Legislatura 2015-2018 inicia con 60 diputados, pero queda paralizada

By on 1 mayo, 2015
Asamblea declara receso, que puede ser de una semana o de quince días. (imagen Asamblea Legislativa)

Asamblea declara receso, que puede ser de una semana o de quince días. (imagen Asamblea Legislativa)

Los diputados que forman la legislatura 2015-2018 se instalaron incompletos a raíz de la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que suspendió la toma de posesión de los 24 diputados electos por el departamento de San Salvador, mientras el Tribunal Supremo Electoral no termine un recuento de votos, debido a reclamaciones de candidatos.

La legislatura inició sus labores con 60 de los 84 diputados propietarios, pero este mismo día volvió a quedar en pausa, en espera de que lleguen los 24 legisladores de San Salvador para tomar sus cargos.

Este 1º de mayo de 2015, por ley constitucional, los 84 diputados propietarios y sus suplentes debían tomar posesión, pero no se ha podido, por las argumentaciones antes expuestas.

Las primeras actividades de la legislatura fueron dirigidas por una comisión integrada por Santiago Flores Alfaro (FMLN), Carmen Elena Calderón de Escalón (ARENA), Mario Tenorio (GANA) y José Serafín Orantes (PCN). Ellos verificaron la asistencia de los diputados propietarios que junto a sus suplentes, se hicieron presentes este día.

Luego, la Comisión de Instalación procedió a solicitar las credenciales originales, los Documentos Únicos de Identidad; así como las constancias de la Procuraduría General de la República, que establecen que las diputadas y los diputados, no están obligados al pago de pensión alimenticia o que estándolo no se encuentran en mora.

Posteriormente, declaró un receso hasta que los 24 diputados y diputadas por San Salvador, estén habilitados para ejercer sus funciones.

Esa situación como puede durar una semana puede durar 15 días, según lo que tarde el TSE para concluir el recuento de votos, todavía como parte del proceso de elecciones legislativas del 1 de marzo de 2015.

El objetivo de esperar a los 24 legisladores es para nombrar al Presidente o los Presidentes de la Asamblea para el período, la Junta Directiva, y los cargos en comisiones ya con los 84 diputados propietarios en pleno.

El Tribunal Supremo Electoral tenía planes de concluir el recuento de votos hasta el 16 de mayo, pero el presidente Salvador Sánchez Cerén ha autorizado al Ministro de Hacienda para que entregue fondos a fin de agilizar el recuento.

El recuento de votos, que se desarrolla en CIFCO, tiene que ver con reclamos de algunos candidatos que quieren cuentas claras en cuanto a los votos que les fueron dados por la población, y más de alguno que se considera ganador, como el caso de Douglas Avilés, del partido Cambio Democrático.

Sin embargo, el resultado final del recuento ordenado por la Sala será el que diga la última palabra.

Lo cierto es que la Asamblea Legislativa está paralizada por primera vez en su historia, a raíz de una sentencia de la Sala de lo Constitucional.

El congreso salvadoreño queda paralizado en el sentido que no hay gestiones de los diputados, pero está activo administrativamente a través de un decreto que autorizó la legislatura anterior, para todos los gerentes a fin de que cumplan con todos los contratos de la institución.

Lo anterior no le hace ningún bien al país, aunque es parte del juego democrático que vive la nación después de los Acuerdos de Paz de 1992.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *