FOMILENIO II el respaldo que la economía salvadoreña necesitaba en 2014

By on 29 septiembre, 2014

Volcán-de-San-SalvadorPareciera que El Salvador está saliendo de uno de sus momentos críticos, en cuanto a los apuros económicos que agobian a la población pobre, con la próxima firma de FOMILENIO II.

La suscripción del convenio de inversión social aprobado al país por la Corporación Reto del Milenio (MCC, por su sigla en inglés) no solo representa los $277 millones que MCC otorgará, sino la contrapartida de El Salvador por poco más de $88 millones.

Esa inversión tendrá como objetivo principal la zona costera de El Salvador, en donde esperan un conjunto de proyectos privados ligados al FOMILENIO II (que están en fila y que en el corto plazo), en los próximos dos o tres años, en una operación que va a alcanzar el rango de los $520 millones.

Todas esas cifras vendrán a hacerse realidad a partir de este 30 de septiembre cuando se lleve a cabo la oficialización en un acto que está programado se desarrolle en horas de la mañana en Casa Presidencial de El Salvador.

Eso es una buena noticia para el país, porque habrá inversión y habrá generación de empleo. Bueno porque habrá trabajo algo que escasea aquí desde que inició la crisis económica estadounidense de 2008, la cual también ha golpeado duramente a la nación.

Hasta ahora El Salvador, o mejor dicho sus gobernantes (ahora con el segundo gobierno del FMLN), estaban sumidos en la preocupación.

Los precios de los frijoles se dispararon, curiosamente después de haber tenido una cosecha récord. Pero el grano –muy necesario en la dieta alimentaria de la población- de pronto desapareció como por arte de magia y después de tener un precio de $0.40 centavos cada libra, llegó a costar $1:50 la libra. Eso fue y sigue siendo un robo para la población. Quiénes provocaron esa alza en los precios con la escasez del grano son unos ladrones, no pueden tener otro calificativo. Esto no puede ser así porque entre más fregado está el pueblo, más lo quieren fregar. Eso no es justo y eso no se vale.

Y en el interior del país, la inseguridad social, la inseguridad económica y el accionar delincuencial y de pandillas, mantienen al país amarrado, y sin el recurso para poderse soltar y buscar un repunte de desarrollo.

Ante la inseguridad económica, los representantes del gobierno se han movilizado por distintos países y organismos internacionales en busca de fondos y pareciera ser que se obtenía muy poco. Y lo que más aparecía son préstamos que incrementan la deuda externa, esa que mantiene ahogado a cualquier Estado.

Con la llegada del FOMILENIO II habrá que esperar un repunte en la actividad económica nacional, que permita un crecimiento aceptable. El gobierno pronostica un crecimiento del PIB de 2.6% en 2015.

No hay duda que el  FOMILENIO II es el respaldo que la economía salvadoreña necesitaba.

Y ante la esperanza de desarrollo de El Salvador, también debería ir la esperanza de paz en el mundo, aunque por hoy el panorama de seguridad mundial no se observa muy prometedor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *