Juzgado de Antiguo Cuscatlán realizará audiencia por muerte cadete Escuela Militar

By on 16 julio, 2015
La Fiscalía pide reserva total en el caso, así como la instrucción formal del proceso y la detención provisional para los imputados.

La Fiscalía pide reserva total en el caso, así como la instrucción formal del proceso y la detención provisional para los imputados.

El juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán instalará este viernes a partir de las 9:30 de la mañana, la audiencia inicial contra seis elementos militares acusados por la FGR del delito de homicidio agravado en perjuicio del joven Juan Carlos Zelaya Díaz, quien era de 18 años.

El caso está relacionado con entrenamiento en la piscina de la Escuela Militar, en el procedimiento conocido como “ahogue” en donde los alumnos son presionados a resistir dentro del agua. Esta vez el joven falleció, al igual que ocurrió con otro alumno en 2010.

Los procesados son el  capitán Rafael Cañas Abarca,  el teniente Jairo Orlando Baires Salinas, el cadete German Antonio Nieto Escobar y los ex cadetes Enmanuel Navas Contreras, Jaime Isaac Lemus Martínez y Giovani Ernesto Rosales Grijalva.

La FGR acusa a un capitán, un teniente, un cadete en servicio y tres  ex cadetes de la Fuerza Armada de El Salvador, del homicidio agravado del cadete Juan Carlos Zelaya Díaz, de 18 años, quien falleció ahogado en la piscina de la Escuela Militar, hecho ocurrido el 3 de octubre de 2014.

Según datos, el requerimiento fiscal presentado este jueves en horas de la mañana ante el juzgado de paz, se solicita la reserva total en el caso así como la instrucción formal del proceso y la detención provisional para los imputados.

Otro ahogado

Este no es el primer caso, el 27 de septiembre de 2010, otro cadete identificado como Jonathan Alexander Rivera Salinas, de 20 años, de la Escuela Militar, murió cuando realizaba operaciones de adiestramiento acuático, lo cual causó un alto grado de consternación en la familia castrense.

Rivera Salinas, murió mientras realizaba prácticas de adiestramiento en la piscina de la escuela, en la fase de técnicas de flotación con botas de combate, pantalón y camiseta.

Durante el entrenamiento el cadete se mantuvo flotando, cuando de improviso se sumergió, siendo auxiliado por el equipo de rescate, quienes le dieron los primeros auxilios y resucitación cardiopulmonar.

Cuando los auxiliares observaron que el alumno no respondía, lo trasladaron al Hospital Militar Central, donde le diagnosticaron, de forma preliminar, muerte por inmersión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *