Clinton ha demostrado ser más política que Trump, pero ¿Será suficiente para ganar las elecciones?

By on 25 octubre, 2016
Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

OPINIONES, San Salvador, El Salvador 25 de octubre 2016: Después de observar el último debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump, me queda muy claro que hay una superioridad política de parte de la candidata del Partido Demócrata sobre el aspirante por el Partido Republicano.

Considero que todos esos años sirviendo como Secretaria de Estado de los Estados Unidos le ha permitido a Clinton ampliar su capacidad de debate y sus salidas en el cuadrilátero político, cuando Trump ha tratado de acorralarle.

Tal como lo vieron muchos, según las evaluaciones de las transmisiones  televisivas en vivo, Hillary Clinton ganó el tercer y último debate, y al parecer en los otros había ocurrido lo mismo. Pero el ganar un debate no significa que va a ganar las elecciones fácilmente, el día “D” es otra cosa.

Hillary Clinton tiene mayor aceptación, primero por ser mujer dialogante, fiel seguidora de la política del Partido Democrática y dispuesta a aplicar las proyecciones de este instituto político. Está en el camino correcto.

Por su lado Donald Trump, ha explotado desde un inicio con propuestas chocarreras contra los migrantes y contra los musulmanes que le han llevado a estar en los primeros lugares de su partido y a obtener su candidatura presidencial. Ha dado mucho de qué hablar con sus posiciones poco respetuosas y confrontativas, las cuales lo ubican a un paso de la guillotina política, es decir, a un paso de su propia pérdida electoral. Y cualquiera podría pensar: este hombre ya está derrotado. Pues no deben creerlo así, porque hay mucha gente en Estados Unidos que seguramente estará de acuerdo con las políticas contra los migrantes, que no desean más migrantes, y que la construcción de muro en la frontera con México, para ellos representa una gran oportunidad para no seguir permitiendo la llegada de más personas ilegales.

Desde el principio Trump levantó polvo cuando afirmó: “Cuando México nos envía a sus gentes no nos envían a los mejores, mandan a gente que tiene muchos problemas, y traen sus problemas a nosotros”.

“Están trayendo drogas, crimen, violaciones, y asumo que algunos son buenas personas, pero he hablado con guardias fronterizos y ellos nos dicen lo que creemos y todo tiene sentido”, agregó.

Y el candidato republicano tiene planes, en caso de salir ganador de expulsar a unos 11 millones de migrantes ilegales de su país, en un proceso que  calcula tardaría 2 años.

De hecho el candidato republicano no deberá esperar el apoyo de las comunidades latinas en sus aspiraciones, pero sí de millones de estadounidenses. Ha habido muchos puntos en los que los republicanos han tenido que quedarse atrás y sin apoyar a Trump por no estar de acuerdo. Incluso el candidato tuvo fuertes comentarios contra uno de los máximos líderes de su partido, Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes y tercero en orden de sucesión después del presidente y el vicepresidente, a quien ha considerado un líder “débil e ineficaz”.

También se dio el lujo de confrontar con el líder republicano John McCain, por considerar que “Él no es un héroe de guerra”. Esa afirmación levantó una polvareda en el partido republicano que ha costado disipar.

Con todo lo que ha pasado en la casa republicana considero que el senador Ted Cruz, pudo haber hecho un mejor papel como candidato.

Sin embargo, Trump le ganó el mandado y lleva como compañero a Mike Pence, afirmando que juntos son la fórmula electoral “de la ley y el orden”.

Hillary Clinton, por su lado debe presentarse este 8 de noviembre, en las elecciones, como la nueva fórmula ganadora del Partido Demócrata, acompañada por  Tim Kaine, Senador Por Virginia.

El Partido Demócrata ya ganó las elecciones del rescate económico de Estados Unidos, después de la gran crisis registrada en 2008, llevando como candidato a una persona de raza negra, Barack Obama.

Dicho instituto político ahora se propone dar un nuevo golpe: subir a una mujer a la presidencia de la república, por primera vez en la historia de los Estados Unidos.

¿Quién ganará? No me atrevo a dar un pronóstico. Las últimas elecciones han sido muy reñidas, y la silla presidencial norteamericana está para cualquiera de los dos aspirantes.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *