SE CUMPLIERON 43 AÑOS DE LA INVASIÓN MILITAR A LA UES: NADIE ENTRE 55,000 RECORDÓ

By on 24 julio, 2015

Fantasmario (Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

  1. EL 19 DE JULIO DE 1972, a la una p.m., por las 6 entradas de la UES, los contingentes de la Guardia Nacional,  la Policía Nacional, la de Hacienda, tropas del ejército y sus tanques de guerra acompañados de la Policía Política, invadieron el Campus de la UES.  Del espacio aéreo, los helicópteros bajaron a ocupar plazas y los aviones raudos surcaban el aire supervisando las operaciones militares. El invasor fue el Coronel Arturo Armando Molina.
  2. EL RECTOR, Rafael Menjivar estaba trabajando en su oficina, lo mismo que el Ex-Rector, Dr. Fabio Castillo Figueroa lo hacía en su laboratorio.  Numerosos profesores y estudiantes que se encontraban en las aulas e instalaciones de la institución fueron capturados. Las autoridades universitarias fueron llevadas al aeropuerto de Ilopango y expulsadas manu militari, hacia el exilio en aviones del ejército.
  3. AQUELLA INVASIÓN MILITAR, fue fatal para la institución que estaba implementado planes docentes, académicos, investigativos, de proyección social y de organización de servicios a la sociedad por medio de los programas, para que los estudiantes de todas las carreras, realizaran el servicio social obligatorio de calidad, entre la población civil y las comunidades del interior del país. La UES estaba evaluando resultados de etapas avanzadas de la proyección social que era un objetivo importante de la Reforma Universitaria iniciada en 1963 por el Dr. Fabio Castillo Figueroa, y continuada por los Rectores, José María Méndez y Rafael Menjivar.
  4. LOS MILITARES QUE INVADIERON LA UES. entraron a saquear el patrimonio nacional: 1) Robaron máquinas de escribir, cámaras fotográficas, televisores, equipos de sonido, microscopios, sumadoras, dinero y objetos de valor que estaban en los escritorios. 2) Lo que no se pudieron llevar lo destruyeron a propósito, materiales químicos de trabajo, fueron lanzados al suelo y quebrados sus depósitos. 3) Las bibliotecas fueron saqueadas, y de la Colección Shouts, que era orgullo de la UES, fueron robados varios  ejemplares y vendidos en cantinas.
  5. REFLEXIONANDO sobre el triste papel que hoy juegan más de 55,000 personas que están dejando morir a la UES, recordamos la heroicidad del ex-Rector, Dr. Miguel Ángel Parada, que solicitó locales prestados fuera del Campus y logró mantener funcionando a la Universidad con la bandera del patriotismo en alto. El Rector Parada, fue Poeta Miembro de la Generación Comprometida y no permitió que la Universidad muriera a manos de los militares que la cerraron dos veces. La Universidad se negó a morir, gracias al Dr. Miguel Parada!. Ningún busto, placa o estatua, le recuerda en el Campus.
  6. EN LA ACTUALIDAD 2015, MILES de estudiantes, profesores y demás miembros que en la UES gozan de confort, seguros, salarios y muchos privilegios, pagan a la Universidad de esa forma: ignorando los enormes y múltiples sacrificios que generaciones anteriores hicieron para que millares de personas pobres, tengan hoy la oportunidad de formarse en una carrera universitaria.
  7. LO PEOR DEL CASO, es que en la UES, ahora, varios grupos de personas están buscando obtener los cargos más altos de autoridades, como son los de Rector, Vice-rector Académico y Vice-rector Administrativo. Pero a dos meses de la elección, no hay discusiones acerca del rumbo que seguirá la Universidad y las carreras que  el país necesita para  ayudar a su desarrollo.
  8. SIENDO LA UES UNA INSTITUCIÓN patrimonio estatal, y la única Universidad pública, a donde acuden a formarse como profesionales, jóvenes que provienen de las clases populares, pregunte usted, ¿qué tipo de graduados saldrán de un centro educativo que tiene condiciones de adormecimiento, insensibilidad, y desinterés por la historia de la institución y del  país donde estudian?
  9. NO CABE DUDA de que la falta de atención critica a las cuestiones más importantes, como es la actividad académica, la falta de iniciativas universitarias que trasciendan los cercos  del encierro, y superen el enconchamiento en que se encuentran más de 55 mil personas, que se supone son pensantes, provoca preocupación.
  10. RAZON TIENEN en parte quienes escriben que la situación político-social del país y del gobierno, de sórdida pasividad, está influyendo de manera negativa en la situación perezosa del numeroso personal que conforma la Comunidad Universitaria. Recuerdan que en otras etapas, la UES, asumía el honroso papel de conciencia crítica de la sociedad salvadoreña, y en buena parte, el estudiantado universitario,  sus profesores y autoridades, jugaban el papel de oposición constructiva, ante las políticas erradas del gobierno.
  11. TODAS ESTAS SITUACIONES deben ser tratadas a fondo con suficiente sabiduría, a fin de que el estudiantado universitario despierte del marasmo soñoliento en que se encuentra, sobre todo, en este período en que deberá, en 60 días, renovar a sus autoridades que tendrán que ser para mejorar y no para empeorar. Los candidatos mismos, serían muy malos aspirantes a ocupar cargos, sino no fueran ellos quienes con iniciativas novedosas, propusieron todos los debates generales que haga falta realizar, para darle aire a la UES, ya que varias personas la han calificado de MORIBUNDA.

Visite mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET. Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *