Condenan a 33 años de cárcel a acusado de feminicidio en San Marcos

By on 4 diciembre, 2013

Centro Judicial Isidro Menéndez IEl Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador condenó a 33 años de prisión a un hombre acusado de feminicidio, es decir, de haber participado en la muerte de una joven que fue secuestrada y luego sepultada en un hoyo en el municipio de San Marcos, ubicado al sur de San Salvador.

La fiscalía general identificó al sentenciado como Edwin Ulises Ortiz Ayala, alias “Charro”, de 23 años, quien enfrentó el referido ilícito por la muerte de Jocelyn Tatiana Chávez Martínez, de 20; así también por tenencia, portación, conducción ilegal o irresponsable de arma de fuego.

En el desarrollo del juicio, la representación fiscal presentó una diversidad de elementos de prueba que establecieron la participación directa del imputado en este crimen.

Como determinante fue valorada la prueba testimonial aportada tanto por la testigo “Susana” como por “Milton”, ambos bajo régimen especial de protección. “Los relatos han sido contundentes en señalar la actuación del imputado en el lugar donde la víctima fue privada de la vida”, explicó el fiscal del proceso.

Al final del juicio, el Tribunal dio validez a la tesis acusatoria de la FGR procediendo a declarar la culpabilidad de Ortiz Ayala. Es así como el juzgador impuso la condena de 30 años por el delito de feminicidio y sumó otros tres por la posesión ilegal de un arma de fuego.

La joven Chávez Martínez fue privada de libertad por sujetos desconocidos la tarde del 5 de enero de 2012 cuando salió de casa a realizar una recarga para teléfono celular y su cuerpo semienterrado fue encontrado 5 días después en un predio baldío conocido como “Los Mangos” en la colonia El Tránsito 3, de San Marcos.

El relato de uno de los testigos describe el momento cuando vio a dos pandilleros que se dedicaban a cavar un hoyo y quedaron en espera de su víctima. Poco después reconoció a otros dos que arrastraban a Chávez Martínez hasta ese lugar.

La jovencita reaccionó tratando infructuosamente de defenderse, pero fue sometida a base de golpes por los mismos pandilleros a quienes no les importó que se escucharan los gritos de auxilio y la golpearon hasta dejarla inconsciente. Finalmente, la depositaron en el hoyo y tras sepultarla, quizá aún con vida, todos se dieron a la fuga de la zona.

El avanzado estado de putrefacción en que fue encontrado el cadáver no permitió que los forenses de Medicina Legal determinaran si habría muerto producto de la paliza o la asfixiada.

Las investigaciones de la FGR determinaron la participación de los pandilleros pertenecientes a los “18 Sureños”, cuyo accionar violento es en la referida comunidad y por ello se ordenaron las respectivas capturas administrativas.

En el mismo caso, se confirmó que otro de los participantes en este crimen es Alberto Alejandro Pérez Torres, “Chiripillo”, quien purga 30 años de cárcel, pues con anterioridad enfrentó el juicio; otro implicado es Adalberto Sibrián, “Payaso”, aún prófugo de la justicia y uno más que solamente fue identificado por su alias “Caballo”, está fallecido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *