UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR RECONOCE MÉRITOS A GENERACIÓN COMPROMETIDA (1950/1970)

By on 21 mayo, 2015

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

  1. JUAN FELIPE TORUÑO (1898/1980) fue uno de los críticos e historiadores más competentes del proceso y DESARROLLO LITERARIO DE EL SALVADOR. Su obra relativa a este tema, mereció el Primer Premio, República de El Salvador, del Certamen Nacional de Cultura 1957.
  2. ESTE ESCRITOR Y PERIODISTA agrupó las dos promociones fundamentales de la Generación Comprometida.  Así, en el grupo de 1950, clasificó a Irma Lanzas, Mercedes Durand, Orlando Fresedo, Waldo Chávez Velasco, Ricardo Bogrand, Mauricio de la Selva, Eugenio Martínez Orantes, Álvaro Menéndez Leal e Ítalo López Vallecillos.
  3. LÓPEZ VALLECILLOS fue el vínculo de relación entre aquel primer grupo, y el segundo contingente que aportó la ideología y actuaciones de izquierda de la Generación Comprometida. Fue el grupo del Circulo Literario Universitario CLU, surgido en 1956: Roque Dalton, Otto René Castillo, Jorge Arias Gómez, Roberto Armijo, José Roberto Cea, Tirso Canales, Mario Flores Macal, Miguel Ángel Parada, Manlio Argueta, Jorge Campos Ramírez, Camilo Minero, José Napoleón Rodríguez, Árqueles Morales, Jorge Cornejo, Rafael Góchez Sosa, Armando López Muñoz, René Arteaga y Luis Ángel Salinas. Toruño citó a otros compañeros de inquietudes literarias juveniles, pero que no continuaron escribiendo y se graduaron de abogados.
  4. ORLANDO PRESEDO, fue un Poeta que murió joven hundido en la bohemia, los amigos le decíamos, “metáfora veloz” por estas bellezas que escribía: “Andar llevando mar en los talones / en las manos, en los ojos y en las penas/. Es barco el corazón entre las venas / y el mar es aire azul en los pulmones”.
  5. ÍTALO LÓPEZ VALLECILLOS que le dio nombre a la Generación Comprometida, escribía entre muchas cosas así: “El otoño es triste, como tu sonrisa, / Yo no sé / porque el viento se disfraza de niño / mientras lloran en lo alto las estrellas/. Ni siquiera sospecho / si los celajes tienen hundida alguna pena,/ sólo sé / que fría y pálida, la tarde cae / como una sombra azul sobre los árboles./”
  6. A LOS POETAS DEL GRUPO DE 1950, se refería Toruño así: La Generación Comprometida es promoción en futuro, decía. “Al aparecer nuevas fisonomías en las letras salvadoreñas, de jóvenes que salían apenas de la adolescencia, algunos se juntaron con los que venían de 1950”, con los del grupo de 1956 de izquierda.
  7. ROQUE DALTON, en un artículo titulado, TESTIMONIO DE LA GENERACIÓN COMPROMETDA, del 27 de abril de 1957, escribió así, refiriéndose a los miembros del Grupo de 1956, o sea el Circulo Literario Universitario, CLU:  “Desde que han tomado perfiles más o menos definidos como grupos homogéneos, éste al que alguien calificara por múltiples y muy bien fundados motivos, como “generación comprometida”, las voces de los que no creen en él como importante factor del futuro cultural del país, o de los que claramente están en su contra por intereses ideológicos o políticos o por claras cuestiones  de condición social, se han alzado frecuentemente manifestándose en diversos sentidos contra los que componemos dichos grupos, muchas veces en una forma que no dudo en calificar de innoble y bastarda, tendenciosa incluso hasta lo peyorativamente policial.”
  8. “ENTRE ESAS CUESTIONES ANTOJADIZAS, lanzadas de una manera desconcertante, sin respaldo probatorio de ninguna especie, veladamente en ocasiones, y siempre con un mínimo de mala intención, tenemos las dos siguientes: a) La que dice que hablamos de arte social y literatura social, respondiendo a consignas políticas más o menos clandestinas. b) La que dice que abjuramos del pasado y de todos sus valores en el campo de la Cultura Nacional y Universal.  Que creemos ser los primeros valores positivos que ha dado nuestra Patria.   Comencemos por decir que ambas acusaciones son completamente falsas.”
  9. “DE ELLO DESPRÉNDESE la base fundamental para considerar el Arte (y por ende la Poesía) como creación con fines, como la existencia en función de algo, como aparición accesoria en el conjunto de lo que es”.

“De esta escala, el valor supremo es la existencia del hombre, que sólo tiene posibilidades de vivir en pleno, socialmente.   A este fin el hombre subordina el mundo exterior, cuando aprovecha la energía proveniente de una caída de agua, por ejemplo, su yo como individuo (acata un orden jurídico) y su creación (hace poesía).

  1. “DE AHÍ QUE, aún los que aseguran estar haciendo “arte puro” absolutamente limpio de todo aliento social, están haciendo en realidad, creación en función colectiva aunque en sentido negativo. Una poesía auténtica, decíamos, comunica al poeta con el hombre, con la Humanidad: canta sus luchas, sus alegrías, sus dolores: denuncia sus males, sus claros tropiezos. La poesía “pura” torremarfilina, subjetiva y sin mácula, calla todo eso y por ello hace función social: social-mentira, social traición, o, en el mejor de los casos, social-silencio simple y restrictivo.”
  2. TIRSO CANALES agradeció en nombre de los homenajeados al Sr. Rector y a la Sra. Vice-Rectora de Asuntos Académicos de la Universidad de El Salvador, por el reconocimiento a la labor cultural de los miembros de la Generación Comprometida.

Visite mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET. Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *