Iglesia Católica afirma que archivo de Tutela Legal está completo

By on 3 noviembre, 2013

ArzobispoLa Iglesia Católica salvadoreña ha continuado defendiendo una autonomía para no permitir al Estado Salvadoreño el manejo de la información de la disuelta oficina de derechos humanos de Tutela Legal del Arzobispado.

El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, ha dejado en claro nuevamente este domingo que no permitieron y no permitirán a nadie que conozca o toque los archivos de Tutela Legal relacionados con denuncias de violaciones a derechos humanos de la población salvadoreña durante el conflicto civil armado registrado en la década de los 80s y principios de los 90s.

De acuerdo con conocedores del tema en Tutela Legal en el archivo existen unos 50 mil casos de denuncias de violaciones.

La Iglesia Católica, ahora bajo la dirección de José Luis Escobar Alas cerró la oficina de Tutela Legal el pasado 30 de septiembre de 2013, la cual había sido creada en 1982 por el ex Arzobispo Arturo Rivera y Damas (Q.E.P.D).

El cierre de la oficina fue duramente criticado por diferentes sectores que no alcanzan a clarificar cuál es la motivación y algunos sospechan que se quiere hacer desaparecer esos archivos. Y hubo intento de la Fiscalía por hacerse con el archivo allanando la oficina, pero no le permitieron ver siquiera los materiales ahí almacenados. También la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos había expresado su opinión sobre el tema pidiendo que se le permita ver el archivo, pero tampoco ha sido autorizada. Y si la Secretaría Nacional de Cultura de la Presidencia quería declarar el archivo como bien cultural, ahora ya tiene freno.

Este domingo 3 de noviembre de 2013 en la conferencia después de la tradicional homilía dominical, Escobar Alas ha dado a conocer la situación del archivo, y que tienen el proyecto de crear una nueva oficina, la cual estaría apareciendo públicamente a finales del presente año.

Escobar Alas, dijo que el día jueves 31 de octubre por la mañana se reunió con las familias de víctimas de masacres a las que la disuelta Tutela Legal ha dado asistencia, para explicarles la situación.

En dicha reunión les afirmamos que los documentos del archivo están completos, que ha nadie le permitiremos violar los mencionados archivos para asegurar el resguardo de su confidencialidad y que solo estarían disponibles en favor de las víctimas en casos judiciales”, advirtió el arzobispo.

A esas personas, el Arzobispo dijo que las nueva instancia que crearán atenderá sus casos y que la iglesia siempre estará en favor de las víctimas.

Señaló que ese mismo día se reunieron con el Fiscal General Luis Antonio Martínez y sus colaboradores.

El fiscal nos dijo que había decidido entregar a la iglesia el resguardo del archivo que realizó la disuelta Tutela Legal del Arzobispado para que la iglesia continúe realizando el inventario y organización de dicho archivo sin ninguna dificultad”, afirmó Escobar Alas.

Nos pidió (el Fiscal General) que la iglesia brinde a futuro toda aquella información pertinente sobre los hechos delictivos que están en proceso de investigación en la Fiscalía General e la República, a lo cual dijimos estar de acuerdo, puesto que esa es la finalidad de dicho archivo”, agregó el prelado.

Asimismo, el Arzobispo informó que el día viernes 1º de noviembre fue admitida por la Sala lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia la demanda de amparo presentada por la Iglesia, con lo cual inhibe a la Secretaría Nacional de Cultura de ejecutar cualquier procedimiento tendiente a declarar como bien cultural el archivo documental que realizó la disuelta Tutela Legal del Arzobispado.

Y dejó en claro que ninguna otra autoridad estatal podrá ejercer o dictar actos que permitan el ingreso y acceso al mencionado archivo.

Lo anterior es debido a la presunta violación a la garantía institucional de autonomía de la Iglesia y el derecho a la autodeterminación informativa de las víctimas, cuyos datos de información obran en ese archivo”, manifestó Escobar Alas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *