OEA expresa satisfacción por tranquilidad y espíritu cívico en Elecciones El Salvador 2014

By on 4 febrero, 2014
La misión de observadores de la OEA fue presidida por  el boliviano, Gustavo Fernández.

La misión de observadores de la OEA fue presidida por el boliviano, Gustavo Fernández, quien presentó el informe.

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para las elecciones presidenciales realizadas en El Salvador el domingo 2 de febrero de 2014 da a conocer su satisfacción por la tranquilidad y espíritu cívico demostrado por el pueblo salvadoreño durante los comicios.

La Misión valora la administración técnica y logística del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que puso en práctica innovaciones que favorecieron el ejercicio del voto y crearon mejores condiciones para la competencia política y, por cierto, la puesta en vigencia del Código Electoral, la ley de partidos políticos, el voto de los policías y el sufragio en el exterior, que ampliaron el carácter incluyente del proceso electoral.

Merece una especial mención la aplicación generalizada del voto residencial, que se tradujo en la triplicación de los centros de votación, acercó las urnas a los electores y, por tanto, amplió los márgenes de autonomía del ciudadano para votar al permitirle llegar por medios propios hasta el lugar de sufragio.

La Misión de Observación tiene que destacar la eficiente, ágil y transparente transmisión de resultados preliminares. Al término de la jornada electoral, se encontraba disponible información referente al 99% de las actas escrutadas. Debe recalcarse el aporte que significa el hecho de que los datos ofrecidos por el TSE, vigilados en todas las etapas por los partidos políticos, se encuentren disponibles por internet para cualquier ciudadano, incluyendo el acceso digital a las actas.

El testimonio de los observadores de la OEA indica que las autoridades públicas garantizaron apropiadamente la seguridad de los recintos y el proceso electoral, lo cual no excluyó algunos hechos aislados de intimidación o intentos de inducir el voto. La mejora de los procedimientos de depuración del censo electoral, en especial del registro de los fallecimientos, es una tarea que merece abordarse con especial atención.

Al mismo tiempo, la MOE señala la necesidad de encarar en la segunda vuelta algunos desafíos importantes, como el ejercicio oportuno y de oficio por parte del TSE de la competencia de control sobre la participación e intervención de las autoridades públicas en la campaña electoral, que ayudará a mejorar el clima de confianza y transparencia del proceso.

Merece atención la reducción del nivel de participación ciudadana respecto de la votación de 2009, que si continúa puede debilitar el proceso democrático. La democracia se alimenta del voto popular.

Desde la perspectiva de la MOE parece particularmente importante que las instituciones salvadoreñas, en el espíritu de las leyes vigentes, estudien y apliquen medidas para la rendición de las cuentas y de los gastos de los partidos, reglamenten la información sobre sus fuentes de financiamiento, normen el tratamiento de las donaciones extranjeras y den a los nuevos partidos las condiciones financieras para participar con equidad. Con el fin de estar a tono con el progreso que ha alcanzado la región en esta materia, es ésta una tarea que los actores políticos salvadoreños deben acometer con especial urgencia.

La MOE/OEA recalca el valor de la puesta en marcha del voto en el exterior y enfatiza el beneficio que podría resultar de la flexibilización de las condiciones del registro actualmente exigidas.

Para finalizar, la Misión reconoce la colaboración de las autoridades salvadoreñas que permitió el adecuado desarrollo de sus actividades. Igualmente agradece la contribución financiera de Bolivia, Chile, España, EEUU, Francia, Israel, Italia y Luxemburgo para el trabajo de la misión.

La Misión de Observación Electoral de la OEA está convencida que los partidos políticos actuarán con la misma madurez, tranquilidad y civismo que demostró la ciudadanía y que la sociedad salvadoreña reforzará y ampliará su ejemplar movilización en los comicios del próximo 9 de marzo. Con esa misma convicción espera continuar su tarea de observación imparcial, comprometida con los valores democráticos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *