo encontramos pasajes cuya similitud o repetición es evidente. En ocasiones un mismo trabajo está publicado en dos obras, o aparece en otra con título distinto. En estos casos hemos ubicado los trabajos en los libros donde primero fueron publicados.

De, Marginales de la Vida, hemos señalado todas las narraciones de valor literario, histórico, sociológico o referencial permanente, no así aquellos –que si bien no carecen de importancia, su carácter es más o menos efímero. De Sensaciones del Japón y de la China, anotamos asimismo los aspectos que están más liberados de fonemas “japoneses” o “chinos”.

Al realizar esta guía para el estudio de Ambrogi, tenemos como objetivo rescatar, preservar y divulgar la obra de nuestros creadores de cultura. Rescate que adquiere más urgencia cuando se constata que libros importantes para la literatura nacional editados a finales del siglo pasado, XIX o en las primeras décadas del presente, no se encuentran. En lo que se refiere al caso de Ambrogi, no hay como ya se dijo, ejemplares de Bibelot, ni de Cuentos y Fantasías. El ejemplar de Cuentos y Fantasías, que consultamos, está mutilado. Le faltan las siguientes narraciones; un amor, la nueva primavera, mientras llueve, mi culto, el salmo y las novias pasadas. Asimismo varios artículos se hallan incompletos, cosa que mueve a lástima. Esto refleja el desprecio que tienen por la cultura nacional los gobernantes de este país, al no preocuparse por preservarla.

La investigación de la obra de nuestros autores y artistas constituye, pues una necesidad evidente. No sólo se necesita sistematizar los conocimientos a este respecto, sino que se debe rescatar la “obra suelta” que está diseminada. Del propio Ambrogi quedan muchas de sus narraciones desperdigadas en páginas de periódicos y revistas. En este trabajo se recogen 2 narraciones halladas en viejos periódicos de 1935, que no volvieron a reproducirse, a pesar de no ser del tipo “efímero”.

Concluimos esta nota señalando como tarea pendiente de realizarse, la investigación exhaustiva y la edición de la obra completa de Arturo Ambrogi.

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931.  Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET. Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador.

One Comment

  1. Alejandra Najarro

    7 enero, 2017 at 12:25 am

    He leído el artículo completo y lo he disfrutado. Sin embargo, no he solventado mi duda: ¿En qué libro se encuentra compilados “Las sensaciones del Japón y de la China” ? porque en El Trópico no es el caso 🙁
    Si alguien sabe, por favor responda, he querido leer ese libro desde el colegio.

    Gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *