DIÁLOGO DE PRINCIPIOS DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA FUE CLARO PARA HUGO CHÁVEZ Y MADURO

By on 23 junio, 2016
Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

  1. ENTRE LOS APORTES QUE DEBEMOS ACREDITAR a la Revolución Bolivariana, está el diálogo como forma propiciatoria para tratar las cuestiones surgidas del tipo de sociedad económico-política que se necesita construir en la presente etapa del proceso revolucionario. La venezolana, como todas las sociedades latinoamericanas y del Caribe, han vivido una historia de más de 500 años, divididas  en clases sociales. El lugar que tales clases sociales han ocupado en la sociedad se sustentó en su poder económico y sobre todo en el poder político-estatal. En consecuencia, no es fácil que los venezolanos se valgan del diálogo como instrumento de entendimiento de urgencia para tratar intereses políticos contrapuestos. Recordemos que el diálogo sólo se empezó a utilizar como medio de relación política entre fuerzas opuestas venezolanas  hace sólo 18 años, con el advenimiento de la Doctrina Política Bolivariana, inaugurada por el Comandante Hugo Chávez en 1998, que retomó los veneros que alimentaron a la Doctrina Política Emancipadora del Libertador, Simón Bolívar hace 200 años.
  2. YO PIENSO QUE DEBERÍA DE SER un objetivo importante de los analistas, filósofos y políticos de la CELAC, profundizar en la utilización del diálogo como instrumento para buscar soluciones a los múltiples problemas, tanto nuevos como de la deuda histórico-social, que yacen insolubles en nuestras sociedades. El 90% de las personas que integran las sociedades de la CELAC no sabe dialogar, porque el 10% de colonialistas, terratenientes, burguesías antinacionales e imperialistas, no permitieron que nuestros pueblos hablaran de sus problemas, sino que les impusieron a sangre y fuego falsas “soluciones”. Ahora estamos en urgencias en la CELAC, de encontrar SOLUCIONES JUSTAS A LOS MILES DE PROBLEMAS. La JUSTICIA ocupó el centro de la Doctrina del Libertador Simón Bolívar, desde los tiempos en que luchaba por crear repúblicas libres en la geografía que ocupa la CELAC. El 23 de enero de 1815, Bolívar, escribió: “La justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad…” La fuente del tipo de justicia en igualdad y libertad que reclaman nuestros pueblos está clarísima.
  3. DESDE QUE EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO asumió la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, declaró que el diálogo sería su principal instrumento de relación política con partidos y personas que sustentaran ideas distintas al Chavismo que impulsa el Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV. Ante millones de personas que siguieron atentas a la toma de posesión de la Presidencia del Parlamento venezolano por Henry Ramos Allup, Nicolás Maduro, extendió la mano y ofreció el diálogo una vez más. La respuesta del nuevo Presidente Parlamentario igual que la de otros dirigentes políticos de la derecha venezolana, llamada Mesa de la Unidad, MUD, fue que en 6 meses, sacarían del gobierno al legítimo Presidente Nicolás Maduro.
  4. AQUELLAS AFIRMACIONES REITERARON que las verdaderas intenciones de la derecha política venezolana que acababa de asumir la Presidencia del Parlamento, era crearle problemas al gobierno de Maduro, prosiguiendo la ola desestabilizadora que mantuvo durante todo el 2014 y que mató a 43 personas dejando gravemente lisiadas a centenares más.
  5. LOS EQUIPOS DEL ESTADO QUE DIRIGEN LOS QUINCE MOTORES creados por el Gobierno para reactivar y transformar la economía venezolana, hacen esfuerzos extraordinarios las 24 horas del día, a fin de ganar la batalla a los grupos delincuentes al servicio de enemigos internos de la patria. Los equipos estatales trabajan en miles de comunas, que son brotes socialistas, y donde el objetivo principal es obtener resultados prontos, a mediano y largo plazo. Cada una de esas múltiples conquistas, constituye ganancia efectiva para consolidar el clima de paz social y estabilidad laboral, económica y comercial, que Venezuela necesita para avanzar en la construcción socialista.
  6. EL GOBIERNO BOLIVARIANO, HA RECIBIDO CON AGRADO las iniciativas de búsqueda del diálogo, formuladas por los expresidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; Martin Torrijos, de Panamá, y Leonel Fernández, de República Dominicana. Estas personalidades han declarado que están interesadas en la solución dialogada de los problemas venezolanos, por los mismos venezolanos, sin injerencia de otros Estados, ajenos a Venezuela. De ese modo han realizado más de 20 reuniones en varios lugares y asistido a sesiones de la OEA, donde Luis Almagro, Secretario General de esa organización, se ha convertido en promotor de conspiraciones contra el legítimo Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.
  7. LA CULMINACIÓN DE ESTA AGITADA SERIE DE REUNIONES y sesiones de la OEA, tuvo su mayor expresión de denuncia, en el discurso de la Canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, que desenmascaró de pies a cabeza a Luis Almagro, Secretario General, como agente al servicio de Estados Unidos que, en vez de ayudar a resolver los problemas de Venezuela que es un Estado miembro de la Organización, los ha agravado más. De esa forma lo denunció la Canciller Bolivariana, sin reservas de ningún tipo y con una valentía pocas veces escuchada en la Organización de Estados Americanos, OEA, en su propia sede en Washington, lo hizo el 21 de junio 2016. 

Visite mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *