Gran expectación por llegada de náufrago salvadoreño para reunirse con su familia

By on 11 febrero, 2014

José Salvador Alvarenga se despeide el presidente de Ilsas Marshall, Christopher Loeak, a quien agradeció las mútiples atenciones que le fueron brindadas después del naufragio. (imagen tomada de vivelohoy.com/Hilary Hosia GETTI)

Gran expectativa ha surgido en El Salvador, por la llegada del náufrago salvadoreño, José Salvador Alvarenga quien viaja desde las islas Marshall hacia este país centroamericano, después de haber realizado una gesta heroica, al mantenerse vivo durante 13 meses de viajar a la deriva, en el Océano Pacífico, hasta que fue encontrado en un atolón de las Islas Marshall, el pasado 30 de enero 2014.

Un ejército de periodistas entre redactores, camarógrafos, y fotoperiodistas, representantes de medios de comunicación impresos, de televisión y digitales, se encuentran destacados, haciendo guardia en el aeropuerto, en espera de la llegada del famoso náufrago y héroe salvadoreño.

Su historia ha trascendido a los distintos países en el mundo, ya que no cualquiera logra sobrevivir a una situación como la que él atravesó.

La llegada José Salvador Alvarenga está prevista para las 7:50 de la noche al aeropuerto Internacional El Salvador, en Comalapa, aunque se ha dicho también que podr{ía llegar a las 8:40 p.m..

El caso es que los periodistas no se mueven del aeropuerto porque desean acompañar a José Salvador cuando vaya a saludar a su familia en la población de Garita Palmera, en el departamento de Ahuachapán. Hace muchos años que Alvarenga no se mira con sus padres y una hija que le espera ya bastante crecida.

Salió a pescar tiburones

El pescador salvadoreño salió a pescar tiburones en la costa mexicana del Pacífico en diciembre de 2012, y apareció el pasado 30 de enero de 2014 en las Marshall.

Alvarenga, sobrevivió 13 meses en una pequeña embarcación después de que perdieran el control y fueran arrastrados por corrientes del océano, hasta hacerlo llegar a un lejano atolón de las Islas Marshall, a donde lo encontraron y rescataron el pasado 30 de enero.

Para sobrevivir, José Salvador Alvarenga ha explicado que tuvo que consumir carne de pescados, pájaros, tortugas, y cuando no hubo agua para beber, tomó sangre de tortugas, lo cual ya acostumbraba desde antes de caer a este tipo de emergencia, y a veces cuando no hubo agua, consumió su propia orina.

Detalló que su compañero de pesca, Ezequiel Córdoba, de 23 años, murió cuatro meses después de haber salido de la costa mexicana, ya que no se adaptó a la situación difícil que se les había presentado al mantenerse a la deriva en el Océano Pacífico.

Salvador Alvarenga, es un pescador salvadoreño que ha hecho historia para el mundo, aunque algunos quieran poner en duda esa osadía, es lucha por la vida, ese deseo de vivir que todo ser humano lleva en su interior. Es por eso que es admirado.

Sus compañeros de pesca en Chiapas, México confirmaron que había desaparecido y se mostraron alegres por su reaparición, 13 meses después y en un lugar muy, muy lejano, a 12,500 kilómetros de distancia.

Se despide de Islas Marshall

Este lunes 10 de febrero de 2014, José Salvador Alvarenga ha puesto en alto al pueblo salvadoreño y el nombre de El Salvador,  por ser una persona laboriosa y por la cual han hecho gestiones gobiernos de México, Islas Marshall, Japón, Estados Unidos y desde luego El Salvador.

Y antes de abandonar las Islas Marshall, Alvarenga se ha despedido muy caballerosamente del presidente de las islas Christopher Loeak, a quien agradeció muy profundamente todas las atenciones que recibió desde su llegada a ese territorio, el pasado 30 de enero de 2014.

De acuerdo con los reportes internacionales, Alvarenga expresó: “Agradezco al pueblo de las Islas Marshall todo lo que ha hecho por mí durante mi estancia”, al enviar un mensaje al presidente Loeak, a través de un intérprete; mientras el mandatario le regaló un collar.

Alvarenga, llegará a Hawai a primera hora del martes, desde donde viajará hacia El Salvador para reunirse con su familia, con la cual no se miran desde hace unos 14 años, y quienes lo creían muerto. Pero Alvarenga llegará a su natal Garita Palmera para conocer a su hija, a la cual dejó tierna cuando viajó en busca de mejores condiciones de vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *