CIDH: migración por México es una tragedia humanitaria en la región

By on 18 agosto, 2014

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio a conocer el informe “Derechos humanos de los migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México”, 2014 en el cual aborda los peligros y amenazas que afrontan los migrantes que pasan por México, principalmente los niños que son enviados al recorrido en busca del sueño americano, de llegar a Estados Unidos, para una reunificación familiar.

El reporte de la CIDH se refiere a una serie de hechos que afectan a los migrantes, relacionados con homicidios, secuestros, desapariciones, actos de violencia sexual, trata de personas, tráfico de migrantes, discriminación y detención migratoria sin garantías procesales y protección judicial.

Señala que en la actualidad, la situación de extrema vulnerabilidad de la que son víctimas las personas migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México representa una de las principales tragedias humanitarias en la región.

En el caso de los niños, niñas y adolescentes, la situación de extrema vulnerabilidad se agudiza ya que enfrentan una serie de riesgos asociados a su edad y nivel de desarrollo físico y mental.

Para la CIDH los niños se ven motivados a migrar por factores como persecución, violencia, explotación, maltrato o abandono en su país de origen, en búsqueda de protección internacional.

El informe da cuenta de que ellas y ellos son frecuentemente víctimas de abusos verbales y físicos durante su tránsito a través de México.

A la Comisión le preocupa en particular que la respuesta por parte del Estado frente a la migración de niñas, niños y adolescentes no acompañados sea frecuentemente su criminalización a través de la imposición de medidas como la detención migratoria.

Las mujeres también en riesgo

La situación de vulnerabilidad es también particularmente grave para las mujeres migrantes. La violencia sexual se ha convertido en una parte del recorrido de muchas mujeres migrantes en su tránsito hacia Estados Unidos, quienes además se ven amenazadas por la trata con fines de explotación sexual o prostitución ajena.

La Comisión reconoce que el Estado mexicano ha realizado importantes avances legislativos en materia de derechos humanos.

Sin embargo, el incremento de la violencia criminal durante los últimos años en México ha tenido un impacto especial sobre las personas en movilidad, quienes se encuentran en una situación de vulnerabilidad y son victimizadas.

El informe da cuenta también de casos de abusos y crímenes en contra de personas migrantes por parte del organizaciones de narcotráfico y crimen organizado.

Uno de los graves problemas identificados por la Comisión consiste en que las investigaciones judiciales se han dirigido preferentemente a los delitos relativos al tráfico ilícito de migrantes, y no al problema más amplio y grave como es el de violencia y discriminación contra las personas migrantes.

El informe denuncia también que en el momento en que las autoridades mexicanas entran en contacto con un migrante, solicitante de asilo, refugiado u otra persona en necesidad de protección internacional, la detención migratoria constituye la regla y no la excepción.

Asimismo, una vez que estas personas se encuentran en detención migratoria sus posibilidades de ser liberadas mientras se adelantan sus procedimientos migratorios son mínimas.

Finalmente, el informe abarca las dificultades en el reconocimiento de los derechos económicos, sociales y culturales de las personas que viven en México en una situación migratoria irregular.

Estas personas enfrentan dificultades para la regularización y el acceso a la documentación migratoria, así como casos de negativas para inscribir a hijos o hijas nacidas en México como nacionales, en violación de su derecho a la nacionalidad. La información recibida señala también que estas personas enfrentan más dificultades para el reconocimiento de sus derechos laborales, así como para el acceso a la salud y a la educación.

El informe contiene recomendaciones dirigidas al Estado mexicano, a fin de que este adopte una política pública integral orientada a la prevención, protección, sanción, reparación de los actos de violencia y discriminación de que son víctimas las personas migrantes y sus familiares, a que se adopten todas las medidas que sean necesarias para garantizar que sus políticas, leyes y prácticas orientadas a la gestión de la migración irregular se encuentran acorde con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, y a que se garantice la no discriminación y el goce de los derechos económicos, sociales y culturales de las personas migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *