Entregan distinción de forma póstuma a María Julia Hernández

By on 21 noviembre, 2013

El gobierno de Mauricio Funes, confirió este jueves 21 de noviembre de 2013 de forma póstuma la Orden del Libertador de los Esclavos José Simeón Cañas, en el grado de Gran Oficial, a la defensora de los derechos humanos María Julia Hernández.

El alto reconocimiento, instituido en el país en 1966, fue entregado a la familia de María Julia, y lo recibió su hermana Gloría Hernández en una ceremonia realizada en Casa Presidencial en presencia de funcionarios, cuerpo diplomático y otros invitados especiales.

Al entregar esta condecoración, aprovecho para rendir este homenaje y agradecer a María Julia Hernández, en nombre del Gobierno y del pueblo salvadoreño, su compromiso con la vida y su dedicación generosa al servicio de las víctimas de la injusticia”, expresó el presidente en su discurso.

Funes destacó que “María Julia, fiel a la palabra de monseñor Oscar Arnulfo Romero, con quien tuvo el privilegio de trabajar, abogó y protegió a los refugiados, a los desaparecidos y a quienes sufrieron de la tortura y el olvido. Luchó para que se reconociera su sufrimiento, por la búsqueda de la verdad, la justicia, por la humanización del conflicto armado”.

María Julia Hernández desarrolló, entre 1982 hasta su muerte en 2007, un ejemplar desempeño al frente de esta oficina de la iglesia Católica, que inició como el Socorro Jurídico, fundado por Monseñor Romero.

Como parte del homenaje también fue inaugurada una exposición fotográfica en Casa Presidencial.

María Julia Hernández: la voz de una mujer que nunca calló” ha sido titulada es una exposición fotográfica de 17 piezas que hace un recorrido  por la vida de esta incasable luchadora que defendió los derechos de los más desfavorecidos.

El recorrido en imágenes comienza con un retrato de cuando era una estudiante del colegio Sagrado Corazón y luego muestra escenas importantes de su vida como su encuentro con el Papa Juan Pablo II y el arduo y valiente acompañamiento a las víctimas de violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado en El Salvador.

Ovidio Mauricio González, quien asumió la dirección de Tutela Legal después de la muerte de María Julia Hernández hasta su reciente disolución, explicó que estas imágenes las fueron coleccionando con el paso de los años, aunque a ella no le gustaba  que la fotografiaran.

El Procurador de Derechos Humanos, David Morales, manifestó que este homenaje póstumo a María Julia Hernández es justo y merecido porque es la gran defensora histórica de los derechos humanos en El Salvador, quien arriesgó su vida en innumerables ocasiones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *