Importantes acuerdos pacificadores Venezuela-Colombia, Colombia-FARC

By on 2 octubre, 2015
Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

En Sudamérica se han producido dos acuerdos importantes en los últimos días que favorece n las condiciones de pacificación en esa parte del continente americano, como son: el acuerdo para normalizar la situación fronteriza entre Venezuela y Colombia, y el anuncio para la firma de la Paz en seis meses, entre el gobierno de Colombia y las FARC.

Tan relevantes son estos acuerdos porque demuestran que el diálogo en el mejor antídoto contra la violencia y las guerras, cuyos daños en las poblaciones son irreversibles.

En primer lugar está el acuerdo entre Venezuela y Colombia por el problema fronterizo. Todo comenzó cuando Maduro declaró el cierre de la frontera con el vecino país a raíz de un ataque con saldo de heridos en militares y civiles venezolanos.

Maduro, cerro la frontera de forma indefinida hasta normalizar la situación. Venezuela se queda de los ataques de grupos paramilitares en la frontera, muchos de ellos que llegan por puntos ciegos, y además del contrabando de combustibles y productos de primera necesidad.

Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos estrechan sus manos en señal de paz y amistad, teniendo como testigos de honor al presidente de Ecuador y presidente protémpore de la CELAC, Rafael Correa, y al presidente de Uruguay y presidente protémpore de UNASUR, Tabaré Vásquez.

En un primer lugar el presidente Juan Manuel Santos llevó el caso a la Organización de Estados Americanos (OEA) pero no tuvo el éxito esperado, al no encontrar el respaldo necesario para convocar de emergencia a reunión de cancilleres. Luego tuvo que volver a instrumentos regionales más sudamericanos como la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR); y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y junto con el presidente venezolano Nicolás Maduro llegaron a un acuerdo que beneficia a las partes.

Tanto venezolanos como colombianos acordaron reiniciar sus relaciones diplomáticas –rotas a raíz del cierre fronterizo del 20 de agosto de 2015- enviando de nuevo a sus embajadores.

Colombia y Venezuela acordaron formar equipos para estudiar los temas sensibles de la frontera, teniendo como meta una progresiva normalización.

Eso es importante porque son dos naciones hermanas, vecinas, que no deben estar enemistadas, sino todo lo contrario, hermanadas por el buen trato y responsabilidad ante lo que sucede en la zona fronteriza.

El otro hecho importante ha sido el anuncio hecho en Cuba por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), sobre su decisión de firmas los Acuerdos de Paz para Colombia dentro de seis meses, es decir el 23 de marzo de 2015.

La presente decisión es plausible porque permitirá el silencio de las armas y los correspondientes daños que causan a la población. Se termina con un conflicto civil armado de 60 años.

El presidente de Cuba, Raúl Castro figura como testigo de honor del acuerdo de pacificación para Colombia, y sostiene el apretón de manos del presidente de Colombia y de Timoleón Jiménez, de las FARC.

El presidente de Cuba, Raúl Castro figura como testigo de honor del acuerdo de pacificación para Colombia, y sostiene el apretón de manos del presidente de Colombia y de Timoleón Jiménez, de las FARC.

Cualquiera podría decir que se opone a la firma de la paz, pero tal vez será porque no está en medio del conflicto, pero aquellos que viven en los sitios de guerra, estarán sumamente contentos y satisfechos de este final.

El conflicto de Colombia ya ha dejado miles y miles de muertos tanto de la parte gubernamental con sus efectivos del ejército o sus cuerpos de seguridad, combatientes de la FARC –EP, así como personas la sociedad civil.

Ahora eso se termina, y según el compromiso de las partes, la firma se llevará a cabo a aun cuando ocurran condiciones particulares.

Tanto el gobierno de Colombia como las FARC-EP han expresado su gratitud con los gobiernos de Cuba, Noruega, Venezuela, Chile, y el enviado especial de Estados Unidos al proceso, Bernie Aronson.

Este proceso tiene la aprobación también de naciones como Estados Unidos que ha saludado el proceso histórico de las negociaciones. “La paz está ahora más cerca”, ha expresado John Kerry, el Secretario de Estado de los Estados Unidos.

En todo caso el proceso hacia la firma de la paz, es un importante anuncio que se debe aplaudir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *