Julio Villagrán: “El precio del petróleo debería rondar entre los 50 y 60 dólares por barril”

By on 3 octubre, 2016

Julio Villagrán, analista salvadoreño sobre producción y precios del petróleo.

Julio Villagrán, analista salvadoreño sobre producción y precios del petróleo.

Julio Villagran, especialista salvadoreño en el tema de la producción y comportamiento e precios del petróleo, analiza la reducción de precios acordada por países de la OPEP, con los cual buscan mejorar los precios internacionales de este rubro para sus intereses.

¿Cuál es su consideración sobre la reducción de la producción de petróleo aprobada por la OPEP?

Sin duda hay una preocupación de los países productores de petróleo con respecto a los precios. Los últimos dos años han sido precios, inclusive, debajo de los 50 dólares. En el mundo el petróleo ha habido picos en el precio del petróleo, por ejemplo en el año 2008 contemplamos todos con asombro como creció, alcanzó casi los 150 dólares el barril. Luego se vino una debacle de precios en 2009 que ha durado hasta estos días. En 2015 tuvimos precios cercanos a los 25 dólares. Esto fue sin duda una muestra de lo volátil que representa el precio del petróleo en un mundo han marcado siempre por el consumo fuerte de petróleo que no termina. Inclusiva las fuentes, la energía alternativa no termina de cuajar en el mercado de los precios de la energía y esto siempre hace que el mundo recurra al petróleo como la principal fuente generadora de energía. Los países productores de petróleo han tenido precios altos, han tenido precios bajos, pero en los últimos dos años el precio ha estado cercano a los 25 dólares en 2015. En 2016 el precio  ha tenido un comportamiento poco más alto, comenzó cercano a los 30 dólares y hoy día ha llegado a una valoración de 45 y 48 dólares por barril. Esto es una franca recuperación pero igual los países productores continúan preocupados porque los precios no se elevan a un nivel que pudiéramos considerar a un nivel óptimo en el tema inflacionario del precio del petróleo.

Los países productores como Estados Unidos, Rusia, China, Venezuela, las empresas petroleras estatales han sufrido muchos precios bajos, tanto así que el año pasado y este año ha habido recortes de personal en la industria petrolera muy fuertes, sobre todo en los Estados Unidos.

¿Por qué los países aprueban una reducción en la producción en este momento?

Aprueban una reducción porque consideran que los precios les están generando pérdidas. Los países productores se sienten con pérdidas todavía en los precios. Estos precios no son precios que deberían estar a este nivel inflacionario del año 2016. Mi valoración en el tema de precios, por ejemplo, es que el precio debería estar entre 50 y 60 dólares el barril, pero está muy debajo de eso. Por eso es que se entiende que los países productores tienen todavía adentro de sus esquemas financieros pérdidas en el precio del petróleo. Es por eso que ellos tratan y se ponen de acuerdo y reducen la cuota de producción para lograr estimular el precio. El mundo también ha estado sobre ofertado de petróleo, es decir, el mundo ha vivido en los últimos años abundancia de petróleo y es por eso que el precio no ha tendido a subir, porque hay demasiado petróleo, y la demanda de petróleo tampoco ha crecido al ritmo que el mundo esperaba.

¿Aunque esa misma situación de los precios bajos favorece a las personas que son consumidores finales?

Por supuesto. Es que en este mercado hay productores y hay consumidores, y es un juego de balance de quién es el que pesa más. Sin duda los consumidores se han visto beneficiados en los últimos dos años, pero no los productores, y los dueños del petróleo son los que lo producen, y el juego del mercado es el que ha hecho que los precios no estén tan fortalecidos como en otros años.

¿Qué impacto podría tener esa reducción en los precios internacionales del petróleo?

Si es efectiva la reducción de producción, que aunque entiendo no es muy grande, puede rondar los 2 millones de barriles diarios de merma, va a tener un efecto de manera inmediata. El precio va a comenzar a elevarse, porque este mercado es así: es especulativo, es volátil. Se anuncia una reducción, inclusive en una reunión informal de los países productores de petróleo, y tan solo la noticia ya genera conmoción en los mercados. Ya hoy día estamos cotizando arriba de los 48 dólares el barril. El mercado es así, el mercado reacciona de esta manera cuando las políticas de la fijación del precio de la producción ya son manejadas por los productores.

¿A cuánto ha llegado lo más mínimo el precio por barril de petróleo?

Cercano a los 25 dólares el año pasado.

¿Y según usted cuál debería ser el precio por barril?

Como cualquier bien tiene un costo que se va inflando cada cierto período, tiene una tasa inflacionaria que es normal. El precio del petróleo desde mi punto de vista debería rondar entre los 50 y 60 dólares por barril, para ver un valor bastante natural del precio. Igual me puede preguntar cuál es el precio natural del galón de combustible en El Salvador y yo le podría decir que el precio natural debe ser los 3 dólares en promedio, y ha estado debajo de eso durante casi todo el año. Antes los periodistas me decían que habían buenas noticias porque el precio del petróleo se desplomaba, yo nunca lo he visto así, no he visto como una buena noticia que el precio se desplome tanto.

¿Por qué?

Porque el precio no es natural, no está en su nivel normal. Por lo tanto un desplome muy fuerte en el precio del petróleo va a generar un rebote peligroso. Mucha gente dijo el valor del petróleo puede llegar a costar 10 dólares, yo lo vi como una amenaza, porque eso no era un precio natural del petróleo. Yo dije: bueno, si llega a un nivel de 10 dólares, el rebote que tenga ese precio va a ser muy fuerte. Y muy fuerte quiere decir que yo dueño del petróleo, si siento que en un período estoy vendiendo a un precio demasiado bajo va generar demasiadas pérdidas en mi producción, por lo tanto esto va a provocar en una forma muy inmediata un rebote de precios que pueda ser muy fuerte que puede ser 100 dólares, porque ellos van a aprovechar una coyuntura y el precio va a llegar a 100. Cuando Hugo Chávez llega a ser presidente de Venezuela en 1999 decía: hagan una banda de precios. Y las sugirió a la OPEP establecer una banda de precios rondaba entre los 22 y 28 dólares el barril, porque dijo no es bueno que el precio esté demasiado bajo. Hasta ese momento la OPEP reacciona y dice: deberíamos manejar una banda de precios que se maneje en ese nivel. Porque, dijo no s bueno que el precio esté demasiado bajo. Y él (Chávez) que en su momento llegó a ser el secretario o el presidente de la OPEP dijo: el mundo debe caminar normalmente. Algo que costó 10 dólares en los años 80’s no puede ahora costar 10 dólares. Entonces creo yo que los ganadores en este momento han sido los consumidores. La energía mundial, y esto hay que tenerlo muy claro, todavía está basada en el petróleo, no es que las fuentes alternativas como energía solar, la energía eólica, la mareo motriz sean las que estén comandando el mercado energético, eso no es cierto. El mercado energético sigue siendo reinado por el petróleo.

¿Y qué fue lo que provocó esa caída de precios?

Lo que está pasando en el mercado es que hay una recomposición de los países productores también. Hay pleitos que a veces uno no logra entender, por ejemplo China, Rusia, los países africanos como Nigeria, los Estados Unidos, Canadá, Venezuela, Arabia Saudita, Iraq tienen producciones altas pero juegan mucho con quién oferta más el mercado, quién vende más petróleo al mercado. Entonces esa pelea que se da impide muchas veces que haya una producción equilibrada de petróleo. Estados Unidos dijo: dejo de producir petróleo normal y voy a implementar un sistema que le llaman fracking, una fracturación de las capas de la tierra para extraer petróleo de forma más fácil. El fracking es cuestionado porque utiliza muchos químicos para poder ir rompiendo las capas de la tierra, pero Estados Unidos dijo: esto me sale más barato, pero es más rápida la producción. Entonces dijo: voy a producir de esa manera. Esa cuota extra de producción inundó el mercado, sobre ofertó el mercado. Entonces un mercado demasiado ofertado provoca precios bajos. Un mercado reducido en su producción provoca precios altos. Yo pongo un ejemplo un poco tonto: cuando viene la época de los aguacates… uno un aguacate lo compra caro, pero cuando hay época de aguacates se abaratan. Igual asa con el petróleo y sus derivados, a menor oferta mayor precio. Entonces este equilibrio, que es un pleito entre grandes, un pleito entre monstruos productores de petróleo, a veces provoca alzas, a veces provoca bajas. La OPEP fue exitosa en los años 70’s y 80’s porque como la gente le llamó: era el cartel. El cartel quiere decir un grupo de personas o grupo de entidades poniéndose de acuerdo para producir y para establecer precios.

¿Había acuerdos entonces en la OPEP?

Claro que sí por eso se le llamaba el cartel, porque había acuerdo de cuánto iban a producir cada uno y el valor de esa producción. Eso funciona hasta hoy. Y los países no productores de petróleo eran la menor cantidad que estaba incidiendo en el precio del petróleo. Se perdió, esa parte la han perdido y perdieron el control de la producción. Ahora vuelven los productores y dice: pongámonos de acuerdo, hagamos una producción más restringida, solamente así van a provocar un precio alto.

Venezuela dice que el presidente Nicolás Maduro ha influenciado para que se de esta reducción. ¿Qué opinión tiene de esto?

Venezuela siempre ha sido propulsor de una producción equilibrada, porque tampoco a nadie le conviene dejar de producir, producir equilibradamente para ir elevando el precio. Ese es el único objetivo que hay en el mercado en este momento. Si 10 personas se ponen de acuerdo y dicen: bajemos la producción para que le precio se eleve, en el único sentido. Aquí hay ganadores y perdedores. Creo que eventualmente, yo no me alegro porque sé y conozco este mercado, sé que estos precios novan a durar mucho tiempo.

¿Los precios bajos?

Los precios bajos no van a durar mucho tiempo. Estamos ya en un nivel cercano a los 50 dólares por barril. Mi valoración técnica del mercado -no es mi deseo- es que el precio debe estar entre 50 y 60 dólares por barril.

¿Pero la gente, el consumidor quisiera que los precios se mantuvieran bajos porque les favorece económicamente?

Claro, pero los precios deben estar entre  50 y 60. Si es para arriba, si está el precio en 70 o 80 dólares tampoco es natural. Es demasiado. Lo vimos en el 2008, llega a 148 dólares el barril y qué pasó, que en septiembre empieza a descender con mucha fuerza a llegar a 30 dólares. El rebote es peligroso cuando los precios no son naturales.

Venezuela ha sido muy castigada con la baja de precios. ¿Cuál es su valoración?

Todos los países han sido muy castigados. Algunos tienen un colchón más grande que otros. Lo que pasa es que Venezuela su único rubro que el que sostiene su economía es el petróleo. Venezuela creo que estaría tranquilo con 60 o 70 dólares por barril, porque la base económica de Venezuela es el petróleo. Para los chinos el petróleo es una parte, para los rusos es una parte porque tienen otros rubros, como el gas natural por ejemplo. Los Estados Unidos y Canadá tienen otros recursos también.

¿Cuál será el impacto de esta reducción de producción de petróleo en El Salvador?

A nivel mundial va a haber un impacto si logran hacerlo. Si logran una importante reducción en la producción de petróleo los precios van a llegar a los nivel que ya he detallado, si ellos merman mucho más de lo que están diciendo, los precios pueden estar allá por los 70 dólares por barril allá en el final del año 2016. Pero si logran reducir solo lo que están diciendo puede que el precio llegue a los 55 dólares por barril, al galón de combustible aquí en el país va a costar $3.25…

¿Y cuánto cuesta ahorita el galón?

Casi los 3 dólares la súper, $2.80 la regular, y $2.40 el diésel más o menos en promedio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *