Cuatro ideas para ajustar sin dolor

By on 30 abril, 2015

CD2uXAuWIAAX0wwPor Gustavo Garcia

La palabra “ajuste” tiene diferentes aristas en las mentes de los latinoamericanos. Hablar de un ajuste “sin dolor” puede ser acusado desde populista hasta ingenuo. Pero la realidad es que, como mostró el reciente informe macroeconómico publicado por el BID, en muchos países sería recomendable hacer un ajuste fiscal. Buscar formas de hacer el ajuste de manera tal que sea menos costoso para los sectores más vulnerables no es tan populista ni ingenuo como imperativo.

Por suerte, la investigación basada en evidencia nos da cuatro ideas para mejorar los balances fiscales con costos bajos, o incluso ganancias, para la equidad y la eficiencia económica:

1. Mejorar la administración tributaria

En promedio en Latinoamérica el porcentaje de contribuyentes registrados que no declara impuestos es un tercio del total de contribuyentes activos, tanto para el IVA como para el impuesto a la renta de las personas y las corporaciones (Corbacho, Fretes Cibils y Lora, 2013). El porcentaje de contribuyentes que son fiscalizados y auditados, además, es microscópico. Los países que han implementado facturas electrónicas están en franca minoría, y aún en estos casos, pocos contribuyentes tienen la obligación de usarlas. Una buena idea para reducir la evasión impositiva es extender el uso de la factura electrónica.

2. Reducir los “gastos tributarios”

Cuando hablamos de ajuste sin dolor, casi siempre pensamos en mejorar la eficiencia del gasto. Y es cierto que en algunos casos los gobiernos tienen oportunidades para mejorar la eficiencia del gasto, aunque muchas otras veces estas oportunidades están en varias instancias del sector público: en los gobiernos subnacionales, los sistemas de seguridad social, o las empresas públicas. ¿Pero qué hay de la eficiencia de los impuestos? Los gastos tributarios en la región van de 2% a 8% del PIB y esto presenta un gran campo de acción para racionalizar exenciones y otros beneficios impositivos sin comprometer el crecimiento (Corbacho, Fretes Cibils y Lora, 2013)

3. Focalizar los programas

Focalizar los programas de gasto social puede ayudar a reducir el gasto público sin comprometer a sus beneficiarios más vulnerables. En Centroamérica, por ejemplo, limitar los beneficios de la asistencia social a quienes están en el 40% más bajo de los   ingresos implicaría un ahorro de 0,5% del PIB (Izquierdo, Loo-Kung y Navajas, 2013). Cambiar los parámetros de los sistemas de seguridad social, junto a una mayor focalización, también podría reducir las transferencias del gobierno central a los sistemas de seguridad social.

4. Aprovechar la coyuntura para eliminar subsidios energéticos

El contexto actual de bajos precios del petróleo ofrece una oportunidad única para reducir subsidios energéticos, los cuales benefician desproporcionadamente a los hogares de mayores ingresos. Estimaciones preliminares en 16 países importadores de petróleo en la región indican que si los precios de la gasolina y el diésel en promedio se mantuvieran en la referencia de US$1,01 por litro, en vez de disminuirlos para reflejar la caída en los precios del petróleo, se recaudarían US$0,33 por litro, lo que implica aproximadamente 1,3% del PIB para estos países. Y si cuatro países exportadores de petróleo se decidieran a subir sus precios internos hasta la referencia de US$1,01por litro, ahorrarían aproximadamente 3,2% del PIB (desde 0,7% en México a 6,4% en Venezuela).

Por supuesto, cualquier programa sería aún menos dañino para el crecimiento, o directamente más positivo, si se acompañan con otras reformas que mejoren la productividad, propicien una mayor eficiencia económica y promuevan el crecimiento. Pero, para empezar, las autoridades fiscales tienen varias ideas para elegir.

Nota: El presente artículo de opinión fue publicado en el sitio web del BID por lo que consideramos importante dar a conocer ese punto de vista en nuestro periódico digital.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *