El Salvador con Voto Cruzado para elecciones 2015

By on 11 noviembre, 2014

En sentencia firmada el 5 de noviembre de 2014, la Sala de lo Constitucional declaró la inconstitucionalidad del artículo 185 inciso 3° del Código Electoral, que establece la prohibición de voto cruzado. Este tipo de voto establece la prohibición de marcar candidatos de distintos partidos políticos, distintos candidatos no partidarios o candidatos de partidos políticos y candidatos no partidarios al mismo tiempo. Dicha norma vulnera el carácter libre del voto establecido en el artículo 78 de la Constitución.

Los ciudadanos demandantes –Félix Ulloa hijo y los miembros del ISD, Eduardo Salvador Escobar Castillo y José Ramón Villalta– manifestaron que el artículo 185 inciso 3° del Código Electoral contiene una prohibición que impide a los ciudadanos desarrollar plenamente su derecho al voto por las distintas opciones político partidarias o no partidarias. Según el artículo 207 del Código Electoral, optar por candidatos de diferentes partidos políticos y/o candidatos no partidarios es motivo de nulidad del voto. Para los demandantes, al no permitirse el voto cruzado, no se fomenta ni se promociona una libre y auténtica expresión de la voluntad del elector puesto que se invade su capacidad de autodeterminación para elegir a los candidatos de un determinado instituto político o no partidarios.

En su defensa, la Asamblea Legislativa manifestó, en síntesis, que los ciudadanos no están restringidos en su libertad de opción, por lo que las disposiciones enjuiciadas no contravienen el carácter libre del voto. Solicitó, por ello, que no se declare la inconstitucionalidad pedida. Por su parte, el Fiscal General de la República expuso que la normativa electoral debe procurar garantizar el pleno ejercicio del derecho político al voto libre, asegurando con ello que el elector cuente con la posibilidad y potestad de seleccionar a los candidatos a diputados. Por ello, pidió que se declarara la inconstitucionalidad de los artículos en análisis, por contravenir el carácter libre del voto establecido en el artículo 78 de la Constitución.

La Sala determinó que “tener plena capacidad de opción” es igual a tener la habilitación para elegir libremente entre los diferentes candidatos que permite el pluralismo político. Aclaró que el voto es libre si dicha “capacidad de opción” es plena, es decir, completa, considerando todas las opciones posibles de decisión, y dichas opciones permiten al elector: (i) votar por la bandera del partido o coalición de su preferencia, que se traduce en una aceptación de la totalidad de los candidatos propuestos por el partido o coalición; (ii) votar por la bandera de un partido o coalición de su Comunicado de prensa de la Sala de lo Constitucional preferencia y, al mismo tiempo, por uno o varios candidatos de la misma planilla o lista por la que se ha votado, lo que implica que se está privilegiando a los candidatos marcados por el elector y no a todos los candidatos contenidos en la planilla o lista; (iii) votar por uno o varios candidatos de un solo partido político o coalición; (iv) votar por uno o varios candidatos no partidarios; (v) votar por candidatos de distintos partidos políticos o coaliciones; y (vi) votar por candidatos partidarios y no partidarios.

Como efecto de la sentencia, la Asamblea Legislativa deberá actualizar oportunamente el contenido normativo del carácter libre del voto desarrollado en la sentencia, así como los efectos que ello producirá en la asignación de escaños, debiendo garantizar el respeto a la representación proporcional del sistema electoral. La Sala agregó que, si para las próximas elecciones de 2015 no estuviera vigente la legislación pertinente, esta omisión no implicará una pérdida de eficacia de la plena capacidad de opción que supone el voto libre a todos los ciudadanos salvadoreños. En este caso, el contenido del derecho al sufragio deberá ser aplicado de modo directo por los ciudadanos, los partidos políticos y el Tribunal Supremo Electoral, quien deberá adoptar las medidas pertinentes a fin de garantizar la capacitación del personal electoral, especialmente sobre la forma de asignación de escaños y la información pública a la ciudadanía sobre la forma de ejercer el voto cruzado.

La sentencia de inconstitucionalidad fue firmada por los magistrados Florentín Meléndez Padilla, José Belarmino Jaime, Edward Sidney Blanco Reyes y Rodolfo Ernesto González Bonilla. El magistrado Pineda Navas emitió un voto concurrente en el que manifiesta concurrir con la decisión del tribunal, salvo con el ámbito temporal de los efectos de la sentencia.

De acuerdo con el Magistrado Pineda Navas, lo determinado en la sentencia no debería ser aplicable a las elecciones legislativas del año 2015, sino del año 2018. Al respecto manifestó que, implementar los efectos de la sentencia a partir de las próximas elecciones resultará inconveniente, inviable y susceptible de lesionar la seguridad jurídica del proceso electoral próximo –en aspectos financieros, presupuestarios, normativos y operativos–. Ante ello, concurre con su voto para expresar que los efectos de la sentencia pronunciada deberían haber tenido efecto material a partir de los subsiguientes eventos electorales, después del de marzo de 2015.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *