EE.UU. Y LA DERECHA PONEN EN PRÁCTICA UNA NUEVA FORMA DE GUERRA ECONÓMICA CONTRA VENEZUELA

By on 9 diciembre, 2016
Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

Opinión, San Salvador 9-12-2016

  1. EL VICEPRESIDENTE VENEZOLANO, ARISTÓBULO ISTÚRIZ, denunció el 6 de diciembre que la derecha contrarrevolucionaria y el imperialismo de Estados Unidos, han puesto en práctica una nueva modalidad de ataque a la economía del país, tratando de desestabilizar al Gobierno legitimo del Presidente Nicolás Maduro. La nueva modalidad de guerra económica contrarrevolucionaria, consiste en caotizar los sistemas de pago electrónicos que provocan enormes fallos en los sistemas generales de los puntos de venta y servicios de pagos cibernéticos en el país, según voceros ejecutivos fueron iniciados y dirigidos desde Corea del Sur, Holanda y Estados Unidos. Para esto ocupan los yanquis la globalización o sea colonialismo cibernético.
  2. UN GRUPO DE PERSONAS FUE CAPTURADO EN FLAGRANCIA, en Venezuela, informó el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, SEBIN, a través de su vocero Gustavo González López. El delito está calificado en las leyes venezolanas como traición económica a la patria, y por ello deberán responder las siguientes personas: 1) Clarión Suarez, especialista en almacenamiento de redes de CREDICARD, acusado de manipulación de la plataforma de medios de pago. 2) José María Montañés, Vicepresidente de infraestructura de CREDICARD, acusado de manipulación de la plataforma de medios de pago. 3) Roberto Smith, dirigente de la junta directiva de CREDICARD, y dirigente del violento partido, Voluntad Popular de Leopoldo López, ahora condenado por homicidios de 43 personas. 4) Henry Madden Schumacher, Vicepresidente de control y riesgos de CREDICARD, se le acusa de caotizar la plataforma de medios de pago. 5) Geraldine Abreu Cumorin, Vicepresidenta ejecutiva de operaciones de CREDICARD, se le acusa de manipular la plataforma o redes de medios de pago. 6) Víctor Gago Couty, Presidente ejecutivo del consorcio CREDICARD, acusado de alterar la plataforma de medios de pago. 7) Arturo Ganteaume, ya había sido detenido en el 2005, siendo Presidente de la junta directiva de CREDICARD. Los anteriores son algunos de los primeros detenidos de la amplia red delincuencial que operaba las plataformas cibernéticas con asesoría de especialistas de Estados Unidos.
  3. CREDICARD ES PROPIETARIA DEL 66% de dos grandes bancos venezolanos, el Banco Occidental de Descuento BOD, y BANCARIBE, éste es asociado del banco canadiense SCOTIABANK.
  4. EL CONSORCIO CREDICARD es propietario de 21 bancos afiliados e integran el 70% del sistema de bancos privados de Venezuela. Este consorcio es el representante oficial de las franquicias de tarjetas crédito y débito de MASTERCARD y VISA, que son los principales medios de pago para las transacciones comerciales en Venezuela.
  5. LAS NUEVAS MODALIDADES DE ATAQUES POLITICOS de Estados Unidos a quienes considera sus enemigos, son sumamente peligrosas contra los sistemas financieros ya que manejan los controles de manera centralizada y los operan desde lugares insospechados, como el presente caso. El comentado golpe financiero de CREDICARD, afectó de manera directa a muchos pagos del propio Gobierno Venezolano, y a millares de clientes de varias nacionalidades, entre los que había más, de nacionalidades siria y rusa. Ellos fueron blanco de ataques de guerra cibernética imperialista dirigida contra la economía venezolana, por el solo hecho de que Estados Unidos es agresor de Siria, y Rusia por estar derrotando a los grupos terroristas organizados por Estados Unidos contra Siria. Investigadores especializados en establecer delitos de las plataformas cibernéticas o redes, estiman que sólo sistemas de investigación sofisticados, modernos y bien organizados, como el venezolano, tiene capacidad de descubrir las nuevas modalidades de espionaje estadounidense, en estas aéreas tecnológicas.
  6. OTRA FORMA DE GUERRA ECONÓMICA utilizada por la derecha contra el Gobierno Venezolano, es el ataque a su moneda nacional, el Bolívar: “¿Cómo se hace para inflar artificialmente un dólar ilegal de esa manera? El sistema es el siguiente: el Banco de la República de Colombia permite que existan dos cambios de peso/bolívar en el país, el que dicta el ente como tal, y el que marcan las casas de cambio en la frontera. En otras palabras, desde la frontera establecen el precio de la moneda venezolana en Colombia. Ese es el origen del asunto, el nudo número uno, desde donde se le da ficción comercial sobre la cual se calcula el dólar ilegal. El segundo paso es: en base a la tasación de esas casas de frontera, una página web -Dólar Today- calcula cuál es el precio del Bolívar respecto al dólar. Es decir que la cotización no depende de la oferta y demanda de dólares en Venezuela, sino de una fijación arbitraria, organizada dentro del plan de desestabilización internacional. ¿Quién está detrás de las casas de cambio y la página? En el primer caso, mafias vinculadas al expresidente de Colombia Álvaro Uribe, sus antiguos paramilitares reconvertidos en contrabandistas de alimentos, gasolina, medicamentos, y tenedores de las casas, y en el segundo caso, la operación es controlada desde los Estados Unidos por venezolanos golpistas y redes imperialistas. El precio que marca Dólar Today es el que es utilizado por los comerciantes venezolanos, y eso, también es un engaño. Porque el mercado del dólar ilegal paralelo solo representa el 10% de las divisas circulante, los demás dólares son aportados por el Estado -centralmente del petróleo- y en su mayoría, el 90% a 10 bolívares por cada dólar. Es falso que los importadores tengan que comprar los dólares en el mercado paralelo -a 4.500 bolívares- para traer las mercancías e insumos para producir lo poco que producen. Es verdad en cambio que el negocio es comprar dólares del Estado a 10 bolívares, sobrefacturar desde el origen, e introducir en el mercado a dólar ilegal, obligar a los pequeños y medianos empresarios a seguir el ritmo, generar un aumento de precios en casi todos los rubros. Un negocio que da resultados dando en moneda nacional como extranjera”. (Marco Teruggi, Telesur). En parte, el Gobierno Bolivariano está derrotando a esa modalidad a través de los CLAPS, o sea Comité Locales de Abastecimiento y Producción, que capta los productos y los distribuye directamente.
  7. AL RESPECTO EL MOVIMIENTO ELECTORAL POPULAR, MEP reitera al Gobierno Bolivariano la necesidad de que nacionalice la banca privada que opera en Venezuela, para que sus enormes ganancias beneficien el desarrollo del país al invertirlas de manera local, y eviten las formas de conspiración contra la economía bolivariana. Al mismo tiempo el MEP urge que nuevamente sea cerrada la extensa frontera colombo-venezolana, para quitarle esos espacios a los delincuentes.

Visite mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *