ONG’s piden a Estados Unidos suspender las redadas contra migrantes

By on 13 enero, 2016

Miembros de organizaciones estadounidenses religiosas, de derechos humanos, de derechos de las personas migrantes, y de solidaridad con América Latina pidieron a Estados Unidos suspender las redadas contra indocumentados en ese país.

Su pronunciamiento se produce un día antes de la reunión del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden con los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, programada para el 14 de enero, en el marco de la toma de posesión del presidente guatemalteco Jimmy Morales.

El vicegobernante norteamericano analizará con los mandatarios centroamericanos los avances sobre el “Plan Alianza para la Prosperidad”.

Más de veinte organizaciones estadounidenses e internacionales emitieron un pronunciamiento exhortando a la administración de Obama a revisar y reconsiderar las políticas estadounidenses que contribuyen al desplazamiento de decenas de miles de personas de Centroamérica, así como el cese inmediato de las redadas de la agencia ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) dirigidas hacia los migrantes y refugiados de la región.

Laura Carlsen, Directora del programa CIP Americas, describe las redadas como “parte de una prolongada guerra en contra de las familias de migrantes de las partes más violentas y económicamente desfavorecidas América Central.”

Al hacer el llamado para la protección humanitaria de los migrantes centroamericanos a través del alivio administrativo, Oscar Chacón, Director Ejecutivo de Alianza Américas, comentó, “El Presidente Obama y el Secretario Jeh Johnson tienen que ser lamentablemente ignorantes de las terribles circunstancias que han obligado a estos niños y familias a emprender el peligroso viaje a los Estados Unidos en busca de refugio. Nuestro sistema actual no protege a las familias que huyen de la violencia en los países del ‘Triángulo Norte de Centroamérica.’”

Raúl Grijalva (Arizona) y Keith Ellison (Minnesota), los congresistas líderes del Grupo Progresista del Congreso, que cuenta con 70 miembros demócratas del Congreso, también exigieron un cese inmediato a las redadas, describiendo como “inhumana” la indiferencia de los funcionarios del Departamento de Seguridad de la Patria (DHS) a las amenazas de violencia y pobreza extremas enfrentadas por muchos migrantes recientes.”

El año pasado, el Grupo Progresista publicó recomendaciones sobre menores no acompañados que hicieron un llamado a una revisión inmediata de la ayuda de seguridad a los países del Triángulo Norte y México, incluyendo CARSI y la Iniciativa Mérida, así como una reforma de las políticas comerciales que han contribuido a la migración forzada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *