Arzobispo: “El archivo es de la iglesia y no vamos a permitir a nadie sustraerlo”

By on 20 octubre, 2013

 

José Luis Escobar Alas, arzobispo. (imagen de archivo)

José Luis Escobar Alas, arzobispo. (imagen de archivo)

El Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas advirtió este domingo 20 de octubre de 2013 que no permitirán sacar el archivo de casos de Tutela Legal del Arzobispado para proteger la información de las víctimas, y porque es propiedad de la iglesia.

Esta es una primera reacción de la Iglesia Católica ante el allanamiento que realizó la Fiscalía General de la República el pasado viernes 18 de octubre a la oficina de Tutela Legal.

El caso que pone frente a frente a la Iglesia con la Fiscalía General por el archivo de Tutela Legal, incluye tres acciones que muestran cómo se encuentra la situación: la Fiscalía allana la oficina de Tutela Legal para incautar toda la documentación; el arzobispo les dice que pueden entrar pero no tocar, ni sacar nada; la Fiscalía manda sellar las puertas y entradas de la oficina para garantizar que no se pierda ningún documento ahí archivado. Así están las cosas.

Todo esto ocurre a raíz de otra acción realizada antes por el Arzobispo que mandó a cerrar la Oficina de Tutela Legal del Arzobispado y cesó en sus cargos a los empleados. La oficina había sido creada en 1982 por el entonces arzobispo Monseñor Arturo Rivera y Damas, para ayudar a la población ante violaciones a sus derechos humanos, en el marco de la guerra civil, que dejó más 90 mil muertos.

El cierre ordenado por la Iglesia provocó una serie de protestas de diferentes sectores por el hecho de que ahí se almacenan miles de casos denunciados por la población por violaciones a sus derechos humanos, incluidas las masacres más sonadas que se hayan producido en el país. Hay quienes consideran que en dicho archivo existen más de 50 mil casos. El temor es que se pierdan esos casos o la información de testigos sea hecha pública.

Pero el Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, ha fijado posición sobre el caso este domingo 20 de octubre, en el marco de la conferencia posterior a la Homilía Dominical en donde ha dicho que del archivo no sacarán ni una hoja.

El archivo es de la iglesia y no vamos a permitir a nadie sustraerlo, ni sustraer ninguna de sus partes, pues es nuestro deber custodiarlo y ponerlo al servicio de la justicia en favor de las víctimas”, dijo Escobar Alas.

Lo ocurrido en el allanamiento:

El obispo detalló que el viernes 18 de octubre “a las 4:20 de la tarde en el arzobispado fuimos sorprendidos por la repentina visita de personal de la Fiscalía General de la República para allanar las instalaciones de la disuelta oficina de Tutela Legal”.

Señaló que la acción fue encabezada por el fiscal Julio Arriaza y que los señores de la Fiscalía pidieron hablar con él, para luego detallar que se reunió con ellos en presencia de Monseñor Rafael Urrutia, Vicario de Promoción Humana; y los padres Carlos Chavarría y Edwin Henríquez; y Jazmin Velasco, directora del departamento jurídico del arzobispado.

Los señores me entregaron la orden de allanamiento dictada por el juez, en la que se da a la Fiscalía General de la República amplias facultades para actuar en el archivo de la disuelta Tutela Legal y me explicaron que lo hacían con el fin de garantizar la protección de los documentos, porque la Fiscalía tiene casos abiertos, de los que supuestamente hay información en dicho archivo y que por ley están obligados a custodiar la cadena de información de esos casos, y que por eso incautarían el mencionado archivo”, sostuvo Escobar Alas.

Les expresé que nos sorprendía mucho tal acción pero que la Iglesia es respetuosa de la ley y cumplidora de la misma, y que por tanto, íbamos a colaborar con la justicia”, dijo.

Sin embargo, les hice saber que el archivo en mención es propiedad de la iglesia y que no podemos permitir que salga de las instalaciones de nuestro arzobispado. Que la iglesia lo custodia en su totalidad en cada una de sus partes y que no podíamos permitir que fuera removido el archivo ni ninguno de sus expedientes, ni siquiera una hoja pues estamos comprometidos a guardar la total confidencialidad de las víctimas”, agregó el prelado.

Me dijeron que estaban de acuerdo en que el archivo es propiedad de la iglesia, pero que se trataba de una medida de protección y que iban a proceder a la inspección. Les dije que solamente podíamos permitirles que lo inspeccionarán externamente, pero sin ver ningún expediente, porque es nuestro deber defender la total confidencialidad de las víctimas. Ellos aceptaron también esta posición nuestra y nos expresaron que el máximo interés de la Fiscalía es la protección de dichos documentos, que estaban de acuerdo en no tocar ningún documento, pero que protegerían el archivo para evitar que nadie lo tocara tampoco, para asegurar que no se pierda ninguna información”, aseguró José Luis Escobar Alas.

El arzobispo dijo que habiendo llegado a los anteriores acuerdos les permitieron a los fiscales que procedieran a inspección del archivo sin ver ningún documento.

Mientras realizaban dicha inspección siempre estuvieron acompañados de Monseñor Urrutia, Carlos Chavarría, Edwin Henríquez, y Jazmin Velasco.

Al tiempo que dijo que los fiscales dijeron que debían proteger información de casos como el de contaminación ambiental de Baterías Récord.

Los señores de la Fiscalía levantaron un acta y sellaron el local con cinta amarilla”,concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *