Es importante que ANEP esté dispuesta al diálogo con el gobierno

By on 25 enero, 2016
Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez.

San Salvador 25-1-2016.- Resulta interesante la oferta de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), relacionada con su deseo de llegar a acuerdos con el gobierno de izquierda de Salvador Sánchez Cerén, porque eso estaría generando estabilización política y económica en El Salvador, algo necesario para el propio desarrollo del país.

Es importante que la ANEP, que agrupa a la mayor parte de la gran empresa privada del país, se muestre dispuesta a buscar entendimientos con el gobierno actual, porque eso estaría abonando a un mejor ambiente nacional, tanto para las inversiones nacionales como extranjeras. Esto último, en definitiva, sería útil para la generación de más y mejores empleos.

La ANEP inició con acercamientos cuando Salvador Sánchez Cerén comenzó su gestión, pero luego se fue rezagando hasta alejarse, y de hecho se ha vuelto más crítica de la actividad gubernamental.

Actualmente se viene el reto de FOMILENIO II, financiado con fondos de Estados Unidos y una parte de El Salvador para la zona costera,  donde tienen operación tanto el gobierno central como la empresa privada. En ese marco, una relación de amor y odio entre el gobierno y la ANEP, no sería lo más recomendable. Por tanto, lo mejor es que ambos dialoguen y lleguen a entendimientos.

ANEP se ha mostrado dispuesta a contribuir con el desarrollo del país y a dialogar con el gobierno sobre políticas públicas, a fin de que El Salvador retome el rumbo hacia el crecimiento económico alto y sostenido, creando condiciones para aumentar la inversión y la generación de empleos. Eso es bueno.

Dicha gremial empresarial propone abordar la institucionalidad democrática para garantizar el funcionamiento de las instituciones bajo el Estado Constitucional de Derecho para generar confianza a los ciudadanos.

En segundo lugar proponen analizar la Seguridad Ciudadana por considerar que el actual clima de inseguridad hace inviable la generación de empleo y provoca desesperanza a los salvadoreños.

Y además, consideran discutir la responsabilidad fiscal y reactivación económica para enfrentar la crisis fiscal.

La ANEP también propone que sea el vicepresidente Óscar Ortiz quien se reúna con ellos, apoyado por Roberto Lorenzana, el secretario técnico de la presidencia.

En caso de iniciar este diálogo bilateral, la ANEP estaría volviendo a escenarios como el Consejo Nacional de la Alianza para la Prosperidad, el Consejo  de Mejora Regulatoria, el Consejo de Seguridad y Convivencia Ciudadana, el Consejo Agropecuario, el Consejo de Educación, y el Consejo de Sostenibilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Eso es bueno porque como ya apuntaba anteriormente, esa relación normalizaría el país y habría mejores oportunidades.

Por ese motivo considero que el gobierno debe abrirse al diálogo sincero, no solo por su beneficio político, o por el beneficio económico de la ANEP, sino por el beneficio para las mayorías. Porque mientras mayor cantidad de empleo haya, mejor será para los salvadoreños en edad productiva, y por ende mejor será la situación de desarrollo para el país.

La decisión de ANEP se produce después de la visita reciente del Senador Thomas Carper del Estado de Delaware, uno de los principales miembros del Comité de Seguridad Nacional e Intereses Gubernamentales del Senado de Estados Unidos, quien estuvo en El Salvador el 15 de enero y se reunió con Sánchez Cerén y la Empresa Privada.

Pero independientemente de cuál sea la razón de la disposición al diálogo, lo plausible es ese paso en positivo.

Ya el presidente Sánchez Cerén ha hecho importantes llamados también al partido ARENA, a volver a la mesas de diálogo para buscar soluciones a los principales problemas de los salvadoreños.

Sería importante que tanto el gobierno como los distintos sectores, estuvieran dispuestos a establecer un punto de encuentro, en beneficio del pueblo salvadoreño.

Hasta ahora los salvadoreños solamente miramos cómo otros países de la región, como Panamá y Nicaragua -por ejemplo- con grandes proyectos, muestran un buen crecimiento económico año con año. Pero los salvadoreños no solo debemos quedarnos ahí mirando, debemos unir fuerzas para forjar un mejor El Salvador.

De tal manera, que considero importante ese paso de la ANEP y ojalá con el gobierno entablen un diálogo sincero y lleguen a acuerdos, por el bien del país.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *