Raúl Castro a Obama: “Mucho más pudiera hacerse si se levantara el bloqueo”

By on 21 marzo, 2016

El presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz que la eliminación del bloqueo será esencial para normalizar las relaciones bilaterales entre ambos países, así como la devolución del territorio ocupado ilegalmente por la base naval de Guantánamo, después de las conversaciones oficiales sostenidas con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Y en ese mismo sentido también se ha pronunciado  el presidente de Estados Unidos al afirmar: “Una de las mejores formas de ayudar al pueblo cubano a ser exitoso y mejorar vidas sería que Congreso de EE.UU. levante el embargo”.

“El embargo se va a acabar. ¿Cuando? No lo sé con certeza”, ha afirmado Obama.

“Yo tengo fe en la gente…creo que de estos contactos se generarán cambios”, añade el mandatario estadounidense quien rindió tributo al político, poeta, periodista, escritor y pensador cubano José Martí.

Obama realiza una visita oficial a Cuba, después de que el último mandatario estadounidense lo haya llevado a cabo hace 88 años.

Castro, de acuerdo a un reporte del periódico Granma, señaló que es posible constatar los resultados concretos en estos 15 meses transcurridos desde el anuncio de la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Entre ellos, mencionó la reanudación del correo postal directo y la firma de un acuerdo para restablecer los vuelos regulares, la ampliación de la cooperación en áreas de interés mutuo, y la suscripción de dos memorandos de entendimiento sobre proyectos de medio ambiente y áreas marinas.

La negociación, actualmente, de otro grupo de instrumentos bilaterales para cooperar en las esferas del enfrentamiento al narcotráfico, seguridad del comercio y los viajeros, así como en materia de salud, figuran también entre los ejemplos expuestos. En este último caso, mencionó que se profundiza en la prevención y tratamiento de enfermedades como el zika y el cáncer, una cooperación beneficiosa no solo para Cuba y Estados Unidos, sino para todo el hemisferio.

A partir de las decisiones adoptadas por el presidente Obama para modificar la aplicación de algunos aspectos del bloqueo, empresas cubanas y sus contrapartes estadounidenses trabajan en la identificación de posibles operaciones comerciales que se pudieran concretar en el aún restrictivo marco de las regulaciones en vigor, explicó, al tiempo que agregó que algunas se han materializado en el área de las telecomunicaciones, y se avanza en la negociación para la compra de equipamientos médicos y para la protección del medio ambiente.

Sin embargo, “mucho más pudiera hacerse si se levantara el bloqueo”, reconoció, y aunque destacó la posición de Obama y su gobierno contra esta política, los llamados que ha hecho al Congreso y las últimas medidas positivas adoptadas, dijo que aún no son suficientes.

Intercambié con el presidente sobre otras medidas que pudieran tomarse para eliminar las restricciones aún vigentes y hacer una importante contribución al desmantelamiento del bloqueo. El desmantelamiento del bloqueo es esencial porque continúa en vigor y tiene efectos intimidatorios de alcance extraterritorial, dijo.

Agregó que otras políticas deben ser suprimidas para ampliar las relaciones entre ambos países, pero no debería pretenderse que el pueblo cubano renuncie al destino de libertad que libre y soberanamente ha escogido y por el que ha hecho enormes sacrificios.

Aprovechó la ocasión, además, para mencionar la situación de desestabilización que se intenta fomentar en Venezuela, lo cual es contraproducente en los momentos que vive nuestro continente, y resaltó que en el diálogo con el presidente de los Estados Unidos de América estuvo también presente la marcha del proceso de paz en Colombia y los esfuerzos para poner fin a ese conflicto.

“Existenprofundas diferencias entre nuestros países que no van a desaparecer, pues tenemos concepciones distintasen muchos temas como la democracia, el ejercicio de los derechos humanos, la justicia social, las relacionesinternacionales, la paz y la estabilidad mundial”, agregó.

Defendemos los derechos humanos. Consideramos que los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales son indisolubles, interdependientes y universales. No concebimos que un gobierno no defienda y garantice el derecho a la salud, la educación, la seguridad social, la alimentación y el desarrollo, el salario igual por trabajo igual y los derechos de los niños. Nos oponemos a la manipulación política y doble rasero sobre los derechos humanos. Cuba tiene mucho que decir y mostrar en esta materia, añadió.

Por otro lado, reiteró que el gobierno revolucionario tiene la disposición de avanzar en la normalización de las relaciones,convencidos de que ambos países podemos coexistir y cooperar por encima de las diferencias que tenemos y contribuir a la paz, la seguridad, la estabilidad, el desarrollo y la equidad en nuestro continente y el mundo.

“Hoy ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada que implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestras relaciones, sino promover vínculos beneficiosos para ambos países y pueblos, y concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa”, manifestó.

“Nos queda por delante un largo camino, pero lo importante es que hemos comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, como la que nunca ha existido entre Cuba y Estados Unidos. Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo. Reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil”, dijo.

Raúl agradeció al presidente Obama por su visita y reiteró la voluntad del gobierno de Cuba de seguir avanzando en los próximos meses por el bien de nuestros pueblos y países.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *