El coro contra la corrupción en El Salvador

By on 22 febrero, 2016

EDITORIAL DE WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET.- Muchos medios informativos hablan ahora de una lucha contra la corrupción en las esferas de gobierno, lo cual es bueno, pero es necesario recordarles que habían hecho caso omiso de ese tema, durante tanto tiempo en que estuvieron gobiernos de derecha comandando las administraciones del Estado.

Hay mucha demagogia en estos medios de comunicación a cerca de que se investigue a la corrupción en el gobierno actual, y algunos presentadores de televisión se ponen a leer los diarios, dando una sensación como si estuvieran en plena campaña electoral. Se habla de corrupción ahora que el gobierno está administrado en segunda ocasión por un partido político de izquierda, y ahora que hay más transparencia, y ahora que no tienen casos de corrupción. Si la representación de derecha tuviera un solo indicio de corrupción en el actual gobierno, no dudaría a ir a todos los tribunales para denunciarlo, y en hacerlo saber a todos los foros internacionales.

Pero para que la gente entienda toda esta ebullición política sobre la corrupción en El Salvador, impulsada por la derecha y los medios a su servicio, veamos lo siguiente:

El día 15 de marzo de 2009 hubo elecciones presidenciales en El Salvador. Ahí competían Rodrigo Ávila por el partido ARENA y Mauricio Funes por el partido FMLN. El presidente en ese momento era Elías Antonio Saca, en representación del partido ARENA. Las elecciones las ganó Funes.

Hasta el día 14 de marzo, con el gobierno manejado por ARENA, el país, pintado por los grandes medios de comunicación y sus antenas, era de: “El Salvador, el país de la sonrisa –como le decían en los años 70’s- y el país de las oportunidades con un sistema administrativo robusto. Era el país de la alegría (para unos pocos). No había ningún problema. No había menciones de corrupción.

Pero qué ocurre cuando ARENA pierde las elecciones. Al día siguiente de perdidas las elecciones, se comienza a hacer público que el país no tiene dinero ni para pagar el agua y la luz. Pero eso antes era ocultado por los medios de comunicación, los mismos medios de comunicación que ahora pintan a un El Salvador peligroso, riesgoso para ser visitado por turistas. Lo cual no es cierto. ¿Cuándo han visto que un turista va a ir a visitar La Chacra,  la Tutunichapa o se va a air a meter a Bosques del Río o a la Campanera, o va a ir a las colonias más arrinconadas de Apopa, donde verdaderamente hay un peligro? Si a esos lugares solamente los visitan personas por obligación o porque tengan algo de emergencia que ir a hacer. De lo contrario, así como están de peligrosas las cosas, hasta las familias dejan de visitarse, y existe un alejamiento familiar. Y el problema de la seguridad sí es un gran reto para este gobierno, que debe solventarlo, o de lo contrario perderá credibilidad, como los otros. Pero vean los turistas pueden venir a El Salvador y no hay ningún problemas. Sus guías los llevarán siempre a lugares seguros.

Pero veamos, hasta antes de la pérdida de las elecciones del partido ARENA todo era lindo, todo era bello y El Salvador era el país soñado.

Más cuando llega el gobierno de izquierda, con Mauricio Funes, un presidente que no es de izquierda y que no es nada en tema de corrientes político-ideológicas, solo un periodista,  comienzan a sacar tantos casos de corrupción que era increíble. Funes dijo que su gobierno  investigó, documentó y presentó ante la Fiscalía General de la República 156 casos con indicios de corrupción de ex funcionarios de gobiernos anteriores. Pero de esto los medios no dicen nada, no se sabe si la Fiscalía investigó o no investigó. Para ellos este particular no tiene importancia, y prefieren hacerse “los suizos”.

Después se vienen presentando casos de corrupción de ex funcionarios del partido ARENA, siendo el caso de desviación de fondos que venían para personas afectadas por los terremotos y fueron a parar a arcas de ARENA, lo que lleva las muestras de corrupción a su lugar más alto. Tan alto llega ese caso de corrupción que –lamentablemente- se cobra la vida del ex presidente de la república Francisco Flores. ARENA al ver a Flores que le afectaba en sus campañas electorales, para el 2014 lo abandonó y lo dejó solo y acusado, lo cual se los reclamó su hijo, cuando Flores había fallecido.

Y después de la muerte de Francisco Flores, voceros de ARENA salieron al escenario público a decir que era cierto lo de los fondos. Que esos fondos habían ingresado al partido ARENA. Bastante tarde porque Flores yacía en un ataúd.

A partir de ese momento ARENA acepta un ingreso millonario a sus cuentas, de fondos donados por Taiwán para que fueran entregados a damnificados de los terremotos. Y eso lo pone en la mira como el máximo ente político señalado por corrupción en El Salvador. (Aunque se debe hacer una aclaración y es bien merecida: no todos los funcionarios de ese instituto político participan de ese accionar, hay muchos que han sabido manejar sus cuentas con claridad y no tienen señalamiento alguno).

Pero en aras de revertir esa situación viene la derecha y presiona por todos los medios y acusa, y señala, y dice que estos y aquellos son ladrones, que estos y aquellos son corruptos. El gran objetivo es desviar la atención del grave problema en que han caído.

Todo eso se evitaría si los partidos políticos no fueran corruptos.

Ahora se dice que probidad de la Corte Suprema de Justicia que ha comenzado a investigar a Mauricio Funes, también investigará a los ex presidentes Alfredo Cristiani, Armando Calderón Sol y Elías Antonio Saca, y también investigará a Salvador Sánchez Cerén.

¿Dónde estaba Probidad hace 20 o 40 años? ¿A cuántos ex presidentes investigó? ¿Habrían investigado al ex presidente Maximiliano Hernández Martínez, que los hubiera declarado comunistas y los habría mandado a fusilar al instante? ¿Dónde estaba Probidad?

¿Por qué Probidad no investigó al ex presidente Alfredo Cristiani cuando terminó su período? Claro. Tienen razón. Si lo hubieran hecho en aquel momento habrían sido vistos como algo que se oponía al liderazgo político de ARENA. ¿De qué sirve ahora una investigación para el ex pesidente Cristiani, cuando ya han transcurrido 22 años y todo delito se desvanece después de 10 años?

Pero Probidad dice que también investigará a Salvador Sánchez Cerén. Sí está bien, pero debe hacerlo cuando su período haya terminado. Porque decir en este momento que va a investigar a Sánchez Cerén es como querer sembrar la duda entre la gente para que piensen ¿A pues Sánchez Cerén también es corrupto? Puede serlo o no puede serlo, pero esa intención busca desviar el dedo acusador de la corrupción hacia otro lado. Si hubiera en El Salvador un mínimo indicio de corrupción en el gobierno de Sánchez Cerén: ¿Alguien cree que Estados Unidos habría firmado el FOMILENIO II? Claro que no. Pero las denuncias de algunos continúan y seguirán, aún sin pruebas.

Eso demuestra que el coro contra la corrupción en El Salvador solamente funciona en determinados momentos y a favor de determinados círculos políticos.

El hecho de que ahora se esté hablando de investigar la corrupción es bueno. Mientras más clara y transparente sea una administración gubernamental, mejor para la población porque puede tener muchas más obras.

Pero si se roban el pisto como ocurrió anteriormente, hay menos obras y menos beneficios para la población.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *