Gobierno y ANEP aprueban hoja de ruta en diálogo, abordarán seguridad y pensiones

By on 18 mayo, 2016

El vicepresidente Óscar Ortiz se reunió con Luis Cardenal Debayle presidente de AENP y suscribieron los primeros acuerdos del diálogo iniciado en mayo 2016.

El gobierno de Salvador Sánchez Cerén y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), acordaron varios puntos a someter en el diálogo serio y sincero que acordaron a principios del mes de mayo, para construir soluciones a los principales problemas del país.

En reunión sostenida este día con el Vicepresidente Óscar Ortiz en ANEP, las representaciones acordaron formas de actuar en temas transversales, temas sectoriales y una hoja de ruta para evitar rompimientos.

En cuanto a los temas transversales acordaron cuatro puntos, siendo uno de ellos construir un clima de confianza entre las partes, a través de fortalecer la democracia  y el Estado de Derecho y condiciones necesarias para atraer inversiones que generen más crecimiento económico y más empleo.

Un segundo punto tiene que ver con abordar de manera integral el problema de la inseguridad en el país, dentro del marco del Plan El Salvador Seguro, e incluyendo las medidas extraordinarias y las estrategias presentadas por ANEP en ENADE para el ser efectivos en el combate de la delincuencia.

El tercer punto busca construir una base de acuerdo fiscal sostenible para el país, que implique disciplina de éste y futuros gobiernos, para asegurar el pago de la deuda pública (incluyendo las del antiguo sistema de pensiones), el costo de los planes de seguridad y las inversiones en capital humano para brindar oportunidades de superación a todos los salvadoreños, especialmente a los más vulnerables.

Asimismo, acuerdan participar, junto con otros sectores de la sociedad civil, en la construcción de una segunda generación de Acuerdos de Paz, que defina una visión conjunta para el desarrollo de El Salvador.

Temas sectoriales

En cuanto a los temas sectoriales las partes acuerdan aprobar una Ley de Aguas que fomente el derecho humano al agua, su uso eficiente y la protección de los recursos hídricos, a la vez que se defina una institucionalidad participativa y técnica.

Consideran que en el sistema previsional de pensiones, siendo altamente sensible, requiere la construcción de un amplio acuerdo multisectorial tomando una base técnica eficiente y financieramente sostenible en el tiempo que les permita identificar y viabilizar una solución de corto, mediano y largo plazo.

Acuerdan impulsar el sector agropecuario y las cadenas agroindustriales de manera integral para la creación de empleos, con énfasis en la caficultura y la ganadería por razones económicas, sociales y ambientales.

Se proponen mejorar la competitividad reduciendo los trámites innecesarios, impulsando la modernización y asegurando el buen funcionamiento institucional, especialmente las aduanas, construcción, facilitación de comercio e integración centroamericana.

Además buscarán mejorar la ejecución de la inversión pública , garantizando una infraestructura vial, de servicios básicos, y un sector eléctrico competitivo.

Para avanzar en estos temas sectoriales proponen crear comisiones paralelas con la participación de otros líderes gremiales y ministros de gobierno.

Reglas de diálogo

Como parte del diálogo las partes se comprometen a cumplir unas reglas que les servirán para apuntalar sus encuentros.

Entre los puntos detallados están: trabajar por los mejores intereses del país y todos los salvadoreños, mantener mutuo respeto, evitar declaraciones públicas que desacrediten a las partes, definir problemas coincidentes y construir juntos la solución.

También definen que el diálogo es un proceso que mejora en la medida que se practica, que genera disciplina, compromisos y confianza.

Una vez logrados los acuerdos, definirán el rol de cada una de las partes para impulsarlos y presentarlos de manera conjunta al sistema político para lograr su respaldo y asegurar que las iniciativas progresen.

Para facilitar los acuerdos buscarán un coordinador técnico de cada una de las partes para desarrollar ayudas memorias conjuntas y reunir la información necesaria para el análisis de la mesa de negociación.

También tratarán de emitir comunicados conjuntos sobre avances del proceso y buscar respaldo de países amigos y organismos nacionales e internacionales al proceso de construcción de acuerdos.

Señalan que en el diálogo de un tema particular deben participar las autoridades del gobierno con capacidad de decisión y los líderes empresariales con capacidad de informar y concertar con su sector.

En temas coyunturales no previstos, buscarán aprovechar la confianza creada en la mesa de negociación para tener acercamientos y resolver los conflictos que los puedan distanciar.

One Comment

  1. Eliseo ventura

    20 mayo, 2016 at 2:23 pm

    por que los diputados discute espara uno ledise alotro ablemos asi asi nonos echan deber que robamos y enganar pueblo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *