OMS lucha contra el Dengue, Chikungunya y ahora contra el Zika

By on 9 noviembre, 2015
La prevención es una de las mejores luchas contra el Dengue, Chikungunya y Zika.

La prevención es una de las mejores luchas contra el Dengue, Chikungunya y Zika.

El aparecimiento de una nueva enfermedad conocida como el Zika tiene a las autoridades sanitarias del continente Americano, estudiando la mejor manera para hacer frente a esa enfermedad, y también al Dengue y Chikungunya, que ya han causado daño en la población de esta región.

La fiebre del zika es una enfermedad viral que consiste en fiebre leve, sarpullido, dolor de cabeza, malestar general y conjuntivitis no purulenta que ocurre entre tres a doce días después de la picadura del mosquito vector. Los síntomas pueden durar entre dos y siete días.

El chikungunya provoca fiebre alta, intensos dolores en las articulaciones, sarpullido, dolor de cabeza y muscular. Un caso de cada mil, puede ser severo, grave, que necesitará ser hospitalizado. Se han descrito defunciones a causa del chikungunya. En las personas mayores de 45 años se puede presentar una fase crónica de la enfermedad con dolores en las articulaciones que pueden durar meses o años.

Mientras el dengue causa fiebre con dolor de cabeza, erupción cutánea y dolores musculares debilitantes. Aunque la mayoría de los casos de dengue evolucionan favorablemente, pueden surgir complicaciones en algunas personas que van a requerir acudir a un servicio de salud para su correcto manejo.

Según el reporte de la OMS, los virus que causan estas enfermedades tienen la característica que son transmitidos por mosquitos. El dengue está presente en casi toda la Región. El chikungunya ya lleva notificados más de 1,5 millones de casos en el continente y el zika supone un nuevo reto para las naciones.

Las tres enfermedades tienen algunos síntomas similares y comparten además métodos de prevención, para lo cual resulta clave eliminar cualquier reservorio de agua estancada donde se pueda criar el mosquito.

 

Autoridades sanitarias, expertos en epidemiología de América latina y Europa y referentes de Centros Colaboradores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunieron en Buenos Aires para debatir y orientar las acciones de preparación y respuesta del dengue, chikungunya y zika, tres virus transmitidos por mosquitos.

El encuentro fue organizado por el Ministerio de Salud de la Nación y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que funciona como oficina regional de la OMS para las Américas.

Delegados de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Francia, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay participaron esta semana de las “Jornadas de arbovirosis: dengue, chikungunya y zika. Preparación y respuesta de los países de Cono Sur”, donde advirtieron sobre el aumento de casos de dengue cada año y la expansión del chikungunya y el zika a países de la Región.

Estas enfermedades son transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti. El dengue está presente en casi toda la Región. Elchikungunya ya lleva notificados más de 1,8 millones de casos en los países, aunque Argentina, Chile y Uruguay aún no han registrado personas que hayan contraído la enfermedad en sus territorios. El zika, por su parte, supone un nuevo reto para las naciones, con casos reportados en Brasil y Colombia.

“Estas jornadas reúnen a expertos de muchas disciplinas cuya presencia es muy importante para compartir experiencias y articular acciones concretas” en vista de que el dengue “es una enfermedad endémica en muchos países de las Américas”, señaló la representante de OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham.

“A pesar de los grandes esfuerzos llevados a cabo por los países, el número de enfermos de dengue sigue en aumento cada año”, advirtió en referencia a que entre enero y octubre pasados se registraron en la región casi dos millones de casos y alrededor de un millar de muertos, puntualizó. “Y también tenemos chikungunya, que se expande a varios países, y zika, un nuevo virus”, explicó.

Las jornadas de análisis y debate, que concluyen esta semana, cuentan con la participación de expertos de la OMS y de la OPS, directores de Vectores de carteras sanitarias provinciales y epidemiólogos de diferentes organismos.

Durante el encuentro, los expositores brindarán lecciones aprendidas y lineamientos para una mejor preparación en la detección temprana y en la respuesta para atenuar la diseminación del dengue y chikungunya a través de la vigilancia epidemiológica, atención clínica, control de vectores, prevención de secuelas y disminución del impacto económico y social.

“Nos alegra saber que estamos trabajando en sintonía con la OPS”, subrayó el viceministro de Salud de la Nación, Federico Kaski. “Estas jornadas se llevan a cabo para pensar con tiempo la estrategia y planificación para mantenernos en alerta, seguir trabajando y reforzar lo que haga falta” en los países, resaltó el funcionario.

Se estima que unos 2,5 mil millones de personas viven en más de cien países endémicos y áreas donde los virus del dengue se pueden transmitir; se trata de la enfermedad transmitida por vectores de más rápido crecimiento del mundo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *