La importancia de la transparencia en El Salvador

By on 11 agosto, 2016
Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez.

San Salvador 11-8-2016.- El tema de la transparencia en el uso de fondos públicos es importante en un país como El Salvador, que ha sido llevado a crisis después de tan desmedida corrupción en gobiernos del pasado.

Fue a raíz del triunfo del FMLN en 2009 que se comenzó a hablar de la transparencia, sobre todo en medios cercanos a la derecha, y han ejercido estos medios como una “marca a presión”, dirigida a las instituciones gubernamentales. Antes nada se preguntaba, antes nada se auditaba desde los medios.

Pero veamos, esa transparencia es buena. Porque lo que antes la derecha no dejaba pasar, es decir a la transparencia en el uso de los recursos, ahora ellos mismos los promueven. Y eso genera un estado más limpio y menos corrupto. Ojalá así sea, de lo contrario que le apliquen la ley a quién sea, quien se vea involucrado en robos al Estado.

Ahora lo que se puede ver en el ambiente de los medios cercanos a la derecha, es que están tratando de untar al gobierno del FMLN en actos de corrupción, para igualar a lo que ocurrió en los gobiernos anteriores. Pero los funcionarios del FMLN deben estar claros que si cometen un ilícito serán “condenados” tanto en los medios, como por las leyes.

Resulta risible ver programas de TV hablando de los gastos realizados por la presidenta de la Asamblea Lorena Peña, con el objetivo de ensuciar su administración. Pero ella ha aclarado y ha publicado que esos fondos circulantes se ocuparon para diferentes adquisiciones, y ha presentado el respaldo. Muy bien por ella que se ha cubierto las espaldas.

Y eso indica porqué el gobierno de Estados Unidos está trabajando con el Gobierno del FMLN. Porque Estados Unidos -seguramente- debe tener sus reportes sobre corrupción en El Salvador. De algo deben estar muy claros los salvadoreños: que los Estados Unidos no van a trabajar con un gobierno corrupto, ofreciendo fondos millonarios de FOMILENIO II y fondos de la Alianza para la Prosperidad. ¿No les parece? ¿Ustedes creen que EE.UU. soltaría un cinco si el gobierno salvadoreño fuera corrupto?

Por otro lado se ha conocido el caso del diputado David Reyes, de ARENA, quien sacó un vehículo de la Asamblea Legislativa. El vehículo fue utilizado por su hermana y fue interceptado por la aduana en la frontera de Nicaragua. ¿Porqué? ¿Cómo se explica que el vehículo ya había pasado las aduanas de El Salvador y Honduras y no detectaron nada? Esa respuesta no la tengo yo. El legislador luego de defenderse de las acusaciones sobre el mal uso del vehículo propiedad de la Asamblea Legislativa, propiedad en todo caso del Estado, ha reconocido su error. El diputado pidió perdón por eso. Y este es un hecho insignificante, pero de trascendencia política gigante, porque su partido reclama austeridad, y el vehículo oficial era usado para pasear.

Veamos. En lo que yo he tenido conocimiento del funcionamiento de usos de los recursos del Estado, los gobiernos de antes despilfarraban los dineros del Estado. ¿Cómo? Todo mundo de nuestros amigos periodistas salvadoreños sabe que habían fiestas pomposas, con gastos en alcohol incluido. Fiesta para los periodistas aquí, fiesta para los periodistas acá, fiesta para los periodistas allá, etc., celebrando el día del periodista en hoteles, en las instituciones, pero pagando las recepciones. Y conocí muchos casos porque en mis años de joven periodista íbamos con los amigos de fiesta en fiesta, había hasta cinco o diez recepciones en un día. Comida y bebida. Tienen derecho los periodistas a que les celebren. Sí tienen derecho. Es necesario que les celebren a los periodistas todas las instituciones del Estado. No, esos fondos mejor deberían ser destinados a personas pobres. Ojo y no quiero decir que ahora ocurre lo mismo que antes con esas celebraciones profusas. Es probable que ahora las instituciones tengan menos recepciones para los periodistas. Y aquí me he limitado para hablar de recepciones para periodistas, pero se imaginan la cantidad de recepciones que debían haber con distinto motivo, hacia diferentes sectores, en todo el año.

Veamos, yo recuerdo que las recepciones a las que nos invitaban las instituciones en los tiempos de Duarte (yo pude apreciar un poco del gobierno de Duarte en sus años finales), en los tiempos de Cristiani, eran –cómo decirlo- generosas. Las canastas navideñas que les daban a los invitados eran grandes y en los tiempos navideños la entrega de canastas navideñas era profusa, para el fulanito, para doña fulanita, etc. etc, de diferente sectores. Después con el pasar de los años, las canastas que regalaban se fueron haciendo pequeñas, y después –seguramente- les daban canastas navideñas a menos personas. Los recursos se iban agotando.  Y cierta cercanía de la prensa con las instituciones se iba perdiendo, y las canastas y recepciones eran menos. Eso era bueno.

Pero también conocí los casos de diputados de la Asamblea Legislativa que utilizaban vehículos y personal del Primer Órgano del Estado para usos personales. Y cualquiera podía decir a sus empleados legislativos, que los pagan con fondos del Estado, con fondos de las contribuciones de los impuestos de la gente: Llévame los niños al colegio, llévame a la criada al mercado, llévame a aquella al salón, andá a hacerme este mandado; hagan turnos para vigilarme la casa. Otros decían hoy no vas a estar en la Asamblea vas a estar a la orden en mi casa, el otro se va para la finca, el otro que vaya a la hacienda. Vaya cosas. Supongo que al llegar el FMLN a la Asamblea Legislativa renunciaron a todo ese tipo de situaciones que rondan la corrupción, porque ellos criticaban eso. Si no es así pues bueno, ellos sabrán. Si quieren disminuir el gasto vean cuánto gastan en combustible los diputados, y ahí hacer los recortes. Este es solo un pequeño apartado. Carros para los diputados ¿para qué? Si ellos ganan bien. Carros para los funcionarios de gobierno ¿para qué? Si ellos ganan bien. De la CSJ no opino nada porque desconozco, aunque debe haber algo por ahí.

Pero volviendo a la época actual de transparencia debo considerar que es buena. Aunque hay periodistas que hablan del tema de corrupción, pero olvidando el pasado y los millones. Eso no es correcto, aunque para ellos eso es lo correcto porque aunque quieran no pueden pasar más allá.

Ahora bien, si de verdad quieren combatir la corrupción, deberían escribir en la ley de partidos políticos: todos aquellos fondos del Estado que sean robados o peculados por un funcionario público, deben ser devueltos por el partido político a quien representan esos funcionarios. Desde luego que el señor acusado debe ser sentenciado a penas ejemplares de prisión, no de uno o dos años de cárcel, o casa por cárcel.

De lo que sí debemos estar claros todos, es que a pesar de que las elecciones legislativas y municipales tendrán lugar en 2018, en El Salvador, todos los días previos son escenario de disputa político electoral, algo normal dentro del sistema democrático y representativo que se vive en el país.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *